Desde la heterodoxia

Grecia, el fracaso del Euro

Se equivoca Syriza, se equivoca Tsipras, se equivocan Yanis Varoufakis y Euclid Tsakalotos. Los detalles iniciales del preacuerdo con la Troika son una humillación, una imposición, no solucionan el problema de fondo, una deuda impagable y demuestran que el euro tal como está diseñado, no funciona, es inútil, no vale para nada. Se reduce a una mera relación acreedor-deudor, donde el sur de Europa está condenado a la miseria. En España el modelo de desarrollo que siguió a la firma del Tratado de Adhesión a la Unión Europea supuso nuestra desindustrialización, una terciarización alrededor de un modelo de desarrollo intensivo en mano de obra no cualificada, tierra, energía, agua, recursos naturales. Un modelo depredador, que sólo giraba alrededor de la revalorización del suelo, basado una dependencia del ahorro del centro y norte de Europa. Un modelo para el desastre.

Cuando se incrementen las primas de riesgo globales ya no será posible rescatar a acreedores privados

Personalmente pienso que en este contexto, el euro no aguantará cuando estalle la actual burbuja financiera. Cuando aumente la aversión al riesgo, cuando se incrementen las primas de riesgo globales ya no será posible rescatar a acreedores privados, básicamente una banca frágil, vulnerable, insolvente; ya no será posible hacer frente a unos volúmenes de deuda pública impagables, insostenibles. Veremos quiebras de deuda soberana, veremos cosas inimaginables como consecuencia de una clase política miope, cobarde, mediocre.

Grecia, no solo debería haber peleado porque se le permitiera reestructurar la deuda dentro del Euro sin condiciones. Además, tendría que haber conseguido desgravaciones fiscales a la exportación, y/o imponer protecciones comerciales. Si no consigue nada de esto, como así parece, por mucho que permanezca en el Euro, su situación en el medio plazo será insostenible. Si los acreedores quieren seguir dictando la resolución del problema griego, el nuevo gobierno heleno debería haber roto la baraja e implementado el plan B, el "gréxodus".

El plan B

Grecia tenía un plan B, el de Costas Lapavitsas. El profesor de economía en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres sostiene que la única manera de que Grecia puede vencer a la austeridad es liberarse del euro."El paso más importante es darse cuenta de que la estrategia de la esperanza de lograr un cambio radical en el marco institucional de la moneda común ha llegado a su fin”. Lapavistas defiende sin tapujos la salida del euro, que supondría una devaluación que haría necesarias la suspensión de pagos, la reestructuración de la deuda, controles de capital, y la nacionalización de la banca.

Si se quiere que la productividad tome una trayectoria ascendente, las economías periféricas deben alejarse del consumo, del endeudamiento individual y las burbujas especulativas

Sería fundamental a su vez, afirma Lapavitsas, introducir la política industrial con la implementación de un programa nacional de inversión pública y privada. Si se quiere que la productividad tome una trayectoria ascendente, las economías periféricas, entre ellas la nuestra, deben alejarse del consumo, del endeudamiento individual y las burbujas especulativas. Un cambio estructural requiere mecanismos públicos que puedan movilizar los recursos disponibles para la inversión. Exige también una transformación de la educación asignando recursos adicionales y extendiendo su alcance a los más desfavorecidos. La mejora de la educación debe aumentar la cualificación de la mano de obra. Además, Grecia deberá abordar su papel en una economía globalizada. La autarquía es imposible.

El drama griego, español, portugués, italiano…

Detrás del drama griego, del drama español, del drama irlandés, del drama portugués, detrás del dolor infligido por la Troika, simplemente existe la actitud de una clase social depredadora, la superclase, que impone unas políticas económicas ineficaces, que dispone además de unos medios de comunicación a su servicio, muy bien alimentados. La superclase presiona para imponer duros recortes a los pensionistas, para desmantelar los sistemas de protección social, para subir los impuestos regresivos del IVA. Por contra, braman estos inquisidores de la austeridad, aumentar los impuestos corporativos y los impuestos sobre la renta a los más ricos es negativo para el crecimiento económico. Mienten, y vuelven a mentir.

Grecia no cumplirá con las obligaciones impuestas. Puede privatizar unos activos, e incluso puede pretender recortar las pensiones. Pero no hay ninguna posibilidad de que puede lograr el superávit primario porque su economía no va a ser capaz de crecer con la suficiente rapidez, igual que España, gracias a la psicopatía de la clase dominante.

El problema de fondo es muy grave. En cada oportunidad los plutócratas engreídos han abusado de sus poderes y posiciones para crear burbujas financieras masivas, que utilizan para recompensar a sí mismos y a sus compinches. Y después, sumergen al público en condiciones similares a la depresión con sus recetas neoliberales descabelladas.

Individuos tan mediocres como Juncker, Merkel, Hollande y Rajoy van a hacer surgir un fuerte nacionalismo anti-UE en la periferia

En vez de buscar una mayor integración económica, fiscal y política, individuos tan mediocres como Juncker, Merkel, Hollande, Rajoy… van a conseguir sacar lo peor de nosotros, van a hacer surgir un fuerte nacionalismo anti-UE en la periferia. Será el único medio que las naciones más débiles tendrán para combatir eficazmente a las naciones más fuertes. Y cuando este sentimiento se generalice en toda la periferia, la Unión Europea ya no será capaz de continuar en su forma actual.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba