Economía

La comunidad financiera internacional ha criticado duramente los afanes independentistas de Mas

Los principales bancos de negocio internacionales han criticado los riesgos de fractura del Euro en un momento como el actual, en los que Cataluña no tiene acceso a los mercados de capitales y España es muy dependiente del Banco Central Europeo (BCE). Y denuncian la ruptura del principio de solidaridad.

Ahora que ya ha finalizado la campaña electoral, puede decirse que la comunidad financiera internacional se ha mostrado sensiblemente crítica con los afanes secesionistas de Artur Mas. En un entorno de dificultad de acceso a los mercados debido al riesgo de fractura del Euro los principales bancos de negocio (no solo europeos), así como los medios de comunicación financieros más relevantes se han mostrado opuestos a rupturas en el seno de la moneda única. Y lo han hecho con una mezcla de alarmismo por el impacto en los mercados y de hastío por los problemas que lanzan los políticos. Algunos, incluso, han valorado muy negativamente los intentos de CiU por quebrar el principio de solidaridad. Han sido firmas como Nomura, Royal Bank of Scotland, Morgan Stanley, UBS, JP Morgan, Credit Suisse, Bloomberg

Los primeros en hablar con claridad fueron Morgan Stanley, que alertaban de la incertidumbre en el mercado que iba a causar Artur Mas. Pero poco a poco fueron irrumpiendo más voces. Tanto UBS como JP Morgan aparecieron con mensajes mucho más duros. “En el mejor de los escenarios posibles, los fundamentales económicos de Cataluña serían desastrosos”, decían los suizos, mientras los americanos coincidían en esa línea, criticando además la ruptura del principio de solidaridad: “Cataluña se queja de que no quiere subsidiar otras regiones más pobres de España, entonces, ¿Por qué deben hacerlo Alemania u otros países del norte de Europa? Lo mismo podrían preguntarse algunos miembros del FMI, como China, sobre la Eurozona”.

Mención aparte merece otro palo como el otorgado por Credit Suise, que recuerda cómo han caído los PIB de Chequia y Eslovaquia, o Croacia y Eslovenia tras sus respectivas separaciones, al aplicarse ambos bandos boicots mutuos. Credit insiste en que España es el principal mercado para Cataluña y una ruptura sería dramática para la región. En su opinión, después de las elecciones, habrá contactos entre Comunidad y Gobierno para mejorar la situación fiscal.

Bloqueada

Pero hay más. El pasado viernes, la prestigiosa agencia Bloomberg, publicaba un artículo titulado “La deuda de 77.000 millones de euros de los bancos catalanes podría bloquear la independencia”. Este medio, sin duda una de las principales referencias mundiales (fundado por el actual alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg) subraya que sólo La Caixa y el Banco de Sabadell tienen préstamos con el Banco Central Europeo (BCE) por importe de 47.000 millones.

“La región debe formar parte necesariamente del euro”, indican los expertos que aparecen en el artículo, ya que "tiene los mercados de capitales totalmente cerrados". Otro economista (de la Universidad Pompeu Fabra, o sea, no sospechoso de anti catalanismo) reconoce que “una Cataluña independiente debería prepararse para supervisar sus propios bancos, mientras España y otros estados miembros están presionando para una regulación única del sistema financiero”. O sea, totalmente a contracorriente. 

En definitiva, los expertos en economía tildan simplemente de terrible imprudencia los afanes independentistas de Mas, que pueden poner en jaque no sólo a la región, sino a España e incluso a la UE. Como afirmaban en JP Morgan, la separación sería un caso claro de lose-lose


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba