Economía

CEISS reduce su cúpula de 10 a 6 directivos, pero mantiene a un imputado por el 'caso Nozar'

José María de la Vega, director general, se mantiene en el máximo órgano de gobierno pese a su imputación por dos dudosas operaciones que efectuó Caja Duero con Nozar en 2008, cuando era director de Desarrollo Corporativo de la ex caja.

De la Vega (izquierda), junto a Evaristo del Canto, presidente de CEISS
De la Vega (izquierda), junto a Evaristo del Canto, presidente de CEISS

Banco Ceiss, la ficha bancaria de las antiguas Caja España-Duero, forzado por el plan de reestructuración marcado por Bruselas, ha reducido en un 40% su comité de dirección, en el que sigue apareciendo José María de la Vega, director general de la entidad, imputado recientemente en el 'caso Nozar'.

De la Vega tendrá que declarar ante el titular del Juzgado de instrucción número 2 de Madrid, el próximo 4 de octubre, junto a Julio Fermoso, ex presidente de la entidad, y Lucas Hernández, ex director general, quienes acudirán también en calidad de imputados. El actual director general de CEISS ocupaba el cargo de director de Desarrollo Corporativo de Caja Duero en 2008. En esa fecha, la ex caja castellana llevó a cabo dos operaciones por un montante de 90 millones con la inmobiliaria Nozar que ahora se están investigando.

La primera de ellas fue la compra a la constructora Nozar del edificio Titán de Madrid por 55,8 millones de euros, una valoración muy superior a su precio de mercado de entonces, cifrado por una tasación actual de Ceiss conforme a los valores de 2008 en 40 millones de euros. Estos 55,8 millones sirvieron a Nozar para cancelar una tercera parte de la deuda que tenía con la propia Caja Duero, otro tanto con el BBVA y el resto para libre disposición.

Pero no fue la única operación dudosa, según el Juzgado. Tan sólo un mes después, en abril de 2008, Caja Duero concede un crédito a Nozar por importe de 34,5 millones de euros, que el grupo constructor avaló con tres sociedades de su entramado empresarial:Aguas de Panticosa, que explota el balneario oscense; la chacinera Marcos Sotoserrano y la quesera manchega Qualia Lácteas, tres sociedades con una situación financiera muy delicada con pérdidas continuadas.

Nozar, que un año después presentó concurso de acreedores con una deuda de 700 millones de euros, no pudo pagar el crédito que le había concedido Caja Duero. Por este motivo, el Juzgado 52 de Madrid imputó judicialmente por el 'caso Nozar' a los máximos responsables de la entidad en 2008.

Reducción de las direcciones territoriales

Junto a de la Vega, cuya presencia en la cúpula de CEISS dependerá de su devenir judicial, se mantienen en el máximo organismo de la entidad el presidente Evaristo del Canto; el director general adjunto y director financiero, Arturo Jiménez; el director de riesgos, Óscar FernándezLuis Miguel Antolín, director de la secretaría institucional; y Carlos Gutiérrez, director de desarrollo corporativo.

Fuera del comité directivo, que no de la entidad, se quedan el que fuera director general adjunto de Caja España-Duero, Javier Ajenjo; la directora de Comunicación,María José Rivera;Ventura Garzón, de Participadas; y el director comercial,Javier Santos.

El adelgazamiento en el máximo órgano de dirección se ha trasladado también a las direcciones territoriales y las direcciones de zona. Así, las direcciones territoriales, de 8 a 4, de tal forma que se mantendrán León, Salamanca, Valladolid y Madrid y desaparecerán Zamora, Palencia, Soria y Cáceres. Por último, los directores de zona serán 25, frente a los 37 actuales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba