Economía

Popular prepara otro ajuste: prejubila a 150 trabajadores de servicios centrales en un mes

El banco presidido por Ángel Ron comunicó esta misma semana la medida a los sindicatos. La entidad pretende tener cerrado el proceso en sus servicios centrales antes de que finalice este mismo ejercicio. Afectará a los mayores de 59 años.

Ángel Ron (izda.) y Francisco González, presidente y consejero delegado respectivamente de Banco Popular.
Ángel Ron (izda.) y Francisco González, presidente y consejero delegado respectivamente de Banco Popular. Banco Popular

Reducción del coste del pasivo y nueva rebaja en la línea de gastos de explotación. En definitiva, personal y sucursales. Estos dos parámetros, junto a la rebaja de las provisiones, sostendrán la cuenta de resultados del sector financiero español en los próximos trimestres. La reducción de capacidad de la banca, sin embargo, se extenderá en el corto plazo a los servicios centrales de las entidades. BBVA lleva unos meses en este proceso a través del Proyecto Níquel. Ahora, Popular ha decidido seguir este camino. Santander también tiene previsto explorar este camino en 2015. La entidad presidida por Ángel Ron prepara un plan para adelgazar sus servicios centrales y red en el entorno de 300-350 trabajadores a lo largo de los dos próximos ejercicios, según confirman fuentes sindicales a Vozpópuli.

El Popular ha decidido abrir un nuevo proceso de prejubilaciones para acometer esta reducción de plantilla. Así se lo ha comunicado la entidad a la representación sindical en un encuentro mantenido esta misma semana. El banco pretende tener cerrado este proceso en sus servicios centrales antes de que finalice este mismo ejercicio. Los trabajadores deben de tener cumplidos los 59 años en este 2014 para poder acogerse a esta vía. La plantilla afectada asciende a 250 empleados. Sin embargo, fuentes próximas a la entidad reconocen que ese número quedará reducido al entorno de los 150 trabajadores, puesto que el banco negociará individualmente con cada empleado. Actualmente, los cuatro servicios centrales del Popular cuentan con un número de 2.000 trabajadores.

El ajuste en la red será más lento. Se desarrollará a lo largo del próximo ejercicio. Al igual que sucede en los servicios centrales, los trabajadores que se acojan a esta medida deben de tener cumplidos los 59 años. En este caso, la población afectada asciende al entorno de 300 empleados, aunque la cifra también se verá reducida puesto que también se negociará individualmente con todos los afectados. El proceso no significará el cierre de ninguna sucursal, según ha transmitido la entidad a los sindicatos. A cierre del tercer trimestre, el grupo Banco Popular cuenta con una red de 2.154 oficinas y 15.520 trabajadores.

El banco, sin embargo, no ha concretado el ahorro que pretende con esta medida. Las diferentes operaciones corporativas han incrementado los costes del grupo, trimestre tras trimestre, desde hace un año. A 30 de septiembre pasado, el Popular tuvo unos costes de 1.417 millones frente a los 1.265 millones registrados en el mismo período del año anterior. Los gastos de personal, 710 millones, acaparan el mayor volumen de esta partida. Otros 596 millones se destinaron a cubrir gastos generales y otros 112 millones a amortizaciones.

El ajuste en la red se realizará a lo largo del próximo ejercicio y no implicará el cierre de ninguna sucursal

La entidad presidida por Ron no efectuaba un proceso de prejubilaciones desde la fusión con el Pastor en 2011. Meses después de anunciarse la operación, el nuevo grupo realizó un plan de prejubilaciones que afectó a 474 trabajadores, la mayor parte de ellos integrantes de la plantilla del banco gallego. Al igual que entonces, el banco negociará individualmente con cada trabajar las condiciones de su prejubilación. Fuentes sindicales prevén la entidad mantenga las características de las prejubilaciones que, hasta la fecha, ha venido ofreciendo la entidad en los últimos procesos.

Así, esperan que quienes acepten la oferta reciban un sueldo de prejubilación -hasta el momento de su jubilación anticipada, a los 63 años- de entre el 80 al 90% del salario de convenio, menos las cuotas de la Seguridad Social que corren a cargo del de trabajador. La entidad también viene abonando el importe del Convenio Especial con la Seguridad Social que deben suscribir para mantener sus cotizaciones hasta que llegue el momento de la jubilación.

Además, según el acuerdo laboral de 2013, de Exteriorización de los Compromisos por Pensiones, los trabajadores del Popular que se integren en un proceso de prejubilación recibirán -a partir de su jubilación anticipada- un complemento de pensión a cargo del Plan de Pensiones de los Empleados no inferior al 90% del salario pensionable de cada trabajador.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba