Economía

Caro pero eficaz: Santander gana un punto de cuota en Cataluña pagando un 56% más por el pasivo

Santander ha incrementado en un punto su cuota de mercado en Cataluña con la guerra del pasivo que inició, a finales del pasado noviembre, hasta situarse por encima del 9%. Lejos aún, sin embargo, de BBVA (26,1%) y Caixabank (33%), los dos grandes líderes del mercado catalán. El coste por cliente alcanza los 620 euros.

Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander.
Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander.

Cara, polémica pero efectiva. Santander ha incrementado en un punto su cuota de mercado en Cataluña con la guerra del pasivo que inició, a finales del pasado noviembre, tras perder la subasta para la adquisición de Catalunya Caixa celebrada y ver cómo descendía su posición relativa en cuota a favor de CaixaBank y BBVA. El banco reconoció este lunes que la campaña ha conseguido incrementar en 50.000 clientes su base en Cataluña. En volumen se han captado 3.000 millones.

Estas cifras, hechas públicas por primera vez desde que comenzó la ofensiva, suponen que la entidad presidida por Ana Patricia Botín ha superado mínimamente su cuota del 9% en el mercado catalán, según cálculos del sector. Antes, su índice de penetración apenas superaba el 8%. En depósitos, el incremento en cuota supone un crecimiento del 1,3%, según estos mismos cálculos.

Pese a este crecimiento orgánico, Santander queda aún lejos de los dos líderes del mercado catalán. Tras la adquisición de Catalunya Caixa, BBVA suma una cuota de mercado en esa zona del 26,1% . Según datos del BBVA actualizados a diciembre de 2014, el grupo BBVA, que operará con dos marcas en Cataluña -la de BBVA y la de CatalunyaCaixa-, sumará un cuota en créditos del 24,4 % y del 22,8 % en materia de recursos, y Cataluña generará en torno a un tercio del negocio de BBVA en España. Por su parte, CaixaBank tiene el 32,9% del mercado en las cuatro provicincias catalanas, su zona de origen.

La guerra del pasivo iniciada por Santander, que no fue secundada por ningún otro competidor, ha tenido un coste de 31 millones en estos siete meses

En su día, la medida generó polémica entre los clientes del banco rojo puesto que la zona catalana resultó privilegiada frente al resto de la política comercial del grupo en cuanto a la remuneración del pasivo. La guerra del pasivo iniciada por Santander, que no fue secundada por ningún otro competidor, ha tenido un coste de 31 millones en estos siete meses. En comparación a los precios a los que remuneraba el banco rojo el pasivo en el momento del lanzamiento de la campaña (0,86% anual), la ofensiva exclusiva para los clientes catalanes supuso un sobrecoste del 48%. Con respecto a la remuneración del primer trimestre (0,64%), el diferencial que tiene que asumir la entidad se eleva hasta el 65%. De media, la entidad roja ha pagado un 56% más caro sus depósitos en Cataluña, desde que se inició la campaña, frente a la remunearción que viene ofreciendo el resto de España. El coste por cada uno de estos 50.000 clientes se ha elevado hasta los 620 euros.

No se conocen cuáles son los objetivos que se marcó el banco con esta promoción, pero fuentes del mercado apuntaban a que podría estar dispuesto a invertir unos 300 millones de euros en asumir los sobrecostes que una operación de este tipo le pueden suponer en la parte más alta de la cuenta de resultados. La ofensiva del pasivo iniciada por Santander en Cataluña ofrecía una remuneración del 1,76% de rentabilidad anual, pagada trimestralmente, para los saldos en cuentas corrientes siempre y cuando se mantenga un mínimo diario de 3.000 euros y un máximo de 100.000 euros.

Importa la cuenta 1,2,3 de Reino Unido

Se trató de un nuevo golpe de mano comercial al que acostumbra Santander en unos momentos en los que los saldos en cuentas corrientes están en máximos, porque dados los bajos tipos de interés que se pagan en la actualidad por las cuentas remuneradas y sobre todo por los depósitos a plazo, los ahorradores prefieren tener su dinero colocado con plena disposición.

Lo mismo pretende ahora con la importación al mercado español de la cuenta 1,2,3, un producto que ha logrado generar 4 millones de clientes en Reino Unido con la máxima vinculación. El director general de Banca Comercial de Santander España, Rami Aboukhair, ha presentado este lunes este producto que persigue "lograr una mayor vinculación" de los clientes del banco, tanto los ya existentes -12,6 millones- como los que la entidad pretende atraer con esta nueva cuenta.

La cuenta 1 2 3 ofrecerá una remuneración anual del 1% para saldos de entre 1.000 y 2.000 euros; del 2% para saldos de entre 2.001 y 3.000 euros; y del 3% para aquellos que tengan en su cuenta un balance de entre 3.001 y 15.000 euros. Además, el banco devolverá un 1% de los recibos domiciliados en los impuestos locales (el IBI o el de Circulación, por ejemplo) y los seguros sociales. Reembolsará el 2% en los gastos del hogar y los seguros mediados por el Santander (luz, agua, teléfono, así como seguros de vida, hogar, auto y salud). Y devolverá el 3% en las domiciliaciones de colegios, guarderías, universidades y aportaciones a ONGs.

La gran novedad en España será la entrega de acciones del banco en función de los productos contratados y los saldos medios de cada cliente. Cada uno de ellos recibirá una acción por abrirse la cuenta 1 2 3, pero irá obteniendo más según aumente su vinculación con la entidad. Hoy la acción del Santander cotiza a 6,53 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba