Economía

Popular se lanza a por las oficinas de Catalunya Caixa antes de pujar por toda la entidad

El banco presidido por Ángel Ron ha presentado una oferta vinculante al FROB para comprar una parte de las sucursales no catalana de la entidad nacionalizada. EVO y dos fondos también pujan por esta red. La operación con Citi se cerrará en junio.

Ángel Ron, presidente de Banco Popular.
Ángel Ron, presidente de Banco Popular.

Popular quiere aprovechar los últimos coletazos de la reestructuración financiera para completar su negocio y su red. Inmerso en plena negociación de los últimos flecos de la adquisición del negocio minorista y de tarjetas de Citi en España, la entidad presidida por Ángel Ron también ha presentado una oferta vinculante por parte de la red no catalana de Catalunya Caixa. Además, Popular también está interesado en la salida de Barclays del mercado español, como adelantó este medio. En especial, por su segmento de banca privada.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha recibido a lo largo de esta semana cuatro ofertas vinculantes por la red de expansión (no catalana) de Catalunya Caixa, según confirman fuentes del sector. Popular, EVO, la antigua filial de Novagalicia que busca expandirse por el territorio, y dos fondos son las cuatro firmas que se han interesado por la operación. Las ofertas están ahora en fase de estudio por el fondo de rescate. La resolución de la subasta podría producirse entre dos y tres semanas, según confirman estas mismas fuentes.

Pese a que la actual red de expansión de Catalunya Caixa consta de 190 oficinas, el FROB apenas ha puesto en venta el 50% de esta red. Popular no pujaría por todas ellas, sino por el entorno de las 60 oficinas. Según confirmó el propio Ron, este miércoles, en su intervención en el foro ABC-Deloitte, Popular quiere incrementar su presencia con 100 oficinas gracias a las operaciones de Citi y Catalunya Caixa, lo que supondría un crecimiento del 5% de su actual red en España de 2.000 sucursales . Del primero, heredará un total de 45 oficinas. La intención de la entidad es fusionar aquellas sucursales de Popular y Citi que se solapen. Esto implicará que se reducirá un tercio de las plantillas de las oficinas fusionadas.

"Estamos poniendo encima de la mesa la capacidad del banco de integrar oficinas en zonas donde queremos crecer", asegura Ron. La posible adjudicación de las oficinas no acabará con el interés del Popular por el resto de Catalunya Caixa, operación que también estudiará. El banco presidido por Ron ya se interesó por la entidad catalana en la primera subasta. Entonces, Popular planteaba en la operación la entrada de su socio Credit Mutuel, con quien comparte en España el negocio de Targobank.

Algunas fuentes reconocen que el FROB estaría dispuesto a realizar una subasta selectiva de los activos de la entidad, para evitar o minimizar la concesión de ayudas públicas al comprador. Esta subasta a la carta se produciría tras la venta de la cartera hipotecaria de la firma catalana con un volumen de unos 7.000 millones de euros y de su red en expansión.

Por otra parte, la operación entre Popular y Citibank podría cerrarse en la primera quincena de junio. En este acuerdo, además de las tarjetas, Popular adquiriría de Citibank sus 45 oficinas, la banca comercial de empresas, así como los pasivos laborales al completo. Por su lado, Citi se quedaría en España con la banca de inversión y corporativa, la banca privada para altos patrimonios, el mercado de capitales y la banca transaccional.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba