Economía

El Banco de España, más optimista que el Gobierno: prevé que la economía crezca un 1,2% en 2014

Después de que Luis de Guindos dijera en enero que la economía española crecería cerca del 1%, ahora la institución presidida por Luis María Linde supera esta proyección y prevé un crecimiento de un 1,2% este año y de un 1,7% en 2015. Una cifra que coincide con la que ofreció Funcas hace unas semanas.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde EFE

El Banco de España prevé que la economía española crezca un 1,2% en 2014, gracias a la primera tasa positiva de la demanda interna (0,3%) desde que comenzó la crisis, una tendencia que se acelerará en 2015, cuando el PIB avanzará un 1,7%, informa Efe. Así, se espera que en este ejercicio y el próximo se consolide la tendencia observada en el segundo trimestre de 2013 hacia un mayor peso de la demanda nacional a expensas de la demanda exterior.

El Boletín Económico de la entidad supervisora correspondiente al mes de marzo se muestra más optimista que el Gobierno, que espera un avance del PIB del 0,7% en 2014 y del 1,2% en 2015, aunque estas cifras serán previsiblemente corregidas al alza a finales de este mes hasta 1 y 1,5%. Al contrario que con el Gobierno, la cifra sí coincide con la ofrecida hace unas semanas por Funcas. 

Tras la incipiente recuperación de la actividad que se ha observado desde la segunda mitad de 2013 el Banco de España espera que el avance de la economía española prosiga a lo largo de este ejercicio. La mejora del entorno macroeconómico se asienta en varios factores, añade el Banco, entre los que destaca la disminución de la incertidumbre, la mejora de la evolución del empleo y el alivio gradual de las condiciones financieras.

 El Banco de España estima que el PIB crecerá un 1,2% este año y un 1,7% en 2015

En concreto para 2014 se espera un avance de la demanda interna del 0,3%, por primera vez desde 2007, en tanto que la demanda exterior neta ascendería a 0,8%. Una tendencia que continuaría en 2015 con una aceleración de la demanda nacional hasta una tasa del 1% y una disminución adicional de una décima de la contribución del saldo neto exterior.

Además se prevé que el consumo crezca en 2014 y 2015 tras los descensos de los tres ejercicios precedentes gracias al moderado aumento de la renta disponible, la mejora del empleo y un menor ajuste fiscal. Continuará la caída de la inversión residencial, pero con retrocesos cada vez menores (5% en 2014 y caída, pero cercana a la estabilización, en 2015).

En cuanto a los riesgos previstos, se habla de la posibilidad de que los mercados exteriores evolucionen de manera más desfavorable que la proyectada. En el ámbito interno alertan de un menor crecimiento si el proceso de consolidación fiscal se intensifica en 2015 con el objetivo de cumplir los objetivos presupuestarios.

También prevé que baje el paro

La institución presidida por Linde prevé también que en los próximos dos años se intensificará la "incipiente disminución de la tasa de paro", descendiendo aproximadamente un punto porcentual al año, para cerrar en el 25% en 2014 y en el 23,8% en 2015.

La entidad también vaticina una prolongación de la moderación salarial y una caída de los costes laborales unitarios del 0,7% en 2014 y del 0,9% en 2015. La entidad supervisora explica que la tasa de paro disminuirá por una mejor evolución de la población activa con condiciones más positivas en el mercado de trabajo y porque el número de individuos en edad de trabajar se reducirá, a un ritmo anual del 0,5%.

El empleo público continuará disminuyendo en 2014 y 2015, aunque a un ritmo menor

En la caída de la tasa de paro también influirá el aumento de la ocupación, indica el Banco de España, que prevé que el empleo en el conjunto de la economía aumente el 0,4% en 2014 y el 0,9% en 2015, lo que generaría un incremento de la productividad del 0,8% en ambos años.

Se trata de un crecimiento a tasas "modestas" aunque "elevadas en relación con el crecimiento previsto del PIB", algo atribuible a la "prolongación del proceso de moderación salarial" y al "mayor grado de flexibilidad" en cuanto a la organización interna que permite el actual marco jurídico del mercado laboral. No obstante, prevé que el empleo público continuará disminuyendo en 2014 y 2015, aunque a un ritmo menor.

En el sector privado se prolongará la moderación salarial en los próximos dos años, aunque el aumento de las bases máximas de cotización a la Seguridad Social y la inclusión de los salarios en especie en la base de cotización supondrá "una contribución positiva". Como resultado de ello las remuneraciones se mantendrán estables en 2014, si bien de cara a 2015 habrá un "comportamiento ligeramente más expansivo" por la previsible mejora de la actividad.

Sin embargo, la eventual mejora salarial en 2015 no supondría un incremento de los costes laborales por el impacto de la rebaja de las cotizaciones a los contratos indefinidos, "que se dejará sentir con mayor intensidad ese año". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba