Desde la heterodoxia

España, líder en paro

Hace varios trimestres que desde las autoridades políticas, sus valedores económicos, y unos medios de comunicación dóciles, se trata de dar la impresión de que lo peor ha pasado. Se vuelve a engañar masivamente a la ciudadanía. Hay que vociferar a los cuatro vientos, al más puro estilo "goebbeliano", que unas políticas económicas absolutamente ineficientes e injustas han valido para algo. En realidad han permitido proteger la riqueza de quienes siempre han jugado en nuestro país con las cartas marcadas y que, de nuevo, vuelven a irse de rositas.

Permítanme negar la mayor. En nuestra querida España no hay ninguna recuperación en ciernes, y la vulnerabilidad de nuestra economía es, si cabe, todavía mayor que en 2008. Como corolario, no existe la tan cacareada generación de empleo. Cuando algunos economistas afirmamos que el mercado laboral patrioestá en parada cardiorrespiratoria, ya no solo es una cuestión de un aumento brutal de la precarización del empleo o de una destrucción masiva de horas trabajadas, que lo es. Hay algo más, todavía peor, el maquillaje contable.

Según denuncia el periódico nuevatribuna.es, y que sirva como botón de muestra, el Gobierno de María Dolores de Cospedal ha puesto en marcha un mecanismo de doble contabilidad de los parados. El pasado mes de agosto la consejería de Empleo contrató a una empresa privada, tal como denuncia la revista, para que “depurase” el registro de parados en la región. Para llevar a cabo este “maquillaje” de cifras, el Gobierno cedió el registro de datos privados de los inscritos a esta empresa.

Mediante un cuestionario de 28 preguntas, que realizaban por teléfono y correo electrónico, bajo el nombre de la consejería de empleo, y en función de las respuestas, que además eran cerradas, el encuestador podía dejar de considerar que el encuestado estaba buscando empleo de forma activa; en cuyo caso seguiría siendo parado, pero dejaría de ser un parado registrado por el Gobierno de Castilla La Mancha. ¡Voila!, de esta manera parece ser que dejaron de ser parados registrados nada menos que 50.000 personas. Estos pasan a engrosar un nuevo “fichero B’ de parados. Maravilloso, ¡qué manera de reducir el paro!

La tasa de paro real supera el 34%

Pero vayamos ahora a la Encuesta de Población Activa (EPA). Los datos de los últimos trimestres reflejan en realidad la mayor precarización del factor trabajo de nuestra historia democrática. La situación actual se antoja absolutamente insostenible. En España se puede afirmar de manera rotunda que trabajar no garantiza salir de la pobreza.

Si analizamos los datos de las últimas cuatro EPA se observan ciertas anomalías sorprendentes. Si bien se ha reducido el paro en 515.700, los dos factores más relevantes son llamativos. Por un lado, una fuerte caída de la población activa, -241.700, debido a la ausencia total de expectativas. El resto sería creación neta de empleo. Pero analicemos éste último.

El empleo que más crece es sobre todo el trabajo por cuenta propia, 58.500, cuya inmensa mayoría es de una calidad ínfima, de pura subsistencia, al cual se acogen aquellos que no tienen otra opción, bien porque nadie demanda sus servicios, bien porque así se lo obligan los empleadores. Si analizamos el crecimiento de los asalariados, 95.700, se observa cómo mientras crecen los temporales, 122.400, caen los indefinidos, -26.700. Si escrutamos además las horas trabajadas, se observa que apenas han subido respecto al trimestre del año anterior, y caen las horas trabajadas por trabajador. Además la tasa de actividad vuelve a caer hasta situarse en el 59,53%, nuevo mínimo en lo que llevamos de milenio.

Con el fin de evitar erróneas interpretaciones del dato de la EPA, propuse hace varios meses una solución, que el INE imitara al Bureau of Labour Statisticsde los Estados Unidos, y publicara distintas medidas de tasa de paro que reflejaran la actual precarización. Los economistas que analizan la economía estadounidense suelen utilizar una medida de tasa de paro muy conocida por sus siglas, U6, o "unemployment 6" y que refleja mejor la realidad del mercado laboral.

A la tasa de paro convencional se añade, por un lado, aquellas personas que actualmente ni están trabajando ni están buscando trabajo, pero indican que quieren y están disponibles para un trabajo y han buscado empleo en algún momento en los últimos 12 meses. Por otro, se incorpora además los trabajadores desalentados, aquellos que han dado una razón relacionada con el mercado de trabajo para no estar buscando empleo. Finalmente se incluyen las personas empleadas a tiempo parcial por razones económicas, es decir, aquellas que desean y están disponibles para trabajar a tiempo completo, pero han tenido que conformarse con un horario a tiempo parcial.

Y miren ustedes qué casualidad, a través de una noticia del diario elEconomista.es pudimos enterarnos realmente de cuál es la tasa de paro U6 en España y cómo se situaba en relación a Europa. Para ello entrevistaban y utilizaban los datos del profesor experto en mercado laboral del colectivo Nada es Gratis, Florentino Felgueroso. Pues bien, si en España se utilizase el indicador U6 para medir el paro, el resultado sería una tasa de paro del 34,2% con los datos de la última EPA. Somos el país con la tasa más alta de la Unión Europea, por encima de Grecia. En definitiva, midiendo la tasa de paro como los americanos somos aún más líderes en paro. Entonces, ¿de qué narices alardean el ejecutivo y sus adláteres mediáticos?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba