Economía

Los ajustes que vienen: Seis comunidades tendrán que reducir más de un punto su déficit en 2017

Aragón, Comunidad Valenciana, Extremadura, Cataluña, Castilla-La Mancha y Murcia tendrán que hacer un gran esfuerzo para cumplir los objetivos, según BBVA Research.

 

El año que viene habrá que pisar el acelerador de los ajustes. A pesar de la benevolencia mostrada por Bruselas a la hora de fijar la nueva senda fiscal, no quedará más remedio que recortar el gasto y mejorar los ingresos. Según el Servicio de Estudios de BBVA (BBVA Research), el Estado tendrá que ajustar unos 5.000 millones y las comunidades autónomas tendrán que hacer sus propios deberes. Seis de ellas llevan peor la reducción del déficit y tendrán que ajustar más de más de un punto su saldo: Aragón, Comunidad Valenciana, Extremadura, Cataluña, Castilla-La Mancha y Murcia.

En cambio, Navarra, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Madrid, Baleares y Andalucía tendrán que hacer una consolidación fiscal de entre medio punto y punto y solo cuatro comunidades (Galicia, País Vasco, La Rioja y Canarias) estarán en condiciones de aplicar una política levemente expansiva en 2017. En este escenario, el conjunto de las comunidades podría cumplir el objetivo, según la entidad financiera, pero con una elevada asimetría. Por este motivo la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) recomienda una y otra vez en sus informes que se fijen objetivos diferenciados de déficit.

¿Por qué tanto ajuste? La situación de 2016 está complicando un poco las cosas. La información hasta mayo muestra que el gasto primario aumentó más de lo anunciado en los presupuestos autonómicos en 14 de las 17 comunidades, a pesar de que la mayor parte de ellas contenía una previsión de moderación. Según BBVA Research, si el comportamiento del inicio de 2016 se mantiene, ocho comunidades incumplirán su objetivo este año. Tras cerrar 2015 con un déficit conjunto del 1,7% del PIB, deben reducirlo ahora hasta el 0,7%, aunque el nuevo margen concedido por Bruselas puede dar alguna décima extra a las regiones.

La situación obligará a las comunidades a adoptar medidas por la vía del gasto del ingreso

Con independencia de dónde quede la nueva cifra, se da por hecho que las comunidades tendrán que poner en marcha grandes medidas de recorte o de contención de gasto, o incluso de los dos tipos. De hecho, Cataluña, Extremadura, Comunidad Valenciana y Aragón acabaron 2015 con un déficit de más del 2% del PIB, así que tendrán que hacer esfuerzos de gran calado para cumplir con la nueva senda. Cataluña multiplicó casi por cuatro el objetivo y cerró con un saldo del 2,7% y la Comunidad Valenciana con un 2,51%. Extremadura acabó con un 2,64% y Aragón, con un 2,13%.

A pesar de esta situación, BBVA Research ha revisado al alza el crecimiento del PIB en todas las comunidades autónomas para 2016 debido a la fortaleza del primer semestre del año. En cambio, ha revisado a la baja el crecimiento de 2017 por los efectos del brexit, la menor potencia de los vientos de cola como la política monetaria o la evolución de los precios del petróleo y por un impulso fiscal inferior. 

En 2016 crecerán más de lo previsto inicialmente gracias al consumo, que se mantendrá dinámico en el tercer trimestre del año, el gasto en formación de capital productivo en las regiones del norte, las nuevas oportunidades de inversión, la mejora de las exportaciones no energéticas que beneficia a algunas comunidades y el repunte del turismo en las regiones insulares y mediterráneas debido a las tensiones geopolíticas de otros competidores. En 2017, en cambio, el menor crecimiento de EE.UU. y el brexit jugarán en contra. Y el crudo, aunque sigue impulsando el crecimiento, lo hará menos porque los precios están subiendo. Además, habrá que seguir haciendo ajustes, lo que puede afectar al crecimiento. 

Baleares, Madrid y la Rioja crecerán por encima de la media el año que viene y Extremadura y Asturias, menos del 2%

En cualquier caso, el año que viene el crecimiento seguirá sesgado hacia el este y las islas, aunque el menor impulso fiscal hará que se reduzca la heterogeneidad en el crecimiento. Baleares (2,7%), Madrid (2,6%) y La Rioja (2,6%) liderarán el crecimiento el año que viene, con cifras muy superiores a la media (2,3%). Extremadura (1,9%) y Asturias (1,8%) son las regiones que menos crecerán el año que viene, las dos con cifras inferiores al 2%.  

En el último informe ‘Situación España’, presentado la semana pasada, BBVA ha mantenido invariables sus últimas previsiones económicas. Según sus cálculos, el PIB crecerá un 3,1% este año y un 2,3% el año que viene. Sin embargo, la entidad aprovechó la presentación del informe para volver a lanzar un aviso a la clase política: el aumento de la incertidumbre sobre las medidas de política económica de los próximos años podría restar entre siete y nueve décimas al crecimiento entre este año y el próximo. Esta idea no es  nueva, la entidad lleva cierto tiempo advirtiendo del riesgo económico que supone seguir sin gobierno.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba