Economía

Una decena de fondos se interesan por EBN, el banco de inversión de las cajas

Unicaja, Ibercaja, BMN, CEISS y Sabadell, como dueño de la CAM, han colgado el cartel de se vende a esta entidad. Algunos fondos pretenden su compra para lograr una ficha bancaria con la que poder tener menos exigencias de cara a la subasta de Catalunya Caixa.

Medel (dcha.) y Del Canto, presidentes de Unicaja y CEISS, respectivamente.
Medel (dcha.) y Del Canto, presidentes de Unicaja y CEISS, respectivamente.

El apetito inversor por España ha llevado a un grupo de cajas a poner en venta EBN, el banco de negocios creado en 1991 por la CAM, Ibercaja, Unicaja y Caja Duero, a la que posteriormente se unió Sa Nostra, para adentrarse en el mundo de los grandes préstamos sindicados. Cerca de una decena de fondos están dispuestos a estudiar la operación, según confirman fuentes del sector, ya que la compra de EBN se convierte en una vía rápida para lograr una ficha bancaria en España.

"Algunos de estos fondos optan a hacerse con EBN de cara a posibles movimientos por Catalunya Caixa porque consideran que con una ficha bancaria tendrían menos exigencias por parte del FROB de cara a una posible adjudicación de la entidad catalana", aseguran desde el sector. Otro motivo del interés se centra en aquellos fondos interesados en adquirir trozos de redes de entidades que pretenden una ficha para iniciar su andadura bancaria.

Los cuatro grupos de antiguas cajas (Ibercaja, Unicaja, CEISS y BMN, por su participación en Sa Nostra) junto al Sabadell, dueño de la CAM, pretenden que el proceso coja velocidad en las próximas semanas para poder cerrar la operación antes del primer trimestre de 2014. Para ello, han encargado a Mediobanca, el banco de inversión que realizó la adjudicación del Banco Gallego, la elaboración del cuaderno de venta. La entidad italiana ha recibido, en poco más de una semana, el interés de cerca de una decena de fondos por esta operación.

Las entidades propietarias están culminando la segregación de los activos sindicados de la sociedad para poner a la venta una estructura totalmente saneada con una notable plataforma de gestión, pese a la complicada cartera de créditos y de participadas (Reyal Urbis, Hansa Inmobiliaria, Isolux, Deóleo, Pescanova, La Seda…) en su balance.

El banco, presidido por Arturo Jiménez Fernández, ya inició el pasado año un importante adelgazamiento de su plantilla. En 2012 se produjo la salida de más de 70 empleados y directivos de primer nivel como José María Rodríguez Noval, director de Sector Público y anterior director de Tesorería y Mercado de Capitales; Luis Alfonso Martín, máximo responsable de Fusiones y Adquisiciones, o Manuel de la Torre, jefe de financiación de Pymes.

Según la memoria correspondiente al ejercicio de 2012, la entidad perdió más de 18 millones de euros, tras realizar provisiones y saneamientos por otros 37,3 millones. Además, en diciembre de ese mismo año, la EBN tuvo que llevar a cabo una amplicación de capital de otros 11 millones de euros para reforzar sus recursos propios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba