Economía

Carrascosa (FROB) vuelve a vender la moto del ahorro que ha supuesto la venta de Catalunya Caixa

"Si no se hubiera reestructurado el sector financiero, el Tesoro no se habría ahorrado respecto a los intereses de la deuda pública presupuestados casi 14.000 millones de euros entre 2013 y 2014", repite en una entrevista. 

Antonio Carrascosa, director general del FROB
Antonio Carrascosa, director general del FROB Europa Press

"Para valorarlas (las pérdidas de la reestructuración financiera) hay que ponerlas en su contexto. Si no se hubiera reestructurado el sector financiero, el Tesoro no se habría ahorrado respecto a los intereses de la deuda pública presupuestados casi 14.000 millones de euros entre el 2013 y el 2014. Y no habría sido posible la recuperación económica ni la bajada de la prima de riesgo desde el máximo de 2012 en unos 500 puntos. Y eso son menores costes de financiación para las empresas y las familias, que son contribuyentes. Hay que hacer un análisis global, teniendo en cuenta que el sector financiero está en el centro neurálgico de cualquier economía. Una situación de colapso del sistema afecta a toda la economía. Un saneamiento del sistema acaba beneficiando a todos los agentes", declara Antonio Carrascosa, director general del FROB, en una entrevista que publica este lunes El Periódico

Esta es, de nuevo, la teoría que se pretende difundir sobre la compra que BBVA hizo de Catalunya Caixa (CX) por 1.187 millones de euros, una entidad que tuvo que ser rescatada y sobre la que Carrascosa pretende depurar responsabilidades por la mala gestión. "El problema fue la concesión de créditos de manera muy poco prudente. [...] Claramente hay indicios de irregularidades pasadas. En los próximos meses, cuando los haya revisado un abogado penalista, tomaremos las acciones oportunas [...] que se llevarán a cabo antes de la finalización de este año", decía. 

Carrascosa señala que las posibles cantidades que se recuperen por multas o indemnizaciones serán para el FROB, y confirma que "claramente hay operaciones en las que se observan indicios de irregularidades" en los cuatro bancos nacionalizados. 

Aunque no carga directamente contra la anterior cúpula del Banco de España, sí recuerda que si varias entidades (en referencia a las cajas) tienen problemas que afectan a su solvencia, una fusión no suele solucionarlos. 

Además, tampoco quiere admitir que la venta de Catalunya Caixa aumentado la cifra de las pérdidas del FROB y el Fondo de Garantía de Depósitos hasta los 34.000 millones, ayudas que aún no da por perdidas. "Todavía no se puede afirmar porque tenemos una gran entidad cotizada, en reestructuración y no en resolución como CX y Nova Galicia Banco (NGB), que es Bankia. Y otra menor, BMN, que vamos a sacar a bolsa para colocar luego paquetes en el mercado. Hasta que no acabe la venta de esas dos entidades, y especialmente de Bankia por su tamaño, no se puede decir que la mayoría de las ayudas se han perdido. Se va a intentar, y todavía es posible, recuperar al menos lo que se ha inyectado en Bankia y BMN. La recuperación en las tres entidades en resolución, Banco de Valencia, NGB y CX, era complicada por la propia definición de entidad en resolución; es decir, una entidad inviable. En estos casos, la recapitalización, en su mayor parte, va a cubrir pérdidas", defiende Carrascosa. 

Precisamente sobre la venta de CX, el director general del FROB señala que ahora será el propio BBVA quien deba negociar con Bruselas para modificar el plan de resolución marcado, en el que estarían detalladas hasta las sucursales que habría que cerrar. Lo que sí ha dejado claro es que durante la venta no hubo contactos políticos con la Generalitat ni nadie se ha pronunciado sobre una opción u otra. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba