Economía

¿Cómo afrontan 2014 los autónomos? El 50% no ve posible contratar nuevos trabajadores

A falta de apenas dos días para cerrar el año, el 55 por ciento de los autónomos cree que 2013 ha sido muy complicado y que la situación económica de su negocio es negativa. 2014 llega con el ánimo flojo y con la aspiración de no empeorar. 

Sólo uno de cada cinco autónomos califica 2013 como buen año para su negocio
Sólo uno de cada cinco autónomos califica 2013 como buen año para su negocio FLICKR: Rafael Diaz Borges

Morosidad, falta de financiación, bajo consumo, competencia desleal... Las grandes asignaturas pendientes para el colectivo de autónomos seguirán siéndolo también en 2014. Aunque las expectativas para el nuevo año pasan por un ligero optimismo, en el mejor de los casos sólo uno de cada tres trabajadores por cuenta propia, concretamente el 35,9 por ciento, ve en 2014 el año de la recuperación de la economía española. Al contrario, aquellos que creen que habrá que esperar a 2015 para hablar de una recuperación real son más numerosos al representar un 37,1% y en la categoría de mayor pesimismo, no se puede obviar el 24,4% que considera que la actividad de su negocio empeorará.

En materia de contrataciones, los datos de una encuesta elaborada por la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) apuntan en la misma dirección: el 50,3 por ciento no ve posible o necesario contratar nuevos trabajadores en los próximos meses. Sus motivos giran en torno a la caída de la actividad, las dificultades económicas que impiden la contratación y cualquier tipo de gasto extra, estar ya llevando a cabo reducciones en la plantilla y que la propia actividad no precise de trabajadores nuevos. En el lado optimista, la encuesta arroja cierta esperanza ya que uno de cada cuatro autónomos considera que sí va a necesitar ampliar su plantilla y contratar más empleados. Una previsión que sumada al balance de 2013, según el cual, el 27% de los autónomos generó empleo, hace afrontar 2014 con un sabor agridulce. La euforia no es plena. Sin salir del apartado contrataciones, es importante subrayar que el 71% de los autónomos encuestados no asalarió a ningún obrero a lo largo del año que está a punto de finalizar.

"No tenemos una bola de cristal para saber qué nos deparará el futuro pero la Federación seguirá trabajando para apoyar todo lo que sea positivo para los autónomos"

A falta de dos días para cerrar 2013, el 55,5 por ciento de autónomos encuestados por ATA considera que ha sido un año muy complicado. De ahí que el entusiasmo para 2014 no vaya emparejado con dosis de mejoría y sí con aquello de no empeorar. Prácticamente siete de cada diez autónomos, el 68%, confía en que su negocio no degenere el próximo año, algo que dicha federación interpreta como un "síntoma de que el ánimo de nuestro colectivo está cambiando". 

En esa línea de esperanza achicada se mueve también la Organización de Profesionales y Autónomos (OPA). "Creo que lo duro ya está pasando pero todavía veo lejos las fechas en las que se empiece a generar empleo", declara a Vozpópuli su presidente nacional, Camilo Abiétar, añadiendo que el problema a la hora de hacer previsiones radica en que "no sabemos si hemos tocado fondo, si supiéramos que ya lo hemos tocado, la mentalidad y el optimismo serían otros". 

A la espera de crédito

Si las previsiones para el colectivo de autónomos invitan a un optimismo moderado en 2014 es, entre otras cuestiones, porque el crédito sigue sin llegar y porque la morosidad afecta a seis de cada diez trabajadores por cuenta propia. "A pesar de las mejorías en cuanto a las expectativas de los autónomos tanto de su propio negocio como de la economía en general, el tema del crédito sigue siendo una de las asignaturas pendientes", subraya la ATA. 

"Esperamos que sea un año de transición, duro, pero que ponga las bases de una recuperación efectiva", sostiene la UPTA

"A más de uno de cada dos autónomos, el 56,1 por ciento, que ha acudido a lo largo del año (2013) a una entidad financiera para solicitar liquidez, ésta les ha sido denegada y únicamente uno de cada cuatro, el 25,1% de los autónomos que la ha solicitado, la ha obtenido sin cortapisas". En este sentido, cabe destacar que la negativa de las entidades financieras a dar financiación ha llevado a que más del 60% de los encuestados manifiesten no haber visitado ninguna entidad crediticia para conseguir el dinero que necesitaban para mantener su negocio. Y todo ello teniendo en cuenta que la cantidad solicitada no superaba los 18.000 euros en el 43,7 por ciento de los casos.

En el capítulo de la morosidad, los datos, lejos de mejorar, empeoran ligeramente ya que el 60,5% de los autónomos afirma verse afectado por ella mientras que un 39% dice no padecerla en su negocio. Aunque ha descendido el tiempo de demora, el 40,9 por ciento tarda entre 90 y 180 días en cobrar sus facturas y aún el 10% tiene que esperar más de un año.

¿Son los autónomos la llave de la recuperación?

"Los autónomos son la clave para poner la venda que tapone la gran sangría que tiene la economía: el desempleo. Generamos autoempleo y, a la vez, contratamos trabajadores. Eso revierte en más ingresos fiscales que son los que pueden reducir el déficit público y mantener el Estado del Bienestar", expresa Francisco de Palacio, vicepresidente de ATA, añadiendo que "2014 debería ser mejor ya que parece que los autónomos están aguantando la crisis".

Una idea que también comparte la Organización de Profesionales y Autónomos. "Los autónomos son la clave de la recuperación porque en España el 90 por ciento de las empresas están regentadas por autónomos, porque somos el motor de la economía y porque al final, quienes han sacado a otros países de la crisis ha sido el colectivo de autónomos, y en este caso, lo volverá a ser", defiende su presidente, Camilo Abiétar.

En una línea distinta, se manifiesta el secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Sebastián Reyna Fernández al considerar que "todavía son muchos los factores de incertidumbre". "Los autónomos somos sector dominante en la economía española en términos cuantitativos, pero no somos un sector determinante. Nuestra dependencia es total con respecto a la evolución del sector público, de la actividad financiera y de las grandes empresas que son las que controlan el mercado". Pese a que desde su organización creen que "para muchos autónomos tradicionales lo peor está por pasar", esperan que 2014 sea "un año de transición, duro, pero que ponga las bases de una recuperación efectiva para el futuro".        


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba