Desde la heterodoxia

La farsa del banco malo “a la española”

Esta semana el presidente del BBVAafirmó, sobre el futuro banco malo que está diseñando Guindos y su equipo, que su entidad “está abierta a cualquier posicionamiento y estamos dispuesto a hacerlo, bien como accionistas o bien poniendo activos, en beneficio del banco y del país”. “Todos los bancos estamos abiertos a participar si es bueno para España”, llegó a decir. Obviamente, y perdonen ustedes, me entró una sonora carcajada. No pude contenerme. O aún no se ha enterado de la que ha montado la banca en este país, ayudada por unos políticos entregados a la causa, o pensaba que estaba actuando en el Club de la Comedia, cosa que dudo, viendo el elenco de asistentes a su conferencia en el Foro ABC-Deloitte.

Ahora en serio, ya basta de ocultar a la ciudadanía la realidad. El gobierno es incapaz de encontrar inversores extranjeros, incluidos fondos soberanos, que entren como accionistaso bonistas en el banco malo. Le pasó exactamente igual a aquella banca insolvente que en su momento quiso colocar acciones preferentes entre los inversores profesionales. La mayoría de ellos se negaron a comprar.

¿Recuerdan lo que hicieron entonces? El gobierno y las élites financieras decidieron que si el mercado profesional no las compraba, no quedaba más remedio que venderlas a los ahorradores patrios a través de los bancos locales, ofreciéndose bajo el calificativo de productos de bajo riesgo.

Ahora pasa algo parecido, lo que ocurre es que en principio no van a ser ciudadanos engañados los que salgan al rescate de Guindos, sino la gran banca. Recomiendo encarecidamente la noticia publicada este viernes por Miguel Alba en este medio, “La gran banca rescata a Guindos ante la falta de inversores para el banco malo”. Pero claro la gran banca solo participará si consigue algo a cambio, lo cual será malo, muy malo, para los contribuyentes españoles.

El objetivo del gobierno es una quimera

El Ministro de Economía, Luis de Guindos, en la conferencia de prensa del viernes 31 de agosto, señaló que el objetivo es que los inversores privados adquirieran una participación mayoritaria en el banco malo. Concretamente afirmó "la empresa de gestión de activos debe ser viable y no generar pérdidas y al final no debe tener ningún impacto sobre el contribuyente".

Como ya detallamos en un blog previo, esta afirmación simple y llanamente es falsa porque ambos objetivos son incompatibles. El gobierno deberá elegir entre sobrepagar por la compra de los activos tóxicos, sin tocar a los acreedores extranjeros, en cuyo caso la fiesta la acabarán pagando los contribuyentes patrios. O, alternativamente, proteger a los ciudadanos españoles, infrapagando en la compra de dichos activos podridos, siendo la gerencia, los propietarios y los acreedores extranjeros quienes asuman el coste por haber llevado a la insolvencia a nuestro sistema bancario, al asumir todos ellos riesgos excesivos.

Los inversores extranjeros ya se han olido el percal. A fecha de hoy solo están dispuestos a entrar en el banco malo, en un primer momento, la gran banca española (Santander, BBVA, y La Caixa) que, casualidades de la vida, también está llena de esos activos tóxicos. Por cierto, si el banco malo puede obtener un beneficio derivado de la “gestión” de los bienes que compra a los bancos, ¿por qué no podrían los bancos manejarlos ellos mismos? ¿Y qué pintan como accionistas de un instrumento de gestión de activos podridos todos aquellos que los incluyeron en su balance contaminándolo en unos casos, y en otros quebrándolos directamente?

Santander, BBVA, y La Caixa quieren “trato preferencial”

La gran banca española quiere un traje a medida para entrar como accionistas o bonistas en el banco malo. Y al gobierno, que ansiaba la participación del sector privado en la financiación de dicho banco malo con el objetivo de no incrementar la deuda y el déficit público en la cuantía del rescate, no le queda más remedio que ceder a sus pretensiones.

A las entidades nacionalizadas o intervenidas, y a aquellas susceptibles de entrar en el grupo 2 o 3 según el memorándum del rescate del sistema financiero español, el banco malo les comprará los activos basura muy por debajo del valor en libro menos provisiones, lo que es, desde el punto de vista de los contribuyentes, deseable siempre y cuando sean sus acreedores quienes acaben recapitalizándolo. Eso es lo correcto, se infrapaga y la factura se pasa a aquellos que permitieron tal destrozo, sus accionistas y todos sus bonistas. Véase el ejemplo del rescate bancario de Suecia en 1992 con su banco malo Securum, donde la gerencia de la banca nacionalizada se fue de patitas a la calle, y los acreedores pagaron la fiesta.

Sin embargo, y aquí viene la trampa, al BBVA, Santander u otras no intervenidas que entren como accionistas en el banco malo se les podría comprar los activos tóxicos a valor en libro menos provisiones. Sí fuera sí, ¡menudo regalo!, sustituyen en su activo porquería de primera calidad por liquidez o bonos soberanos, y no tiene que recapitalizarse. ¡Qué maravilla, qué ejemplaridad! Por favor, dejen de insultar nuestra inteligencia cuando afirman sin rubor que todos los recortes en salarios, derechos básicos, pensiones, desempleo… son para garantizar el sistema de bienestar. No sean tan miserables.

Pero la cosa no para ahí. Además, pelillos a la mar, en el banco malo no se van a incluir ni préstamos o créditos a particulares, PYMES, Administraciones Públicas o participadas. Como ya detallamos en un blog previo, la cuantía necesaria, siguiendo el diseño implantado por las élites, rondará finalmente los 300.000 millones de euros frente a los 100.000 millones inicialmente solicitados. Por cierto, la oposición política ¿no se entera de nada, no tiene ni idea de lo que pasa, o conchaba con todo ello? ¡Qué pena de país, cuanta regeneración hace falta! ¿Alguien duda de que al final haya un rescate total? ¡Qué vergüenza!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba