Economía

La banca española vuelve a reducir en diciembre sus peticiones de fondos al BCE

Las peticiones de fondos de las entidades del conjunto de la zona del euro al BCE volvieron a reducirse en diciembre, hasta 1,112 billones de euros, frente a los 1,124 billones de noviembre. El 32% de esos 1,112 billones corresponde a bancos españoles.

La banca española vuelve a reducir en diciembre sus peticiones de fondos al BCE
La banca española vuelve a reducir en diciembre sus peticiones de fondos al BCE

Los bancos que operan en España pidieron en diciembre al Banco Central Europeo (BCE) 357.292 millones de euros, el 2,08% menos que en noviembre, con lo que recuperaron la tendencia bajista observada en los últimos meses y abandonada momentáneamente en noviembre.

Así se desprende de los datos publicados este lunes por el Banco de España, que añaden que las peticiones de fondos de las entidades del conjunto de la zona del euro al BCE volvieron a reducirse en diciembre, hasta 1,112 billones de euros, frente a los 1,124 billones de noviembre.

El 32% de esos 1,112 billones corresponde a bancos españoles, algo menos que el 32,4% del mes anterior, lo que redujo el peso de las peticiones españolas respecto al conjunto de entidades de la zona del euro. Las peticiones netas de los bancos españoles al BCE -la diferencia entre las peticiones de financiación y los depósitos-, alcanzaron los 313.109 millones de euros, bastante por debajo de los 340.835 millones de noviembre y de los 341.601 de octubre.

Los bancos españoles casi duplicaron en diciembre sus depósitos en el organismo europeo hasta 44.183 millones de euros, frente a los 24.024 millones de noviembre, cuando los depósitos habían bajado el 5% frente a octubre. Pese a que los bancos españoles llevan ya cuatro meses reduciendo sus peticiones de liquidez al BCE, la apelación española al organismo aún excede con mucho su peso real en el sistema financiero europeo.

En concreto, las entidades españolas representan sólo el 10% del total de la banca europea, en función de sus activos y de sus pasivos, según indican las estadísticas del balance agregado de las instituciones financieras monetarias de la zona del euro, excluidos los bancos centrales.

Durante el verano de 2010 las peticiones de las entidades financieras españolas se dispararon hasta alcanzar un máximo de 131.891 millones de euros en julio. A partir de entonces, y hasta mediados de 2011, la tendencia fue moderadamente bajista, de modo que en abril las peticiones alcanzaron un mínimo anual mensual de 42.227.

Sin embargo, a mediados del año pasado las crecientes dificultades de la banca española para acceder al crédito por la desconfianza de los mercados hacia la economía española y los problemas de los países periféricos del euro se han dejado notar en la dependencia de la banca española frente al BCE.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba