Economía

El Banco de España alarga un año más la limitación del reparto de dividendos

Vuelve a recomendar a los bancos que sigan aplicando durante este año criterios "restrictivos" y que, en todo caso, los dividendos en efectivo que se realicen con cargo al resultado de 2014 no excedan del 25 % del beneficio consolidado atribuido.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde EFE

El Banco de España mantiene su recomendación sobre política de distribución de dividendos de la banca, y ha insistido en limitar este año el pago a los accionistas y no distribuir en efectivo más de un 25 % de sus resultados.

En un comunicado publicado este viernes, el Banco de España ha explicado que al cierre del mercado, ha remitido una carta a las asociaciones de los bancos, AEB, y de las cajas, CECA, en relación con la política de dividendos de las entidades de crédito con cargo a los resultados del ejercicio 2014. Dicha recomendación renueva la formulada en junio del año pasado con relación a la política de dividendos para el ejercicio de 2013, informa Efe.

Así, de nuevo, el Banco de España vuelve a recomendar a los bancos que sigan aplicando durante este año criterios "restrictivos" en el reparto de resultados y que, en todo caso, los dividendos en efectivo que se realicen con cargo al resultado de 2014 no excedan del 25% del beneficio consolidado atribuido.

Dicho límite podría, "en casos excepcionales", ser superado siempre que la entidad pudiera acreditar unas perspectivas de márgenes particularmente favorables y un nivel de la ratio de capital de nivel 1 ordinario (CET1) superior, el 1 de enero de 2014, al 11,5%.

Esto es, 3,5 puntos porcentuales por encima del nivel de CET1 establecido como referencia para la evaluación global del sistema bancario europeo que llevará a cabo el Banco Central Europeo (BCE) durante 2014.

En relación con los dividendos satisfechos mediante entrega de acciones, el Banco de España recomienda que las entidades hagan "un esfuerzo adicional" para moderar este tipo de retribución.

De esta manera, los dividendos totales deben tender hacia "niveles sostenibles" a medio plazo, de modo que resulte posible satisfacerlos íntegramente en efectivo en el futuro, sin que ello perjudique una adecuada constitución de reservas.

El Banco de España ha explicado en su nota que desde la recomendación de limitación de dividendos en junio de 2013, la situación de solvencia del sistema bancario español ha experimentado "una sensible mejoría en un contexto económico y financiero más favorable".

Pese a ello, ha recordado que en enero de 2014, entró en vigor la nueva normativa europea de solvencia, que introduce reglas más exigentes para el control de la solvencia de los bancos.

A su vez, el BCE va a proceder, durante 2014, a la evaluación global de las entidades de crédito de los Estados miembros participantes en el Mecanismo Único de Supervisión.

Así, en este marco, "el Banco de España considera conveniente que las entidades perseveren en la aplicación de políticas rigurosas de preservación del capital y de reforzamiento de los niveles de solvencia", ha concluido. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba