Economía

La banca le hace un guiño a Podemos: rebaja el miedo hacia el partido y ofrece reunirse con Iglesias

José María Roldán, presidente de la AEB, considera que es el momento de pensar en la banca del futuro y que pese al complicado entorno de opinión desfavorable hacia su sector, lo principal es recuperar la confianza del cliente. 

El presidente de la AEB, José María Roldán, durante su intervención de este lunes.
El presidente de la AEB, José María Roldán, durante su intervención de este lunes. EFE

José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), no quiere tensiones con Podemos, con quien no tendría problemas en reunirse. "Somos un sector económico que estamos abiertos al diálogo. Es habitual que veamos este tipo de fenómenos a la luz de la crisis que estamos viviendo. Hay países con muchos menos problemas que España que tienen problemas políticos de diversa índole. No nos olvidemos, estamos en un entorno democrático que hace que los problemas de la sociedad se transmitan al voto democrático. Es una garantía de vida democrática y nos reuniríamos sin ningún problema", afirmaba en un desayuno de Nueva Economía Fórum. 

Pese a que durante su discurso Roldan sí ha llamado la atención en numerosas ocasiones sobre las amenazas o incertidumbres que acechan al actual panorama político español, al ser preguntado directamente por Podemos o por la posibilidad de una reunión con la formación política, ha rebajado el tono de su alegato. 

"Ya vemos la luz al final del túnel, poco a poco esa mejoría se transmitirá al resto de la economía española. El proceso de recuperación es autosostenido y el crédito juega un papel fundamental"

Roldán ha explicado que los resultados de los test de estrés han dejado claro que es el momento de pensar en la banca del futuro, teniendo un "fundado y moderado optimismo sobre la recuperación de la economía española". "Ya vemos la luz al final del túnel, poco a poco esa mejoría se transmitirá al resto de la economía española, ese proceso de recuperación es autosostenido, y el crédito juega un papel fundamental. No existen problemas de restricción de la oferta, hay liquidez y capital suficiente para atender a la demanda solvente", decía. 

Según su punto de vista, los bancos de la AEB están preparados para el proceso de recuperación en un entorno con menos incertidumbre, pese al devenir de la situación política nacional o la actuación de diferentes administraciones. Además, señala a la confianza del cliente como clave para las entidades financieras, ya que "o se recupera la confianza del cliente o se corre el riesgo de perecer. Existe un entorno de opinión muy desfavorable de la industria bancaria, en uno de los momentos más bajos de confianza de la historia. Hay que diferenciar casos y se necesita una estrategia proactiva. La banca tiene una capacidad de mejora pública significativa", declaraba.  

Roldán reclamaba en su intervención una mayor homogeneización de la protección al cliente respecto a productos financieros con independencia de quiénes los comercialicen, añadiendo que "no se puede permitir que determinados operadores financieros no cuenten con la misma regulación que la banca". Además, afirmaba que la tendencia de las reducciones de plantillas de entre el 30% y 25% seguirá en los próximos años. 

Clientes exigentes generan empleados exigentes

El presidente de la AEB apostaba por una mayor educación financiera para crear clientes exigentes, que a su vez "obligan a los empleados bancarios a ser mejores, ya que una mayor disciplina de mercado no sólo beneficia al cliente sino también al banco". "Los bancos están preparados. No piden ayuda ni tratos de favor, sólo que no se carguen a sus espaldas exigencias onerosas. Los políticos deben saber que necesitan un sistema financiero sano, y ponerlo en riesgo sería suicida", recordaba, admitiendo que en ocasiones se mira con razón a los bancos con cierto recelo. 

"El negocio bancario no está reñido con la ética. Sin ética no hay confianza y entonces el negocio bancario no es viable"

En este sentido, explicaba que la AEB tiene que mejorar la atención del cliente, puesto que hace falta cierta claridad. "Los bancos están refinanciando hipotecas a 500.000 familias, y está dotando un fondo social de viviendas para otras 1.000. El negocio bancario no está reñido con la ética. Sin ética no hay confianza y entonces el negocio bancario no es viable", comentaba. 

Preguntado por la situación catalana, Roldán declaraba que cuando en los peores momentos de la crisis hablaba con inversores extranjeros, les decía que España saldría adelante si cada uno hacía lo que le tocaba según su responsabilidad. Su postura es la de afirmar que quienes tengan ese ámbito de responsabilidad deben sentarse y hablar sobre el problema. "Si los podemos solucionar más pronto que tarde, mejor", apremiaba. 

El presidente de la patronal bancaria recordaba también que se habían destinado 162.000 millones a saneamientos y 63.000 a aumentar los fondos propios, todo ello sin recursos públicos. Pero respecto al crédito, matizaba que la labor del banco es tremendamente difícil, ya que "es ilusorio y peligroso que todo el crédito que se pide se conceda". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba