Economía

Madrid prepara la batalla judicial por la funeraria, que en 10 días arrebata a Mapfre

Mapfre no verá un euro por el momento pese a que exige 26 millones de euros

El concejal de Hacienda Carlos Sánchez Mato pasea junto al de Salud, Javier Barbero, por el cementerio de La Almudena
El concejal de Hacienda Carlos Sánchez Mato pasea junto al de Salud, Javier Barbero, por el cementerio de La Almudena MUNIMADRID

Dentro de 10 días es una fecha marcada a fuego en el calendario del concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, y un símbolo de la nueva forma de gestionar los activos públicos que imprime el gobierno de Manuela Carmena. Ese 16 de septiembre se cumplen 50 años desde que la Empresa Mixta de Servicios Funerarios de Madrid (EMSFM) fue fundada. Ese mismo día, se extinguirá la sociedad actual de la que Mapfre posee un 49% y se creará una nueva con ese mismo patrimonio controlada al 100% por el ayuntamiento. Funespaña, la filial de Mapfre que lleva participando de la gestión desde 1993 y que se ha embolsado 60 millones de euros en este tiempo, quedará fuera sin recibir ninguna compensación.

El valor en libros de estas acciones de la EMSF es de 26 millones de euros, una cantidad que los servicios jurídicos del consistorio consideran que no tienen que satisfacer, dado que la extinción de la sociedad no lo contempla. Otra cosa es lo que piense Mapfre, que con toda probabilidad irá a los tribunales para tratar de recuperar esa cantidad tal y como ha reconocido el propio Sánchez Mato. El consejero delegado de Funespaña, Alberto Ortiz Jover, manifestó en una carta datada este 28 de julio y enviada a CNMV que "hay muchas incertidumbres" ya que la propia auditora independiente contratada por Ahora Madrid considera que "en los estatutos de la sociedad no se indica el modo en el que se producirá la liquidación de los activos netos y la amortización del capital privado". Los jueces decidirán si el consistorio paga o no paga a Mapfre.

La nueva empresa pública no buscará el beneficio, ni tampoco iniciará una guerra de precios, han asegurado

Para los integrantes de Ahora Madrid, la funeraria pública es un símbolo de cómo ha funcionado la gestión público privada en detrimento de los intereses ciudadanos. Este martes, Sánchez Mato y el concejal de Salud, Javier Barbero. Barbero ha señalado a Vozpópuli que la nueva empresa pública "no buscará el beneficio en ningún caso, aunque se pueda intentar tener unas cuentas equilibradas, porque su principal objetivo es dar un buen servicio a los ciudadanos". Este se trata de un caso claro de remunicipalización pero no podrá aplicarse directamente a otros servicios como la limpieza, donde el Ayuntamiento ya ha iniciado hostilidades con ACS, la empresa de Florentino Pérez.

Quejas sobre el servicio de Mapfre

"En el contrato de cesión figuraba que los cementerios volvieran a titularidad municipal en perfecto estado de conservación. Como ha habido la participación de una empresa privada que era la encargada del mantenimiento, en sus aprobaciones de cuentas faltaban inversiones y eran beneficios. La Empresa Mixta de Servicios Funerarios ha ido repartiendo dividendos sin atender al adecuado estado de conservación. Por cada euro que invirtieron han conseguido 66 euros de beneficio", aseguró Sánchez Mato. De igual modo, fuentes municipales llaman la atención sobre el doble juego que tenía la compañía, pues Mapfre participaba de los servicios funerarios pero también de los tanatorios, con lo cual era cliente de sí misma y eso afectaba a los precios. Sin embargo, el consistorio "no iniciará ahora una guerra de precios", por lo que no es previsible que bajen de forma significativa según ha dicho Sánchez Mato. Sí que aumentarán, asegura, las inversiones en mantenimiento.

Estas son algunas de las imágenes que el consistorio madrileño ha mostrado de este mismo martes en el cementerio de La Almudena.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba