Economía

Otro tajo al crédito hipotecario: la banca prevé conceder 6.200 M. menos en 2013

El sector reconoce, en unos datos suministrados al Banco de España, que la concesión de hipotecas caerá un 33% hasta diciembre frente a las pírricas cifras del primer trimestre. El descenso frente a 2012 llegará al 58%, apenas se concederán 12.600 M.

Otro tajo al crédito hipotecario: la banca prevé conceder 6.200 M. menos en 2013
Otro tajo al crédito hipotecario: la banca prevé conceder 6.200 M. menos en 2013

La banca no pone fin a la pendiente. Incluso se acrecenta en este 2013. Un total de 10 entidades, prácticamente la totalidad del actual sistema financiero, prevén un nuevo recorte en la concesión de préstamos hipotecarios hasta diciembre. Según datos suministrados por los bancos en la encuesta sobre préstamos del Banco de España, el sector calcula una caída del 33% adicional a las pírricas cifras registradas en el primer trimestre. La proyección calcula un descenso de 6.225 millones para todo el año en función del capital concedido en hipotecas en marzo, cifrado por el Instituto Nacional de Estadística en apenas 1.572 millones (16.270 nuevas hipotecas).

Así, el sector estima que en todo este año se concedan en préstamos hipotecarios en el entorno de 12.600 millones, un 56% menos que en 2012, cuando los bancos concedieron 29.800 millones en hipotecas. Una de las causas de esta menor concesión de créditos se explica en el aumento de los condiciones para aprobar una hipoteca. Un 22% de los bancos ha endurecido los criterios para la concesión de un préstamo hipotecario, según refleja la estadística del Banco de España. Además, también se ha encarecido la financiación para la compra de una vivienda. El tipo de interés medio para los préstamos hipotecarios sobre viviendas fue del 4,49%, frente al 4,33% de un año antes. Según el INE, el tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios de las cajas de ahorro fue del 4,68% y el plazo medio de 20 años. En cuanto a los bancos, el tipo medio fue del 4,64% y el plazo medio de 21 años.

Una vida laboral estable, con una antigüedad mínima de dos años, concesión de un máximo del 80% sobre el valor de tasación, mayor aumento en las garantías (avalistas con capacidad de liquidez para afrontar un impago de hasta doce meses), ausencia de otro tipo de cargas crediticias e incluso la obligatoriedad de contar con un colchón de capital en algún instrumento de ahorro son algunas de las condiciones que exigen algunos bancos para enviar a sus departamentos de riesgos el estudio sobre un cliente.

El endurecimiento de condiciones también tiene una vertiente comercial. Los bancos exigen a los peticionarios una vinculación mayor con la entidad. No sólo se exige la domiciliación de nómina, recibos o la contratación de seguros de hogar y de vida. En muchas entidades también se obliga al peticionario de la hipoteca a suscribir toda una panoplia de productos: seguros para cubrir situaciones de desempleo, planes de pensiones con aportaciones mínimas desde 2.000 euros anuales, tarjetas de crédito en las que se debe hacer un gasto mínimo anual desde 3.000 euros o mantener un saldo mínimo mensual en la cuenta corriente.

Un 22% de los bancos han endurecido los criterios para la concesión de un préstamo hipotecario en lo que llevamos de año

Pese a que la banca sí obligaba a contratar algunos de estos en el pasado, la mayor vinculación comercial suponía un descenso desde el diferencial inicial que se ofrecía a los clientes. Ahora, sin embargo, la suscripción de este paquete de productos no resta ninguna décima en los altos diferenciales que ofertan las entidades.

Estas crecientes restricciones que imponen los bancos se traducen en un comportamiento más conservador de las familias a la hora de reflexionar sobre la compra de una vivienda. Hasta abril, los bancos constatan que se ha reducido la demanda de préstamos hipotecarios en un 56% frente al mismo período del año anterior.

La encuesta sobre préstamos del Banco de España explica en seis factores la severa reducción de la demanda: perspectivas relativas al mercado de la vivienda (caída del 33%), confianza de los consumidores (-33%), gasto de consumo no relacionado con adquisición de vivienda (-22%), ahorro de las familias (-22%), préstamos de otras entidades (-11%) y otras fuentes de financiación (-11%). A estas razones, indudablemente, pese a que la encuesta no lo expone, hay que añadir la alta tasa de paro, la complicada situación macro de la economía española, además de la eliminación de las ventajas fiscales por adquisición de vivienda desde el pasado 1 de enero.

El documento del supervisor, a raíz de los datos de los bancos, sólo prevé una ligera relajación en los criterios aplicados en los créditos de las empresas no financieras, en operaciones de corto plazo y con independencia de su tamaño, pero no en cuanto a los créditos hipotecarios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba