Desde la heterodoxia

El PIB en 2013 se contrajo más de un 2%

Los datos preliminares de la Contabilidad Nacional del Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos a 2013 deben ser revisados fuertemente a la baja. Sin embargo, me temo que finalmente escogerán otra opción, y volverán a sacar otro conejo de la chistera, concretamente un deflactor implícito del PIB “excesivamente” negativo, una forma muy burda de incrementar crecimiento en términos reales. El PIB real de 2013 se contrajo como mínimo un 2%, bastante más de lo inicialmente estimado.

El INE debe dar explicaciones convincentes sobre cómo calcula las estimaciones preliminares, qué supuestos hay detrás y por qué se desvían sus cálculos de consumo privado, consumo público y de exportaciones netas, respecto de otras partidas y fuentes de información que van recogiendo de manera fiel el devenir de nuestra economía. Conforme disponemos de nuevos datos queda claro que la Contabilidad Nacional del Instituto Nacional de Estadística ha ido “revelando una fotografía” al margen de la realidad. Pero una vez se dispone de toda la información, ya no se justifica.

Lo último conocido es la Encuesta de Presupuestos Familiares de 2013 elaborada por el propio INE, y cuyas conclusiones son aterradoras. Dibujan una realidad del gasto de las familias que nada tiene que ver con la evolución del consumo privado aportada por el INE. Repito, deben dar explicaciones claras, razonables, creíbles.

La encuesta de presupuestos familiares de 2013

La encuesta de presupuestos familiares correspondiente a 2013 ha supuesto otra bofetada al discurso manido de que hemos salido de la crisis. Al revés, lo que sugiere es la economía de guerra en la que se han sumido la mayoría de los hogares españoles desde que comenzó, allá por 2008, la actual crisis sistémica. El gasto medio por hogar se contrajo el año pasado otro 3,7%, siendo las partidas relacionadas con el ocio las que han sufrido el mayor ajuste, sectores por cierto que sí han ajustado precios a la baja.

Por contra las familias se han visto obligadas a aumentar los gastos relacionados con los distintos oligopolios patrios -luz, gas, comisiones bancarias,..- un auténtico cáncer para nuestra querida España; y aquellos otros referentes a servicios básicos -educación o medicamentos- cuyos precios se han incrementado por obra y gracia del gentil ejecutivo Rajoy. Nos bajan los salarios, suben los precios regulados, imponen copagos, en definitiva, hunden las rentas de las familias, mientras que la riqueza de la “superclase” alcanza niveles récord. Ergo, la desigualdad social se dispara en España y alcanza niveles intolerables. Digámoslo claramente, las élites patrias, políticas y económicas, desangran a la ciudadanía sin asumir ninguna de ellas las consecuencias de sus actos y de sus excesos. La crisis la han aprovechado para hacer un terrible ajuste de cuentas con los españoles. Pero no les quepa ninguna duda que la venganza de la ciudadanía es un plato que se servirá bien frío. Y luego aún se preguntarán el porqué.

Si el gasto medio de los hogares ha bajado un 14,5% entre 2008 y 2013, hasta quedar en una media de 27.098 euros, y la segunda mayor caída durante la crisis se produce en 2013, ¿cómo es posible que el consumo privado haya registrado crecimientos intertrimestrales reales positivos en los tres últimos trimestres del año pasado?; ¿cómo es posible un crecimiento acumulado del consumo privado en 2013 del 0,7%? Alucinante, ¿verdad?

El Sector Exterior en 2013 y 2014

Otro de los grandes misterios del PIB del 2013 es la aportación del las exportaciones netas al crecimiento económico. Resulta más que llamativo como se han manoseado los datos del sector exterior de la segunda mitad de 2013. ¡Pero es que continúan en ello! Mientras que según el Ministerio de Economía las exportaciones de bienes cayeron a ritmos importantes en la segunda mitad de 2013, en la Contabilidad Nacional crecían. Algo parecido pasaban con las importaciones anuales, donde repuntaban mucho más en los datos del Ministerio que del INE. Sólo estas diferencias en sector exterior aportaban ocho décimas porcentuales al incremento medio anual del PIB. La experiencia nos dice que cuando el INE revisa sus cifras se acerca a las del Ministerio.

Por cierto, llevamos avisando de que se agota el mantra de la competitividad del gobierno Rajoy que tanto daño ha hecho a la ciudadanía. El dato de las exportaciones del mes de abril ha sido el peor desde la contracción del comercio mundial en 2009, al caerse un 3,7%. La tendencia de las exportaciones es descendente. Han confundido competitividad con productividad; han ignorado el carácter anticíclico de esta última, pero se les está desmontando el chiringuito. Su reforma laboral es uno de los mayores fiascos de nuestra reciente historia democrática.

Por el contrario las importaciones se disparan. Algunos pensarán, ¡genial!, se recupera la demanda interna, sin embargo lo que tira de la demanda no es la inversión productiva, sino el consumo público, financiado con más deuda ilegítima -por y para los lobbies- y aumentando nuestro endeudamiento exterior hasta niveles récord históricos. ¡Porca miseria!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba