Economía

Orden de Linde a la banca: incrementar capital ante el temor de un enfriamiento de la recuperación económica

La reciente ampliación de capital de Liberbank no será la última operación para reforzar la solvencia del sector financiero antes del verano. El supervisor insiste a las entidades que aprovechen la buena percepción de los mercados para mejorar capital. China y los datos de Eurostat apuntan a un frenazo de la recuperación a nivel global.

Luis Linde, gobernador del Banco de España.
Luis Linde, gobernador del Banco de España. EFE

La petición no es nueva. Pero sí ha ganado en intensidad en las últimas semanas. Luis Linde ha solicitado a las entidades españolas que aprovechen la buena percepción actual que tienen los mercados de la economía española para realizar en el corto plazo nuevas emisiones o ampliaciones de capital que incrementen su solvencia. Un ejercicio que obedece no sólo a las exigencias de los próximos test de estrés sino a la creciente necesidad de solvencia que se exige desde Europa. La orden que ha trasladado Linde se fundamenta en el temor que existe en el Gobierno ante un posible enfriamiento de la recuperación a nivel europeo en el segundo semestre del año, confirman fuentes financieras.

Esta preocupación, según explican desde el sector, también ha influido en la decisión del Gobierno de acelerar la colocación de Catalunya Caixa, cuya solución lleva en punto muerto desde el pasado ejercicio. Un proceso por el que se mostró muy interesado Isidro Fainé, presidente de La Caixa, quien este pasado viernes no sólo confirmó que pujaría por CX sino que realizarían “la mejor oferta”. Ya en septiembre pasado, cuando el FROB sondeó a los bancos sobre su interés por Catalunya Caixa, Fainé trasladó que estaría dispuesto a comprar por la mitad de ayudas (2.500 millones) de las que solicitaban Santander y Popular.

Este posible estancamiento de la recuperación económica a nivel global se maneja en algún servicio de estudios de la banca. Un temor que confirman los últimos datos de Eurostat (15 de mayo), la agencia de estadísticas de la Unión Europea. La actividad en las 18 economías que conforman la zona euro se expandió a una tasa interanual de 0,8% en el primer trimestre, pero si se excluye Alemania, que creció un saludable 3,3%, la región registró una leve contracción.

El mayor temor en Europa, donde el BCE ha reiterado que tomará cualquier medida necesaria para evitar que la zona euro caiga en un período prolongado de estancamiento, y Estados Unidos se centra en los signos de debilidad de la economía china. “Esperemos que China tome cartas en el asunto para reactivar su economía y estabilizar el sistema financiero en caso de que la actividad siga perdiendo fuerza o la caída de ventas del mercado inmobiliario, que ha vivido en los últimos años, empiece a perjudicar a los bancos”, razonan desde una entidad española.

La orden de Linde a los bancos sobre la necesidad de aumentar capital no sólo se transmite en cada encuentro privado, ya sea individual o sectorial, de las entidades con el supervisor, según confirman fuentes financieras. También en cada aparición pública del gobernador y subgobernador Fernando Restoy, desde principios de este ejercicio.

Más solvencia, una petición constante

En enero, Restoy exigía, durante su intervención en un desayuno informativo, que “con independencia de los resultados del ejercicio, las entidades deberán continuar empleándose con carácter prioritario en la implementación de medidas de preservación de capital, mejora de eficiencia y mantenimiento de rigor en la contabilización y seguimiento de la calidad de los activos”.

Un mes más tarde, la recomendación provenía desde el Fondo Monetario Internacional (FMI). En su quinto y último informe de seguimiento de la reforma del sector financiero español, la institución liderada por Christine Lagarde enfatizaba en la necesidad de que las entidades financieras sigan reforzando su capital una vez superado con éxito el rescate. Para ello, sugería nuevas ampliaciones de capital.

En abril, Restoy volvió a pedir a la banca española que continúe reforzando sus recursos propios de cara a los próximos trimestres. Durante su intervención en el XXI Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte y ABC, Restoy manifestó que las entidades deberían aprovechar “cualquier oportunidad” para reforzarse en capital.

La primera fase de la ampliación de capital de Liberbank, certificada la pasada semana, que se completará en próximas semanas con otra ampliación por un importe aproximado dentre 500 a 575 millones, no será la última operación que ejecutarán las entidades españolas antes del verano para mejorar su solvencia. “Habrá nuevas emisiones de híbridos y, probablemente, otra ampliación de capital”, reconocen desde el sector. A mediados de diciembre, Popular captó 450 millones con la entrada de inversores mexicanos. En cuanto a las emisiones de deuda, desde que BMN abrió el grifo, a principios de enero, todo el sector ha logrado seguir reforzando su solvencia en el mercado con emisiones de productos híbridos convertibles o cédulas hipotecarias. A estas medidas, se une la limitación del pago de dividendos impuesta por el Banco de España.

Las medidas de reforzamiento de solvencia tomadas por el sector en 2013 sitúan la ratio de capital principal, medida bajo los criterios de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), en el 11,5% promedio, con un avance de 2,3 puntos frente al año anterior.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba