Detalles al natural

Hola Soraya, adiós Mariano; te esperamos, Albert

Se veía venir. Hace meses que sus avatares tomaron rumbos diferentes por mucho que el que se larga, o largan, siga siendo el jefe de quien llega, o traen. Y es que, ser todo ese tiempo el político peor valorado por los españoles, con su refrendo en las europeas y andaluzas, ha puesto de los nervios a muchos.

Doña Soraya mueve los hilos con tal finura que pocos caen en la cuenta de que es la menos quemada del gobierno

No aprende

Lo más extraño es que rodeado de tanta lumbrera gris siga haciéndose escoltar por los Arenas, Pons, Montoro y compañía, que están más quemados que las maracas de Machín. O tal vez sea por eso, porque él parece un sonámbulo a quien esos mismos le han dicho que reitere hasta el hastío lo de que “ya hemos salido de la crisis”, remedo de aquel “España va bien” que tan bien explotó su padrino Aznar. La diferencia es que entonces era cierto y ahora es una media verdad, que como todos sabemos es la peor de las mentiras porque te hace confiar en algo incierto y te la pegas dos veces.

A la espera

Doña Soraya mueve los hilos con tal finura que pocos caen en la cuenta de que es la menos quemada del gobierno, o desgobierno, que ha perpetrado el Tancredo registrador. Miren si no las hemerotecas a ver si encuentran alguna crítica seria a quien en definitiva es la vicepresidenta única, o valida, de don Mariano; junto a Zapatero, el peor presidente de nuestra democracia y con mucha diferencia sobre los demás.

Demasiados desméritos

Aunque desde aquí se viene repitiendo desde que empezó a incumplir el programa que le llevó a la mayoría absoluta en 2011, no es ocioso reiterar que con el mayor poder desde Franco: poder omnímodo en el Congreso y Senado, y en las autonomías, excepto en Cataluña, País Vasco y Andalucía; amén de los municipios más importantes del Estado, sin oposición relevante por el lamentable estado en que dejó su antecesor al PSOE, con los sindicatos bajo mínimos y controlando sin problemas el resto de instituciones y organismos que vertebran el poder y la representación en España, ha sido incapaz de aplicar su programa y ponernos en el buen camino

Eso de que no sabían en el PP los pufos que habitaban los cajones, manejando desde casi un año antes todo menos el gobierno central, es una mentira de libro, o, si fuera cierto, la demostración más palpable de su incapacidad, lo cual es difícil de creer; sería más bien desvergüenza.

Lo mismo que tampoco tiene que ver con Zapatero ni con su partido el que hayan incumplido los compromisos electorales de despolitizar la justicia o reformar la Administración pública, por no hablar de lo del aborto, la política antiterrorista, etc.   

Tras el 24 de mayo vendrá la desbandada, y lo que ahora apuntan algunos mandos peperos será el acabose

Suspensísimo 

Por eso, la ciudadanía, que para mayor inri estaba resignada a lo que fuera menester teniéndole por la esperanza blanca española, le califica con algo más de un dos sobre diez y ha castigado a su partido en las urnas. Pero lo peor vendrá en mayo.

Me recuerdan esa calificación y la que viene a un profesor cachondo que teníamos en mi instituto, propenso a las rimas, cuando daba las notas y decía, por ejemplo: ¡Egea Garrigós, esto va mejor, ya llevas un dos!, o ¡García Carrilero, venga ligero, tienes un cero! Camino de eso va el señor Rajoy.

Tras el 24 de mayo vendrá la desbandada, y lo que ahora apuntan algunos mandos peperos será el acabose. El ejemplo lo hemos tenido en Extremadura, con la campaña del ínclito Monago escondiendo a su partido, y a Feijóo, proclamando que el PP no es Rajoy. ¿A qué les suena?

Mientras, la vice muñe por si fueran necesarios sus servicios tras la hecatombe municipal y autonómica, que vendería como un sacrificio en favor de España y de su partido para no desairar al presi.

Rivera y Ciudadanos: la alternativa

Pero me temo que el PP no tiene arreglo con ella ni sin ella –la última ‘jaimitada’ sobre corrupción, con el despropósito del circo en torno a la detención de Rato, tampoco ayuda–,  porque lo dejará don Mariano peor que Zapatero al PSOE. Los socialistas tienen un suelo electoral superior a los conservadores por dos razones. Primero por su raigambre histórica, y segundo porque no tienen alternativa homologable por mucho que Podemos aspire con su proclama socialdemócrata a heredarlo, además de abducir a IU.

A poco que Ciudadanos tenga el éxito que se le presume en mayo y sean capaces de explicar bien su programa de gobierno para España, serán una alternativa visible y real

Sin embargo, el PP sí tiene alternativa y ya asoma por la esquina. A poco que Ciudadanos tenga el éxito que se le presume en mayo y sean capaces de explicar bien su programa de gobierno para España, que por lo que se va conociendo es bastante aceptable y hasta ilusionante para muchos, despejada a tiempo la duda de dónde se presentará Rivera; serán una alternativa visible y real. De momento, y eso no es baladí, don Albert es el político mejor valorado por los españoles.

En el centro derecha español, algunos fácticos saludan a Soraya mientras despiden a Mariano, pero sus votantes esperan a Albert. Al menos los suficientes para hacerlo una alternativa joven, con ideas, limpia, ilusionante y nada quemada, que, además, ha sabido defender el sentido de lo español en su Cataluña natal sin exclusiones. Que no es mal banderín de enganche para millones de españoles con lo que ha caído, cae y se avecina.   


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba