Desde la heterodoxia

La herencia de Rajoy

España se encuentra ante el final de un ciclo histórico. Eso es algo evidente para la inmensa mayoría de la ciudadanía. Atravesamos una profunda degradación política, económica, social, y moral. Sin embargo, esta decadencia, no solo es atribuible a los políticos profesionales, es extensible a unas élites económicas, mediáticas, e intelectuales que han funcionado en base a favores, prebendas, privilegios, caciquismo. Y nosotros, los ciudadanos, mientras aquellos repartían migajas, no hicimos suficiente autocrítica, asumimos como natural una forma de actuar muy alejada de los fundamentos de una democracia clásica.

España quizás sea el ejemplo más claro de lo que el profesor emérito de la Universidad de Princeton Sheldon Wolin, denominó Totalitarismo Invertido

España quizás sea el ejemplo más claro de lo que el profesor emérito de la Universidad de Princeton Sheldon Wolin, denominó Totalitarismo Invertido. Ya saben que éste es un término que hemos introducido en numerosas ocasiones. Déjenme insertar una de las expresiones usadas por Wolin en su libro Inverted Totalitarism. Uno de los rasgos básicos del Totalitarismo Invertido es que “se dejan a los ciudadanos más pobres con una sensación de impotencia y desesperación política y, al mismo tiempo, se mantienen a las clases medias colgando entre el temor al desempleo y las expectativas de una fantástica recompensa una vez que la nueva economía se recupere”. Pero dicha recompensa ya no llega. Esta afirmación nos permitirá analizar la principal herenciaque nos va a dejar Rajoy, una deuda pública y externa inasumible por el resto de las generaciones sucesivas patrias.

Las últimas semanas se han actualizado distintos datos económicos que consideramos relevantes. Por un lado, el Banco de España actualizó los datos de la deuda de nuestro país recogidos, dentro del apartado de estadísticas, en el epígrafe “Cuentas financieras de la economía española”, concretamente en el capítulo 2. El 15 de abril se dieron a conocer las cifras correspondientes al último trimestre de 2014. Por otro, ya disponemos también de los datos de Balanza de Pagos a cierre de 2014, por obra y gracia del regulador. Finalmente complementaremos el análisis con los números de balanza comercial relativos a finales de febrero de 2015, y publicados por el Ministerio de Economía.

Deuda pública y externa récord

Los datos recogidos en los cuadros 1 y 2 confirman que la dinámica de la deuda de nuestro país simple y llanamente es insostenible. Lo que empezó siendo un problema de deuda privada ha acabado contaminando definitivamente a la deuda pública. El montante de deuda de las administraciones públicas, si atendemos a las cuentas financieras de Banco de España, supera los 1,4 billones de euros, lo que supondría un incremento de más de 610.000 millones de euros, bajo Rajoy “el austero”.

Cuadro 1.- Deuda España en millones de euros según distintos sectores

Detrás de la brutal expansión de nuestra deuda soberana no se pretende sostener el empleo, los ingresos, las pensiones, la seguridad de una vivienda, tener unos estándares salariales mínimos, o el derecho a una educación digna como elemento de mejora social. No hay nada de eso. Sólo se está incrementando la deuda públicapara financiar a terceros, sanear los negocios dela superclase. ¡Qué manipulación de la política fiscal como herramienta de la lucha contra la crisis!

Estos datos se ven corroborados, véase cuadro 2, con lo que los distintos sectores deben al resto del mundo, 1,125 billones de euros, récord histórico, el 107% del PIB español. Esta cantidad significa el 26% de la deuda en su conjunto de la economía española. El resto es deuda entre sectores residentes. La cifra es parecida a 2008, pero la composición ha variado drásticamente. El 44% de la deuda externa corresponde ahora al sector público, prácticamente la mitad, frente al 20% de 2008. Por el contrario, las deudas que nuestras entidades financieras deben al exterior representan “solamente” el 30% del total de nuestra deuda externa, frente al 54% en 2008. Mientras, la deuda externa de las sociedades no financieras representa el 26% del total de la deuda patria con el exterior, cifra idéntica a 2008.

Cuadro 2.- Deuda Externa España según distintos sectores a cierre 2014

Lo que estos datos confirman es el porqué desde el exterior, con el apoyo entusiasta de las élites bancarias patrias y sus brazos políticos, se impuso una política de austeridad. Se trataba de disponer recursos públicos para destinarlos a financiar a terceros, a ellos. El rescate al sistema financiero españolconsistía únicamente en proporcionar recursos al sistema financiero patrio para que pudiera hacer frente a sus deudas, aplicando duros procesos de reestructuración interna con el fin de liberar recursos, por si acaso. En realidad no se trataba de un rescate al sistema financiero patrio, sino a los sistemas financieros alemán y francés, manteniendo de paso en sus sillas a la gerencia patria.

Mientras en el último año apenas se ha incrementado lainversión directa extranjera en 13.000 millones de euros, la inversión foránea especulativa ha aumentado en 113.000 millones

Crisis a la griega

La misma radiografía obtenemos a partir de la Balanza de Pagos. Un análisis de la composición de la posición de inversión internacional neta de España muestra que mientras en el último año apenas se ha incrementado lainversión directa extranjera en 13.000 millones de euros, la inversión foránea especulativa ha aumentado en 113.000 millones. Solo llegan flujos de inversión extranjeros para financiar al Tesoro y compra de bonos corporativos de las grandes empresas patrias, bajo el paraguas de la “seguridad” aportada por los bancos centrales. La tremenda propensión al riesgo de los mercados financieros, variable no controlada por los gobiernos, es lo que ha evitado hasta ahora el derrumbe.

Para completar las cifras, el saldo comercial registró en enero-febrero de 2015 un déficit de 4.633,4 millones de euros, un 4,3% más que el registrado en el mismo periodo de 2014. Mientras las exportaciones acumuladas en ese período crecen al 0%, la menor tasa desde 2009, -¿dónde está el cambio de modelo productivo?- las importaciones repuntaron un 0,5%.

El crecimiento de España, en realidad, se basa en consumo privado, intentos de reactivar el ciclo inmobiliario, y no en nuevo modelo productivo. En ausencia de rentas salariales, el crecimiento se está financiando con más deuda. La deuda total, pública, y externa neta alcanzan niveles récord históricos. La tremenda propensión al riesgo de los mercados financieros, variable no controlada por los gobiernos, es lo que ha evitado hasta ahora el derrumbe. Sin embargo, el aumento de la aversión al riesgo en los mercados financieros ya ha iniciado sus primeras etapas, y nos aproximamos a un ciclo de aversión al riesgo global. Entonces es muy probable que España entre en un círculo vicioso: crisis de deuda soberana, crisis de balanza de pagos, crisis bancaria, y crisis de la Seguridad Social. ¡Y esa será la herencia de Rajoy!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba