Economía

Alemania quiere el control del Eurogrupo para que no se repitan más 29-J

La canciller desea imponerse a Francia. Hollande no lo tiene fácil: está hipotecado por sus promesas sociales que suponen un elevado gasto. 

La canciller alemana, Angela Merkel a su llegada a una reunión del Consejo de Ministros alemán.
La canciller alemana, Angela Merkel a su llegada a una reunión del Consejo de Ministros alemán. EFE

El pasado 29 de junio tuvo lugar un plante de Mariano Rajoy y Mario Monti en el Eurogrupo que se saldó con ciertas concesiones alemanas. Los líderes mediterráneos amenazaron con boicotear el plan de Crecimiento de Merkel si no se permitía un rescate directo a la banca, así como permitir que el Mecanismo de Estabilidad (MEDE) pudiera efectuar compras directas de deuda en el mercado secundario. La canciller tragó por el momento, pero está maniobrando para que no se repitan estas circunstancias.

De momento, España ya ha perdido su asiento en el consejo del Banco Central Europeo (BCE) a favor de Luxemburgo, por lo que pierde una influencia notoria en el organismo emisor. Mientras tanto, Alemania hacolocado a Klaus Regling tanto al frente del fondo de rescate, conocido por sus siglas como EFSF como también al timón del Mede, que es quien en teoría debe hacer esas compras de ayuda en la deuda.

Mariano Rajoy suspiraba por un español al frente del Mede (ESM en inglés) pero Alemania se ha asegurado que no habrá nadie que no sea un adalid de la austeridad al frente de este instrumento.

Queda un último factor: la presidencia del Eurogrupo. El pasado 29 de junio no se pudo resolver la cuestión debido al tsunami desencadenado por España e Italia. El inofensivo e incluso simpatizante de España en ocasiones Jean Claude Juncker continuará otros seis meses más. Pero Alemania también quiere uno de los suyos al frente, ya sea germano o de sus países aliados: Holanda o Finlandia principalmente. 

Sólo Françoise Hollande parece capaz de disputarle las parcelas de liderazgo a Merkel, en un momento en el que necesita margen para hacer frente a sus promesas sociales que conllevarán un elevado gasto. En esa batalla estará la clave, aseguran algunos economistas.

Merkel, por su lado, afronta elecciones generales el año que viene con un duro desgaste (ha sido derrotada en alguna región ya) y quiere llegar a 2013 con las riendas de Europa bajo su control. Esto es perfectamente posible, pero dará lugar a una Unión Monetaria que no será tal, sino una organización jerárquica vertical sin el menor disimulo.

El 29-J sí hubo al menos ese disimulo, aunque poco después llegó un Memorando de Entendimiento con una condicionalidad macroeconómica que dejó a las claras que España está bajo el yugo de los socios europeos. Se trata de una ayuda financiera a través de una intervención al país. No han relevado al Gobierno, pero le obligan a cumplir las órdenes emitidas desde Bruselas. La oportunidad de plantarse de Rajoy ha desaparecido ya con el rescate. Merkel quiere cerrar cualquier vía, de todas formas. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba