Desde la heterodoxia

Recomendaciones a los líderes del G-20, antes de la Cumbre de San Petersburgo

Me comprometí con ustedes, después de detallarles en un blog previo mi participación durante los días 23 y 24 de mayo en el cuarto Seminario Euro-BRICS (Brasil, Rusia, Indica, China, y Sudáfrica), a trasmitirles las recomendaciones que desde el mismo, a través del think tank europeo LEAP2020 (laboratorio europeo de anticipación política), se trasladarían a los líderes del G20 antes de la Cumbre de San Petesburgo, que tendrá lugar en esta bella ciudad entre los días 5 y 6 de septiembre.

En dichas jornadas participó un grupo de expertos muy heterogéneo, de donde salieron unas primeras conclusiones que, posteriormente, tras un amplio análisis y un enriquecedor debate, se materializarían en una serie de recomendaciones y soluciones prácticas para una salida cooperativa de la actual crisis sistémica, y que deberían abordarse con urgencia. Las recomendaciones que se van a presentar se han agrupado en cinco grandes bloques.

1.- Hacia una nueva arquitectura financiera

Se recomienda reducir el tamaño de los bancos y restaurar la ley Glass-Steagall, que separa la banca comercial y la de inversión, añadiendo a ello una más efectiva supervisión de las instituciones financieras bajo la tutela pública. Es necesario, además, una reestructuración del sistema financiero occidental insolvente a costa de gerencia, accionistas y acreedores.

Se exige prohibir a las instituciones financieras especular en derivados de ciertas materias primas, energía y productos básicos agrícolas. Finalmente se propone la creación de un nuevo sistema monetario internacional basado en una cesta de monedas de las principales economías del mundo.

2. Hacia nuevos principios para el comercio transcontinental

Para hacer frente a los crecientes conflictos comerciales transcontinentales, se trataría de reducir los enfoques de libre comercio al intercambio dentro de las distintas entidades regionales. Respecto al comercio entre bloques regionales se optaría por programas de “facilitación del comercio”.

Para hacer frente a la creciente desconfianza de los ciudadanos en relación con los acuerdos comerciales, hay que garantizar la transparencia de negociaciones y la participación de las sociedades civiles interesadas en este campo.

3. Hacia un acceso a la energía libre de conflictos

A partir de la exitosa experiencia de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), se trataría de diseñar una Asociación Estratégica de la Energía que se encargará de regular, facilitar y mejorar el acceso a los recursos energéticos, libre de conflictos. Hay que poner fin, además, al monopolio de la City de Londres sobre la gestión del riesgo y coberturas del petróleo.

Se debería desarrollar la iniciativa de un fondo mundial para la financiación de la investigación y el despliegue inicial de las tecnologías sobre la energía limpia. Ello incluiría diseñar un plan integral para reducir y/o eliminar los subsidios a la energía fósil.

4. Acercamiento Euro-BRICS como un embrión de la futura gobernanza mundial.

En primer lugar habría que organizar una primera cumbre Euro-BRICS en 2014 a más tardar. Habría que considerar la posibilidad de establecer grupos de trabajo Euro-BRICS sobre cuestiones específicas, con especial atención a la cooperación científica y a la educación.

Habría que establecer una plataforma de dialogo tendente a “facilitar el comercio” Euro-BRICS. A continuación se podría extender en los distintos organismos internacionales (OMC,…), por ejemplo, en el período previo a la Novena Conferencia Ministerial de la OMC en Indonesia en diciembre de 2013.

Es necesario modernizar los controles de flujos humanos y poner en marcha un proyecto de “Espacio Schengen” Euro-BRICS. Habría que introducir una agenda africana común en todas las futuras Cumbres Euro-BRICS: impulsar la cooperación y la coordinación entre Europa y los BRICS sobre temas africanos. Finalmente se propone la necesidad de considerar y promover la creación de una agencia de calificación Euro-BRICS.

5. Recomendaciones especiales a los líderes de la zona euro

Se debe completar la independencia monetaria de la zona euro soltando anclas definitivamente de las infraestructuras alrededor del dólar, poniendo fin, por ejemplo, a la facturación de las transacciones internacionales de Eurolandia en dólares.

Se trata de recomendaciones muy fáciles de implementar y que pondrían las bases para que lo ocurrido en la última década no vuelva a suceder, y que la inmensa mayoría de los ciudadanos entienden y apoyan. El objetivo, en definitiva, es un mundo mejor. Ahora hace falta ver si realmente las actuales élites financieras y su brazo político lo aceptan, aunque solo sea por su propia supervivencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba