Economía

El representante francés en el BCE apoya que el fondo de rescate compre deuda de España e Italia

El objetivo sería aliviar "tensiones muy graves" del mercado de deuda soberana. Benoit Coeuré cree justificada esta intervención del Fondo de Rescate en el mercado secundario.

Vista de la sede central del BCE en Frankfurt
Vista de la sede central del BCE en Frankfurt EFE

El representante francés en el directorio del Banco Central Europeo (BCE), Benoît Coeuré, ha apoyado este miércoles que el fondo de rescate de la UE compre bonos de España e Italia en el mercado secundario para aliviar las "tensiones muy graves" del mercado de deuda soberana.

 "Es un misterio por qué se autorizó hace casi un año al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) a llevar a cabo intervenciones en el mercado secundario y los Gobiernos todavía no han utilizado esta posibilidad", ha dicho Coeuré en una entrevista al periódico 'Financial Times'. El representante del BCE ha admitido que "los mercados de bonos de la eurozona están sufriendo tensiones muy graves en estos momentos, en particular, el mercado de bonos italianos y el de bonos españoles".

   "Las actuales circunstancias probablemente justificarían la intervención del FEEF en el mercado secundario, siempre que esto ocurra con un trasfondo adecuado de decisiones políticas y soluciones a los problemas subyacentes y estrictas condiciones", ha proseguido Coeuré. "En particular, esto exigiría mucha claridad y detalles sobre la manera en que el sector bancario español será ayudado", ha resaltado.

"Aliviar tensiones"  

El representante del BCE ha aclarado en todo caso que el fondo de rescate tiene dinero suficiente para "aliviar tensiones temporales en los mercados secundarios" pero no "para financiar permanentemente a los países de la eurozona". Por ello, ha reclamado "soluciones" estructurales en materia presupuestaria y bancaria.    

Las normas del fondo de rescate permiten que se utilice para comprar deuda en el mercado secundario. Sin embargo, la intervención debe ser solicitada por el Estado miembro interesado, que tiene que someterse a condiciones de política económica. El Banco Central da su opinión y en casos de "circunstancias excepcionales en los mercados financieros" puede recomendar el uso de este instrumento.

 Coeuré ha rechazado de nuevo la reactivación del programa de compra de deuda del propio BCE alegando que se trata de un instrumento de política monetaria que "no puede utilizarse para resolver dificultades presupuestarias o para ayudar a bancos insolventes". No obstante, ha avanzado que la autoridad monetaria volverá a discutir una posible rebaja de tipos de interés por debajo del actual 1% en su reunión de julio.

 El francés también  ha defendido la creación de una unión bancaria para evitar el contagio entre deuda financiera y deuda soberana. En este contexto, ha defendido que el fondo de rescate pueda en el futuro recapitalizar directamente bancos, sin pasar por los Estados, y que se establezca un sistema de supervisión centralizada.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba