Desde la heterodoxia

El rostro desencajado de Rajoy en Chicago

Si una imagen vale más que mil palabras, el rostro desencajado de Rajoy, conforme bajaba las escalinatas del avión que lo trasladaba a la cumbre de la OTAN en Chicago, lo dice todo. “¿Por qué me está pasando esto a mí cuando estamos haciendo todo lo que nos pedían?” Muy sencillo señor Rajoy, usted sólo está haciendo lo que le demandaban, por un lado, aquellos acreedores que asumieron un riesgo excesivo y se equivocaron, entre ellos la Alemania de Frau Merkel; y, por otro, unas élites financieras cuyas tropelías han provocado la insolvencia de nuestro sistema bancario.

El paquete de las distintas medidas económicas implementadas hasta ahora por el ejecutivo de Rajoy ha consistido básicamente en recortes sociales y en la expropiación del patrimonio de los españoles. Las consecuencias ya se dejan sentir. Ya está en ciernes una fuerte contracción de la actividad económica, muy superior a las inconsistentes cifras del INE. Pero además, y esto es mucho más grave, por primera vez en muchos años se han encendido las alarmas de la pobreza y la exclusión social en nuestro país, tal como advierten, entre otros, los últimos informes de UNICEF, la OIT o Cáritas.

Sin embargo, lo más triste es que usted, señor Rajoy, se equivoca a la hora de buscar aliados. En sus reuniones con distintos líderes políticos en “la Ciudad del Viento” tenía que haber plantado cara a su correligionaria política Frau Merkel, haber escuchado más atentamente la propuesta de François Hollande sobre el rescate bancario, y no dejarse embaucar por ese encantador de serpientes llamado Obama.

Plante cara a Frau Merkel

Alemania, y Frau Angela Merkel se encuentran al frente de la ortodoxia económica y fiscal europea, demandando y exigiendo a los demás miembros de la Zona euro ajustes fiscales y recortes salariales. Sin embargo, bajo los gobiernos de Angela Merkel el consumo público ha contribuido positivamente al crecimiento económico y los salarios han subido por encima de la inflación. Lo único que le importa al país germano es recuperar el ahorro que ha prestado al sur de Europa, tras inundarnos de sus productos manufacturados, y recapitalizar su sistema financiero.

Por eso la señora Merkel, con el fin de garantizarse el pago de todos y cada uno de sus distintos deudores, está llevando la negociación hasta el límite, es decir, hasta el rescate de los diferentes países periféricos atacados por los mercados. Ante esto, señor Rajoy, usted debería plantar cara ya.

Escuche la propuesta de François Hollande sobre el rescate bancario

Desde este blog hemos mantenido hasta la saciedad que el problema urgente de la economía española es el brutal volumen de deuda privada que no se va a poder pagar, que habrá que reducir mediante quitas; y como corolario, la insolvencia de la banca que a la postre fue quien concedió de manera irresponsable dicha deuda, y que finalmente habrá que intervenir. Pero es que la cuantía necesaria para el rescate bancario ya es exagerada, superior a los 200.000 millones de euros, alrededor del 20% de nuestro PIB.

Desde hace varios años distintos economistas venimos abogando por la creación de un banco malo a costa de la gerencia, dela propiedad, y delos bonistas, siguiendo la experiencia de Suecia en 1992 o de Islandia en 2008.

Pero hay otras alternativas a la nuestra, muy razonables, y que ya detallamos en otros blogs, como la de Aristóbulo de Juan, muñidor del rescate bancario de los 80. De Juan mantiene que dada la ingente suma de recursos necesarios, el problema no podría probablemente ser resuelto por la colocación de deuda en el mercado, sino que habría que acudir al FMI o al Fondo Europeo de Rescate. Afirma que más valdría tomar la iniciativa a que la tomen ellos. Señor Rajoy eso es lo que le estaba ofreciendo Hollande, dígale que sí, hágale caso.

No se deje engatusar por Obama

El otrora senador por el estado de Illinois alcanzó la presidencia de los Estados Unidos cautivando con un discurso en el que la palabra cambio ancló las esperanzas de millones de ciudadanos, deseosos de dejar atrás la desastrosa administración neoconservadora de George W. Bush. Sin embargo, cual precavido que soy, y después de tantas desilusiones, decidí esperar a los nombramientos del nuevo equipo económico de Obama, que es el pequeño ámbito donde puedo opinar algo, para ver si realmente se iba a producir un cambio.

Cuál fue mi desilusión al ver que Obama nombraba secretario del Tesoro a Timothy Geithner, y como economista jefe de los asesores económicos de la Casa blanca a Lawrence Summers. Se trata de dos hombres al servicio de Wall Street, y, claro está, iban a defender los intereses de su amo. Y debo reconocer que han hecho muy bien eso de servir a su amo. A partir de aquí mis esperanzas en Barack Obama decayeron exponencialmente.

Estados Unidos y Reino Unido están constantemente sugiriendo a Europa que continúe e implemente medidas de política económica que han fracasado en ambos países, como son una expansión del balance del Banco Central, y una recapitalización de los bancos europeos con dinero público, sin limpiar balances ni tocar acreedores. Además reclaman un ajuste fiscal en los países periféricos del sur de Europa, y un control salarial en los mismos.

Para que vea el percal del personal, señor Rajoy, en un magnífico artículo publicado en el Irish Time,Morgan Kelly, un académico irlandés, detalla las discusiones sobre el rescate irlandés de finales de 2010. Frente al interés del FMI de que hubiera quitas, el BCE, y el hombre de Wall Street, Timothy Geithner, se opusieron.

Geithner, es decir, Obama, junto con el BCE, en su labor de “independencia”, siempre han defendido a los acreedores. Tanto Geithner como el BCE han servido perfectamente a su amo: ¡que los ciudadanos incautos paguen los estropicios de la banca! La receta es conocida, amargo aceite de ricino: ajustes presupuestarios, rebajas salariales, incrementos de la jornada laboral, retraso en la edad de jubilación, y un largo etcétera de pérdida de tantas conquistas que costaron sangre, sudor y lágrimas a nuestros antepasados, y que algunos desalmados quieren ahora desmantelar. ¡Basta ya!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba