Desde el gol sur

Los intereses de presidir el FC Barcelona

Quedan tres años para las elecciones a la presidencia del FC Barcelona, pero el paraguas que supuso Tito Vilanova para la directiva que preside Sandro Rosell ya no existe. La llegada del técnico argentino Tato Martino empieza a causar los primeros efectos y todos los dedos apuntan al presidente.

Frases como "se han perdido los valores", dicha por Enric Masip, un tipo que pedía regalos por acudir a galas benéficas. "Que me ataquen a mí y dejen en paz a Pep (Guardiola) y Johan (Cruyff)", dicha por el ex presidente Joan Laporta cuando nadie le ha pedido que se meta donde no le han llamado. Y también una encuesta, que nadie sabe quién ha pedido, son algunas de las perlas de los últimos meses. Pero todo tiene un objetivo, un mismo fin: ir a por Sandro Rosell. En realidad, el Barça les da lo mismo.

La presidencia del club catalán es algo muy goloso. El que piense que es cuestión de amar a unos colores o un sentimiento, se equivoca. Aquí hay unos intereses, y los primeros de todos son los económicos. Por ejemplo: Joan Laporta paso de ser un abogado 'quita-multas' a abrir la bolsa de Nueva York.

También hay intereses políticos: el Barça y su orientación puede hacer ganar un pacto o unas elecciones, si no recuerden que el tripartito se fraguó en el palco del Camp Nou. Y, en tercer lugar, los intereses sociales, si no que le pregunten a Laporta dónde celebraba sus cumpleaños.

En fin, que para las elecciones a la presidencia del FC Barcelona quedan tres años y esto acaba de empezar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba