Economía

El Banco de España reabre el proceso para decidir el futuro de Alfredo Sáenz

Después de que el Gobierno incorporara a la legislación española los criterios de la Autoridad Bancaria Europea sobre la honorabilidad de los cargos en los bancos, el BdE se ve obligado a archivar el procedimiento que abrió el pasado 28 de febrero y abrir uno nuevo.

El Banco de España ha decidido reabrir el proceso para determinar si el consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, cumple los nuevos criterios de honorabilidad y por lo tanto puede continuar en su cargo. Según ha informado el supervisor, la Comisión Ejecutiva del Banco de España ha decidido reabrir el procedimiento administrativo después de que el Gobierno incorporara a la legislación española los criterios de la Autoridad Bancaria Europea sobre la honorabilidad de los cargos en las entidades financieras.

De esta forma, el Banco de España se ve obligado a archivar el procedimiento que abrió el pasado 28 de febrero para decidir el futuro de Sáenz después de que el Tribunal Supremo anulara parcialmente el indulto que le concedió el Gobierno anterior y abrir uno nuevo.

Según los cambios aprobados el pasado viernes por el Consejo de Ministros en un real decreto, el Banco de España deberá determinar la honorabilidad de un banquero o miembro de un consejo de administración de una entidad financiera teniendo en cuenta los nuevos criterios, más amplios que los anteriores. Así por ejemplo, se refuerzan los requisitos de experiencia y profesionalidad, al tiempo que se amplían las competencias del Banco de España, que ahora tiene la última palabra para decidir si un banquero, a pesar de haber sido condenado, puede seguir ejerciendo su cargo por los méritos de su currículum.

Para ello, el regulador valorará la trayectoria profesional de los banqueros, incluyendo su formación; las condenas por delitos dolosos y la existencia de investigaciones relacionada con delitos económicos. Respecto de la consideración de delitos dolosos, añade que el Banco de España podrá recabar la opinión de una comisión de expertos creada al efecto, justo lo que se hizo en el caso de Sáenz. El supervisor bancario ya ha comunicado su decisión tanto al Banco Santander como al interesado.

Alfredo Sáenz fue condenado en marzo de 2011 a tres meses de arresto por el Supremo por un delito de acusación falsa contra unos deudores de Banesto, entidad que presidió tras ser intervenida en 1993, e indultado posteriormente por el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero.

Sin embargo, el pasado 12 de febrero el alto tribunal consideró que el anterior Gobierno incurrió en una "clara extralimitación" de sus competencias al cancelar, con el indulto que concedió a Sáenz, las consecuencias administrativas de su condena, lo que permitió al consejero delegado del Santander permanecer en el cargo.

La resolución, notificada el 26 de febrero, señalaba que "la ley no autoriza al Gobierno a condonar cosa distinta de la pena o penas impuestas", que en este caso era de tres meses de arresto, por lo que anuló el inciso que eliminaba cualquier "impedimento" para ejercer la actividad bancaria".

Sáenz presentó la pasada Semana Santa un incidente de nulidad contra la sentencia del Supremo, trámite previo a la interposición de un recurso de casación ante el Tribunal Constitucional.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba