Desde la heterodoxia

El fenómeno de la biflación

En las economías occidentales se está produciendo un nuevo fenómeno que lleva asociado su correspondiente “apodo” en la jerga de los economistas: la biflación, biflation en inglés. Mientras que hay inflación en una parte de la economía, por lo general bienes cuyos precios se fijan en mercados financieros, (en especial las materias primas), al mismo tiempo hay una situación próxima a la deflación en aquella parte vinculada a la demanda efectiva, es decir, a los artículos de producción nacional y a los adquiridos con el crédito.

 Si analizamos la inflación de la economía española, se puede observar como desde octubre de 2009 la inflación subyacente de manera sistemática se ha situado por debajo de la inflación general. En el último dato publicado, el correspondiente al mes de septiembre, la tasa de variación interanual del IPC se sitúa en el 3,1%, mientras que la tasa anual de la inflación subyacente es del 1,7%. Algo parecido pasó desde enero 2002 hasta octubre 2008.

 Históricamente los economistas separábamos la inflación total de la subyacente, porque en la primera se incluían lo que denominábamos componentes erráticos. Se trata de los precios de los bienes de la cesta de consumo que se fijan en mercados financieros, energía y alimentos no elaborados, que hasta 2002 se movían erráticamente alrededor de una media, siendo una parte de los mismos precios regulados, de manera que al final la inflación total solía converger a la subyacente.

Ciclo explosivoSin embargo, algo cambia a partir de finales de los 90. Se inicia un ciclo secular alcista explosivo en los precios de las materias primas, donde, a diferencia de los grandes índices de las bolsas occidentales, que desde el año 2000 apenas han dado nada, los rendimientos acumulados desde finales de 2001 se aproximan al 200%.

Si bien la incorporación de los países emergentes al crecimiento económico explicaría una parte de la misma, hay dos razones más importantes en la evolución del precio de las materias primas. Por un lado, la incorporación paulatina, como una activo más de diversificación, de las materias primas en las carteras globales de activos, paralelo a una participación en los mercados derivados de jugadores no comerciales. Por otro lado, la política monetaria de la FED.

En el año 2002 se incorpora a la Reserva Federal Ben Bernanke, al cual se le ficha porque se le considera un experto académico a la hora de explicar y combatir fenómenos como la Gran Depresión asociados a una deflación por deuda. Sus ideas, contenidas en su famoso discurso Deflation: Making Sure "It" Doesn't Happen Hererápidamente las implementará la FED, y son las que están detrás de la política monetaria de tipos cero y de expansión cuantitativa, o aumento del balance de la FED, que se han producido desde 2008.

Sin embargo, la realidad es que no se ha reactivado la actividad económica, al encontrarnos en trampa de liquidez. La velocidad de circulación del dinero está cayendo mientras se incrementa la base monetaria, y, por lo tanto, no se genera actividad económica.

Es un ejemplo más, y ya van muchos, de los errores que se esconden detrás del monetarismo de Milton Friedman y compañía. Sí, señores, el dinero es endógeno al ciclo, no exógeno. Solo ciertos economistas postkeynesianos, como Hyman Minsky, consideraban este hecho, de ahí que la ortodoxia dominante, donde se incluyen los nuevos clásicos, los keynesianos de la síntesis, y los nuevos monetaristas, ni hayan olido ni entendido la actual crisis económica.

Pero además, el objetivo último, no escrito, de Ben Bernanke, era aumentar los precios de los activos financieros de riesgo, entre ellos las materias primas, para incrementar la actividad económica. De nuevo algo vuelve a fallar. Cuando la riqueza sube muy por encima de las condiciones económicas de generación de rentas en un país, al final los precios de los activos financieros sufren descensos bruscos. La riqueza nacional debe, y empíricamente ocurre, crecer en el largo plazo a la tasa de expansión del PIB.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba