Desde la heterodoxia

Análisis surrealistas de la economía española

Vuelve a suceder. De la misma manera que en mayo 2008 el FMI no se enteró de la crisis sistémica que estaba a punto de estallar, ahora sigue sin comprender que la única razón que ha evitado temporalmente la recesión global y la nuestra es la manipulación de los mercados financieros. Pero tiene fecha de caducidad. Ya hay síntomas de agotamiento, de estar a punto de activarse una tormenta perfecta en todos los mercados financieros de riesgo. Pero les da igual. Hay una mezcla de incompetencia estructural, como de deseo innato de mantener unos privilegios de clase, en este caso, además de los de la “superclase”, sus puestos de trabajo. Porque ellos “se lo merecen”.

La situación, en realidad, es grave, muy grave. Al enfermo se le sigue suministrando la droga que le llevó al caos. El aumento de la propensión al riesgo ha permitido continuar expandiendo un crecimiento vía deuda. Por lo tanto, la causa de la actual crisis sistémica no solo no se ha corregido sino que se ha agrandado. Un buen ejemplo de ello es España. Ésa es exactamente la receta para un desastre garantizado.

Y ese desastre tiene un nombre, deflación por endeudamiento -global y patria-. Resulta hilarante el análisis sobre la deflación de aquellos que “resfriados” ni siquiera percibieron su hediondo olor. Algunos incluso se atrevieron a anticipar una hiperinflación pensando en que se estaban “imprimiendo billetes”. En realidad, la mayoría de los economistas siguen sin comprenderaún el papel de los bancos, la deuda privada y el dinero en la economía, aspectos esenciales y relevantes de una economía de mercado, y que tienen que ser incluidos en sus modelos económicos. Saben que ese es desde hace varios años nuestro diagnóstico, y también saben las consecuencias.

Resulta sorprendente, bajo esta aproximación, los análisis neoclásicos al uso, como los del FMI, nuestro gobierno y la inmensa mayoría de “think tanks” generosamente regados con dinero de lobbies, oligopolios, y “oligarcas” varios. Pero también hay análisis discrepantes con la visión complaciente de la ortodoxia. Un ejemplo, las perspectivas globales de Steve Keen, responsable de la escuela de economía, historia y política de la Universidad de Kingston, cuya aproximación es parecida a la nuestra. Léanlo, se lo recomiendo. Pero hablemos de España.

El montante de deuda de las administraciones públicas supera en realidad los 1,4 billones de euros, lo que supone un incremento bajo Rajoy “el austero” de más de 593.000 millones de euros, en solo dos años y nueve meses

España, ejemplo surrealista

El crecimiento económico patrio de los últimos trimestres constituye un buen ejemplo de la ausencia de un análisis crítico de los datos. La incongruencia de las cifras de Contabilidad Nacional de 2013 y 2014, todas ellas preliminares, ofrecen sin embargo un único hilo de explicación cuando se ponen en relación con otras estadísticas oficiales –Balanza de Pagos, Cuentas Financieras, Mercado Laboral…- y sugieren undiagnóstico distinto al del gobierno. Pero para ello vayamos a las cifras, que acaban de actualizarse, de las Cuentas Financieras y Balanza de Pagos, ambas publicadas y recopiladas por Banco de España.

Por un lado, alcanzamos niveles récord de deuda pública y deuda externa neta. El montante de deuda de las administraciones públicas supera en realidad los 1,4 billones de euros, lo que supone un incremento bajo Rajoy “el austero” de más de 593.000 millones de euros, en solo dos años y nueve meses. Nos referimos a las cifras del tercer trimestre de 2014, recientemente actualizadas por el regulador y recogidas en el capítulo de Cuentas Financieras. Por otro lado, la deuda externa neta, se ha incrementado hasta alcanzar un nuevo récord histórico, superando en el tercer trimestre de 2014 el billón de euros, tal como se puede apreciar en las cifras de Balanza de Pagos. Por cierto, el desendeudamiento de familias y empresas no financieras va despacio, muy despacio.

La situación se agrava si analizamos la composición de la posición de inversión internacional neta de España. Mientras en el último año apenas de ha incrementado la inversión directa extranjera en poco más de 35.000 millones de euros, la inversión foránea especulativaha aumentado en casi 150.000 millones de euros. Lo único que ha mantenido a flote nuestra economía es la llegada de flujos de inversión extranjeros concentrados en operaciones especulativas debido al bajo precio del activo correspondiente, bajo el paraguas de la “seguridad” aportada por los bancos centrales. La tremenda propensión al riesgo de los mercados financieros, variable no controlada por los gobiernos, es lo que ha evitado hasta ahora el derrumbe.

La demanda interna crece, mientras que no se moderniza nuestro aparato productivo, empeorando nuestra competitividad

Huida hacia adelante

¿Qué lectura podemos hacer de estos datos? Obviamente de enorme preocupación. Viendo que sus recetas neoclásicas no generaban la tan cacareada mejora de nuestro sector exterior, el actual ejecutivoinició, en plena burbuja en los mercados financieros, otra huida hacia adelante. El motor del crecimiento y del empleo es el consumo privado y el sector servicios, en un contexto de deflación y caídas de rentas salariales. Por contra, las cifras relativas a disponibilidades de bienes de equipo continúan débiles. La demanda interna crece, mientras que no se moderniza nuestro aparato productivo, empeorando nuestra competitividad. Dicho crecimiento se está financiandocon más deuda pública, induciendo a su vez un aumento de la deuda externa neta, en niveles récord.

En vez de iniciar una fase de incremento y modernización de nuestro aparato productivo, que debería haber sido paralela a un proceso de reestructuración de nuestro sector bancario y de nuestra deuda privada, se optó por empobrecer masivamente a las rentas del trabajo en aras de una falsa competitividad, e incrementar la deuda pública financiando a terceros insolventes. En vez de iniciar una vigorosa discusión con los agentes económicos y sociales, tendente a promover una profunda reforma fiscal, una lucha sin cuartel contra los oligopolios patrios, y, muy especialmente, un cambio radical del actual marco energético, se optó por una nueva huida hacia adelante. Y el “tick-tack” de los mercados financieros continúa su curso, a punto de marcar el estallido de la actual burbuja, “la madre de todas las burbujas”. ¡Puro surrealismo!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba