Economía

El BBVA pacta un ajuste de plantilla en CatalunyaCaixa de 1.557 empleados

    

Francisco González, presidente del BBVA.
Francisco González, presidente del BBVA. Archivo

La dirección de BBVA ha llegado a un acuerdo con los sindicatos de CatalunyaCaixa para ajustar la plantilla de la entidad catalana en 1.557 personas a través de diferentes medidas, como prejubilaciones o bajas incentivadas. Representantes de ambas partes han firmado esta tarde el acuerdo, que resuelve la reestructuración de la plantilla prevista por BBVA en el banco catalán después de casi dos meses de negociaciones. 

Finalmente, como se preveía, los 294 empleados de CatalunyaCaixa que trabajan en oficinas situadas fuera de Cataluña han quedado fuera del ajuste, y ello ha hecho que se rebajara sustancialmente la cifra final. De los 1.557 empleados afectados, se podrán prejubilar 631 trabajadores de 55 o más años, otros 150 podrán acogerse a una excedencia remunerada con derecho a retorno, mientras que se ha pactado un máximo de 75 'dimisiones voluntarias', una baja voluntaria pensada para personas entre 50 y 54 años que incluye una indemnización mayor de la acordada para los menores de 50 pero que no da derecho a paro. En cuanto a los prejubilados, cobrarán el 70 % del salario bruto hasta los 63 años

Al resto de los empleados, es decir, a los menores de 50 años interesados en dejar la entidad, se les abonará una indemnización equivalente a 30 días por año trabajado con un máximo de 30 mensualidades, más una prima adicional proporcional a su antigüedad. El acuerdo prevé que los empleados podrán elegir entre una de estas opciones y, en caso de que el número de voluntarios no alcance los 1.557 puestos pactados, BBVA se ha comprometido a activar un compromiso de recolocación de un máximo de 400 personas en su red. El acuerdo garantiza que el 80 % de los puestos ofrecidos serán dentro del banco y el resto en filiales.

No obstante, si la cifra de trabajadores acogidos a salidas voluntarias y las recolocaciones ofrecidas por BBVA no cubren el tope de 1.557 salidas, el resto se cubriría con despidos forzosos. El pasado 10 de junio, un mes y medio después de tomar el control de CatalunyaCaixa, el BBVA comunicó a los sindicatos su intención de acometer un ajuste de plantilla que, en un principio, iba a afectar a unas 2.000 personas y el cierre de 400 oficinas en Cataluña. El acuerdo de hoy llega después de las diversas jornadas de movilizaciones organizadas por los sindicatos y tan sólo dos días después de la jornada de huelga y la multitudinaria manifestación que llevaron a cabo el pasado miércoles los trabajadores de CatalunyaCaixa en el centro de Barcelona.

Fuentes sindicales han precisado que el período de adhesión al ajuste pactado se abrirá el 1 de septiembre y han asegurado que, aunque el personal de CatalunyaCaixa de fuera de Cataluña queda fuera del ERE, por ahora seguirá trabajando en oficinas de la entidad catalana, y seguramente acabará integrándose en la red de BBVA.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba