Desconfíen siempre del Gobierno

¿Pero de verdad falta liquidez?

Disculpen la pregunta que, especialmente para aquellos con problemas de liquidez, puede sonar a broma. Nada más lejos de mi intención, pero la pregunta me surge cuando leo que las entidades europeas tienen depositado a la vista en el Banco Central Europeo (BCE) 500.000 millones de euros (83,3 billones de pesetas) de los que éste, a su vez, les había prestado a corto plazo. Como este depósito se les remunera al 0,25% mientras que el préstamo les cuesta el 1%, está claro que palman, que diría el castizo, alrededor de 10,4 millones de euros diarios, lo que para pagar sueldos a los funcionarios del BCE debe llegar. Esto era de esperar. Sólo teníamos que leer la historia reciente, y como hemos seguido el ejemplo de los norteamericanos, es decir: para salir de la crisis, más liquidez a los bancos; ya habríamos concluido que iba a ser así.

La Reserva Federal (FED) también se encontró con una situación pareja a finales de 2009, cuando publicó unos resultados record de 46.000 millones de dólares. En el caso concreto de la FED, esto se manifestó en un incremento casi por tres del tamaño de su balance, o lo que es lo mismo, en el importe de la liquidez puesta a disposición del mercado. Lo que no dejaba de sorprender al presidente de la FED, el señor Bernanke. Los bancos privados tomaban los fondos y los aplicaban, bien a rescindir sus deudas, o bien a depositarlos en la propia FED. ¿Y por qué actuaban así? Pues porque no querían correr los riesgos de insolvencia propios de su actividad y que en esos momentos aparecían como muy elevados.

Pero la noticia, además de llamativa, es, entonces como ahora, preocupante por lo que nos muestra: que los bancos privados siguen sin atreverse a prestar, y eso es un mal indicativo sobre cómo van las cosas. Sin ingresos de los empresarios y de los trabajadores: ¿quién se atreve a darles crédito? Lo positivo de la misma es, sin embargo, constatar que algunos banqueros han aprendido la lección: por mucha liquidez que ponga a tu disposición el banco central, hay que medir bien la capacidad de los que te solicitan crédito, no vaya a ser que no lo recuperes y luego tenga que ayudarte algún gobierno.

Como consecuencia de lo anterior, la Reserva Federal comenzó a prestar directamente al sector privado, de grandes empresas por supuesto, mediante la compra de bonos privados. Los tipos cayeron, pero el volumen de crédito de dicha reserva al sector privado aumentó estratosféricamente.

He denunciado que, por este sistema, los bancos centrales van a convertirse en los únicos financiadores de la economía con los consiguientes peligros, no sólo para la economía, sino para la libertad en general. Con estos hechos, no fueron sorprendentes los beneficios cosechados por la FED: aunque el tipo de interés había caído, los ingresos subiero mucho como consecuencia del incremento del volumen prestado. Ahora esperemos a que el Banco Central Europeo publique sus resultados de 2011. Ya verán como son magníficos también. Esto ayudará a enjuagar los déficit públicos de los Estados.

Ya ven, ahora los Estados no se financian con impuestos, sino con intereses, pero esto es muy, muy peligroso porque, al margen de los problemas derivados de la manipulación del tipo de interés por debajo del de mercado, siempre es peligroso el monopolio, y especialmente el crediticio. El totalitarismo también se alcanza a través del acreedor único.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba