Economía

Alemania, impasible ante la crisis del sur de Europa, pide al BCE que se centre en la inflación

El titular de Economía germano, Philipp Rösler, echa por tierra las pretensiones de que el banco central amortigüe la crisis de deuda. El gobierno germano mantiene sus previsiones de crecimiento del 0,7% en 2012 y de un 1,6% en 2013.

Philipp Rösler, ministro de Economía de Alemania y Tecnología. Lidera a los liberales germanos desde mayo de 2011
Philipp Rösler, ministro de Economía de Alemania y Tecnología. Lidera a los liberales germanos desde mayo de 2011 EFE

El Gobierno alemán prevé que la economía germana crezca un 0,7% en 2012 y un 1,6% en 2013, cifras idénticas a las de su anterior estimación, según ha anunciado este miércoles el ministro de Economía y Tecnología, Philipp Rösler, quien ha pedido al Banco Central Europeo (BCE) vuelva a la "normalidad" en su política monetaria y se centre en controlar la inflación. En un comunicado, Rosler apuntó que el Gobierno alemán ha realizado unas previsiones "prudentes" pese a su "excelente" posición, y recalcó que el crecimiento económico en el país irá recuperando fuerza a lo largo de este año. "Alemania es y seguirá siendo el motor del crecimiento en Europa", defendió. El presidente del BCE, Mario Draghi, ha defendido por la mañana la misma tesis, lo que echa por tierra las esperanzas españolas de una relajación en la ortodoxia alemana, como también defiende el candidato socialista a la presidencia francesa, François Hollande.

En este sentido, añadió que este año la economía germana logrará aumentar sus ingresos y crear más puestos de trabajo, lo que permitirá que la tasa de paro caiga al 6,7% en 2012 y al 6,5% en 2013. Asimismo, explicó que el Ministerio ha decidido ser "deliberadamente" cauto en sus previsiones debido a los riesgos aún "elevados" que existen en la economía internacional y a que la crisis de deuda de la eurozona "aún no se ha resuelto", informa Efe.

Roesler también destacó la "evolución positiva" de la economía alemana, que confirma las ventajas de la consolidación y de las "valientes" reformas estructurales en el mercado laboral. "Esto es un mensaje importante para nuestros socios en Europa", agregó.

Retorno a la "normalidad"

Por otro lado, Rosler defendió que el Banco Central Europeo (BCE) debe volver a la "normalidad" en su política monetaria y centrarse en su objetivo de vigilar la inflación para que la subida del petróleo no suponga una amenaza para la economía. "El BCE cuenta con nuestro apoyo para que puede encontrar su camino de vuelta a la normalidad en la política monetaria y centrarse en su claro mandato de garantizar la estabilidad de precios", remarcó.

El ministro de Economía germano advierte de que la fuerte subida que están registrando los precios del petróleo puede estar poniendo en riesgo la recuperación, por lo que es necesario que las política económicas, fiscales y monetarias se mantengan "vigilantes".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba