LA BANCA LLEVA TRES MESES SEGUIDOS AUMENTANDO EL CRÉDITO

La banca abre el grifo del crédito… pero los gobiernos absorben todo el crédito

La banca ha abierto ya el grifo del crédito. Pero el caudal no llega a las familias y empresas porque las adminsitraciones públicas se están bebiendo los nuevos fondos. Las pymes y los particulares han recibido un 3% menos de créditos mientras el de las administraciones públicas crece un 13,3%, según los datos del Banco de España. 

El crédito a las administraciones públicas crece un 13,3% al mes
El crédito a las administraciones públicas crece un 13,3% al mes

Contrariamente al mito financiero los bancos sí han abierto el grifo del crédito. El problema es que quienes se lo están bebiendo no son las empresas ni las familias sino las administraciones públicas.

Según los datos del Banco de España, las entidades bancarias llevan tres meses consecutivos aumentando el flujo de crédito (concedieron un 1,7% más en préstamos en el mes de febrero, un 1,8% más en marzo y un 1,6% más en abril) pero –según esas mismas series— las empresas que consiguen créditos recurren a bancos extranjeros. La mayoría de los fondos de los bancos españoles se destinan a los gobiernos y administraciones públicas que siguen aumentando los préstamos que solicitan a ritmos del 13% cada mes.

Las familias reciben un 2,2% menos en créditos y obtienen 9 puntos menos en la remuneración por sus depósitos que caen al 1,49%

El crédito para infraestructuras, gestión y gastos corrientes de ayuntamientos, comunidades autónomas y empresas públicas aumenta un 20% en el último mes. Los bancos españoles les están concediendo créditos con el argumento de que  ofrecen mayor solvencia que los particulares. Sin embargo, esa política de créditos está aumentando doblemente la exposición de la banca española al sector público porque no sólo se le conceden créditos sino que, además, las entidades nacionales son las compradoras casi exclusivas de bonos y letras del Tesoro y las autonomías. La compra de esos valores a largo plazo crece un 15,2%, según el último balance.

Esa doble exposición tiene, además, una ventaja contable para los bancos ya que el préstamo a administraciones públicas cuenta como capital de primera calidad ante el Banco de España. "Es el mismo esquema que hundió Dexia, un banco que parecía perfectamente capitalizado hasta el día de su quiebra", denuncian economistas expertos en el sector como Juan Laborda. 

Sube el crédito a los gobiernos (izquierda), cae el de familias (centro) y empresas (derecha).


Familias y empresas afrontan créditos más escasos y más caros

La financiación para las familias y las empresas ha menguado un 3% en el último trimestre. Pero ese crédito no sólo es más escaso sino que también es más caro. Según los datos del banco de España, los créditos para las familias se han encarecido 7 puntos hasta el 7,48% mientras que para las empresas los intereses crecen 31 puntos hasta llegar al 4,06%.   

Los bancos mantienen cerrado el grifo del crédito familiar en todos sus ámbitos. El crédito hipotecario ha caído un 2,2% en el último mes pero también se ha recortado el crédito al consumo que cae casi un 5,5%.

Los ahorros cada vez peor remunerados

Los ahorradores no sólo tienen problemas para obtener fondos de la banca. Sus depósitos son cada vez peor remunerados. La rentabilidad de los ahorros depositados en las entidades españolas cae 9 puntos básicos y se sitúan en el 1,49%, según los últimos datos del Banco de España.

Son precisamente los bancos que han obtenido fondos públicos para sus rescates los que mejor remuneran el ahorro. Tal como publicó Vozpópuli, los bancos nacionalizados están utilizando los fondos del rescate para pagar las penalizaciones que impone el Banco de España a quienes pagan un interés superior al 2,8% en un movimiento que los bancos sanos denuncian como parte de una "competencia desleal". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba