Economía

La Cámara de Comercio de EEUU en España recomienda elegir carreras científicas o técnicas y potenciar el español

La institución presenta un optimismo tan solo moderado sobre el país, aunque reconoce los avances de los últimos años. Insiste mucho en apartados como la educación, la innovación y la reindustrialización de la economía, a través de 25 recomendaciones. 

La Cámara de Comercio de EE UU en España, AmCham Spain, ha presentado este martes una batería de 25 medidas para “una economía más competitiva, productiva e internacionalizada”. El espíritu del documento es el de “moderado optimismo”, frente a otros foros en los que se está proclamando casi con euforia el final de la crisis. Reconocen el esfuerzo reformista del Gobierno aunque le instan a continuar con las reformas dejando de lado las aritméticas electorales y, como apunte más destacado, insisten en que hay que mejorar la educación, con un mensaje tanto a educadores como a estudiantes: hay que profundizar más en estudios científicos y técnicos y valerse de un gran activo como es la lengua española.

En la propuesta, hasta 6 de las 25 medidas estaban relacionadas con la educación y otras tres sobre la I+D+i. “Los alumnos españoles deben mejorar en Ciencias, Matemáticas y en capacidad lectora. También es imprescindible que alcancen un excelente nivel de inglés”, indican como primera medida, “con el apoyo de las TIC”.

700.000 puestos

María Garaña, presidenta de Microsoft en España y presidenta del comité de International Business de AmCham indicó que en los próximos tiempos se van a generar 700.000 puestos de trabajos con requerimientos técnicos y científicos y que “sería una pena que no fuéramos capaces de cubrirlo con gente de aquí”.

Javier Monzón, presidente de Indra y vicepresidente de la institución se mostró totalmente a favor de un impulso educativo, que pasa por una reforma universitaria. Y en dicho acto se mostraron también críticos con las continuas reivindicaciones de los profesores “que no están peor pagados que en otros países de la OCDE”, dijo en una ocasión Jaime Malet, presidente de la institución, insistiendo en que “las universidades públicas deben alejarse de los corsés impuestos por las escalas del funcionariado público y han de actualizar y flexibilizar su estructura y planes de estudio. El personal docente tiene que estar permanentemente valorado en función de su nivel de excelencia. Asimismo, el idioma español debe ser inteligentemente utilizado como principal reclamo para la atracción de talento internacional, tanto del profesorado como del alumnado, de las universidades españolas”.

Por lo demás, el documento se estructura en los siguientes epígrafes:

Entorno País, con 5 recomendaciones sobre

-          Equilibrio de las cuentas públicas basado en la reducción del gasto público y la optimización de las prestaciones sociales.

-          Racionalización de las AA PP con una estructura que evite duplicidades, con el número adecuado de funcionarios y mecanismos de flexibilidad, productividad y meritocracia. Administración electrónica y figuras como el Chief Information Office, que permita plataformas digitales compartidas, interoperables y análisis masivo de datos.

-          Evaluación rigurosa de la eficiencia del gasto público de todos los programas, Reforma de los órganos fiscalizadores del gasto público.

-          Reforma del sistema de pensiones. Racionalización del sistema sanitario y su altísimo nivel de prestaciones. Mantenimiento del moderado copago sanitario en función de la renta. Fomentar técnicas como la sanidad digital.

-          Definir el diseño a futuro del sistema financiero español y delimitar su tamaño.

Entorno Empresarial, con 11 propuestas:

-          Legislación laboral que elimine trabas y simplifique la contratación, aumente la flexibilización y reduzca los costes laborales. Más vinculación de los elementos salariales a la productividad y menos discrecionalidad de los jueces en materia de despido, ya que crea inseguridad jurídica para las empresas.

-          Incentivos a la contratación indefinida, a la movilidad geográfica y funcional; racionalización de los horarios laborales asemejándolos a los del resto del mundo, entrando más temprano y parando menos tiempo a comer; fomento del teletrabajo  y mayor penalización del absentismo.

-          Soluciones telemáticas de la administración en su relación con las empresas.

-          Más acceso de las mujeres a puestos de dirección, eso sí, sin necesidad de cuotas.

-          Rebaja del Impuesto de Sociedades, que supera en 6,8 puntos la media de la UE-27, para favorecer la inversión directa desde el exterior. Ampliar y mejorar la red de tratados de doble imposición. Posibilitar la Firma de Acuerdos Previos de Tributación, que aporten seguridad jurídica a las decisiones empresariales.

-          Inventivos a la inversión productiva, con una nueva tabla de amortización que, entre otras cosas, estableciese la libre amortización por dos años para aquellos activos de especial impacto en la modernización de los procesos productivos.

-          Planes a apoyo a la exportación para incrementar la base exportadora. Apoyo para la exportación de las pymes.

-          Prioridad a la interconexión ferroviaria y por carretera con los mercados europeos y potenciación del transporte ferroviario de mercancías. La estrategia de infraestructuras públicas debe priorizar criterios de desarrollo económico sobre los de cohesión territorial.

-          Un gran pacto de Estado en materia energética para mejorar la planificación a medio plazo, para garantizar el suministro y reducir la dependencia exterior. Redes inteligentes de electricidad y vehículo eléctrico. Promoción de tarifas que bonifiquen o penalicen en función de la oferta y la demanda. Mayor liberalización y competencia de los mercados energéticos.

-          Planificación hidrológica, con tecnologías de última generación. España debe ser una referencia mundial en la gestión y tratamiento de los recursos hídricos.

Educación: los 6 apartados citados anteriormente

-          Mejoría en Ciencias, Matemáticas y Lectura.

-          Reformar y prestigiar la Formación Profesional.

-          Fomentar el espíritu emprendedor.

-          Oferta de prácticas empresariales con oportunidades fuera de España.

-          Mejorar el nivel de excelencia de las universidades,  alejándose de los corsés impuestos por las escalas del funcionariado público.

-          Reforma de la gobernanza universitaria. Constante evaluación de las universidades.

I+D+i:

-          Protección de la propiedad intelectual e industrial equiparable a la de los países más avanzados en esta materia.

-          Reforzamiento de las relaciones entre universidad y centros públicos de I+D+i. Modernización de la estructura organizativa de los grandes centros públicos de investigación, permitiendo mayor interacción con el sector privado, algo necesario para acceder a los fondos europeos del Programa H2020.

-          Incentivos a la I+D+i. En el sector público, las AAPP deben focalizarse en una política industrial de oferta, debidamente coordinada, que tenga como motor las compras públicas en sectores y programas con potencial en I+D+i. Desarrollas una industria sólida de capital riesgo. Creación de órganos al máximo nivel que impulsen el desarrollo de la ciencia y la tecnología, como hacen Finlandia o EE UU. 

Los ponentes (completaban el panel Luis Isasi, responsable de Morgan Stanley en España, Daniel Carreño, Presidente de General Electric, y Alejandro Beltrán, de McKinsey) reconocían los avances de España en los años precedentes, siendo hoy un país "que nuestros abuelos y padres no soñaron", pero insisten mucho al Gobierno en que continúe con las reformas y no ceda a la tentación de los cálculos electorales, inevitables en la segunda mitad de la legislatura. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba