Economía

Draghi considera un peligro para el crecimiento económico de la zona euro los riesgos geopolíticos

El presidente del Banco Central Europeo ha destacado una serie de riesgos geopolíticos como Rusia, Ucrania, Siria o Gaza, entre otros, que podrían tener un efecto en los precios de la energía o en la demanda de productos de la zona euro.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha considerado como un riesgo para el crecimiento económico de la zona euro los actuales riesgos geopolíticos como Ucrania o Siria.

El BCE, que decidió mantener su tasa de interés rectora en el mínimo histórico del 0,15%, considera que estos riesgos por conflictos podrían tener un efecto en los precios de la energía o en la demanda de productos de la zona euro, según Draghi, en el contexto de las sanciones promovidas por Rusia, y porque “la tensión entre Rusia y Ucrania tendrá un impacto en la zona euro mayor que en otras zonas del mundo”, según informa Europa Press.

Draghi hizo referencia al aumento de los riesgos geopolíticos y citó en concreto a Rusia, Ucrania, Irak, Gaza, Siria y Libia. Además explicó que "los riesgos para las perspectivas económicas de la zona del euro siguen a la baja. En concreto, riesgos geopolíticos mayores, así como los acontecimientos en las economías de mercado emergentes y los mercados financieros globales pueden tener el potencial de afectar las condiciones de la economía negativamente, a través de efectos en los precios de la energía y la demanda de productos de la zona del euro", apostilló.

Así, Draghi explicó que resulta difícil precisar las opciones en el futuro en el caso de que se materialicen estos riesgos, afectando a los precios. Otro de estos riesgos son las reformas estructurales insuficientes en los países de la zona euro, así como una demanda interna más débil de lo esperado.

Draghi dijo que el BCE espera una gran demanda de los próximos préstamos a cuatro años condicionados a que los bancos den créditos a las empresas y los hogares. Además aseguró que el consejo de gobierno del organismo trabaja el programa de compra de bonos de titulización de activos, anunciado en junio, pese a que algunos analistas consideran que no se va a llevar a cabo.

El presidente del BCE recordó que la inflación de la zona del euro bajó en julio una décima hasta el 0,4 % respecto al mes anterior pero que la inflación subyacente, que descuenta los elementos más volátiles como la energía y los alimentos, se mantuvo.

"La inflación es baja y seguirá baja pero las expectativas de inflación siguen ancladas" con la estabilidad de precios, dijo el presidente del BCE, que recordó que el principal mandato del banco es mantener la estabilidad de precios en la zona euro, que define como una tasa de inflación cercana, aunque por debajo del 2%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba