Economía

BBVA vuelve a apostar por una de sus participaciones históricas: compra el 0,3% de Iberdrola

La entidad presidida por Francisco González, que vendió todas las acciones de la eléctrica en 2007 para financiar la compra del banco americano Compass, ha aprovechado la salida de Bankia para realizar una importante inversión. La gestora del banco también tomó posiciones en la eléctrica.

Francisco González, presidente de BBVA, e Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.
Francisco González, presidente de BBVA, e Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. EFE

Abandonó Iberdrola en 2007 para financiar su expansión por Estados Unidos. La venta del 5,01% de la eléctrica, valorado en 1.576 millones, formó parte de la estrategia de BBVA para la adquisición de Compass Bancshares, actual BBVA Compass. Siete años después, Francisco González ha vuelto a poner los ojos en la eléctrica. Su entidad ha aprovechado la venta del paquete de Bankia para adquirir un 0,3% de Iberdrola, según confirman fuentes del sector, volviendo a tomar posiciones en una de sus participaciones históricas.

La apuesta de BBVA por la eléctrica es significativa. La entidad presidida por Francisco González se convirtió en la tercera firma más compradora en la operación en la que Bankia de desprendió de 4,94%. El banco compró 20 millones de acciones lo que supuso una inversión de 97 millones de euros, según confirman otras fuentes. Desde la entidad no quisieron hacer comentarios sobre esta operación.

La salida de BBVA de Iberdrola se certificó en 2007 tras la venta de ese 5,01%. Un año antes, el banco se mantenía como el segundo mayor accionista de la eléctrica, por detrás de ACS, tras declarar a la autoridad bursátil de Reino Unido (Financial Services Autorithy o FSA) que era propietario del 8,017% del capital de Iberdrola

No obstante, el banco vasco precisó entonces que, de dicha participación, un 5,17% tendría el carácter de corporativo, es decir, sería una inversión estable. El anuncio de BBVA estuvo relacionado con la OPA lanzada por Iberdrola sobre el 100% de la británica Scottish Power, valorada en 17.200 millones de euros.

La relación entre BBVA e Iberdrola tuvo un punto de inflexión desde la llegada de Francisco González a la presidencia del banco. En aquel 2002, la entidad financiera dio un giro a los movimientos de su cartera industrial vinculado a la salida del consejo de todos aquellos que procedían del BBV, empezando por Emilio Ybarra y Pedro Luis Uriarte. Entonces, BBVA vendió un 2% de Iberdrola reduciendo su participación hasta el 6,68%, según una comunicación a la CNMV.

Este recorte a la inversión fue la causa que llevó al banco a renunciar en abril de 2002 a sustituir a José Domingo Ampuero, que hasta entonces había sido su máximo representante en Iberdrola, con el cargo de vicepresidente.

Sin embargo, BBVA vuelve a tomar posiciones en la empresa dirigida con Ignacio Sánchez Galán, con quien mantuvo una alianza en la Corporación empresarial IBV, hasta que en 2012 ambas compañías pactaron una desinversión ordenada.

Junto al banco, la gestora de la entidad también participó en la compra de ‘iberdrolas’ en el proceso de salida de Bankia. En esta operación, el magnate George Soros adquirió un 0,01% de Iberdrola a través de su sociedad Soros Funds Limited, a 4,85 euros por título, como adelantó Vozpópuli el pasado 12 de abril.

En la colocación participaron más de 100 inversores entre gestoras de planes de pensiones y fondos tantos nacionales e internacionales. De ellos, el 22% corresponden a firmas españolas; el 20% son inversores alemanes; el 16%, de Reino Unido; el 8%, estadounidenses, mientras que el 18% restantes está integrado por inversionistas del resto de nacionalidades.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba