Desconfíen siempre del Gobierno

El derecho a ser financiado

Este es probablemente uno de los últimos derechos que ha descubierto la Humanidad: el derecho a ser financiado. Derecho que no sabemos frente a quien se ejerce y que puede ser tanto individual como colectivo y, por tanto, puede ser invocado lo mismo por un individuo que por un poder político en un territorio, soberano o no. Rajoy, poco antes del paréntesis vacacional, se quejaba de que no es razonable que un Estado, suponemos que el español, no pueda obtener financiación. La Generalidad de Cataluña indica ahora que se le deben entregar 5.000 millones de euros para atender sus obligaciones. Con frecuencia oímos decir que el problema de las empresas es que los bancos no les prestan, como si sólo con el hecho de que aquellos las financiasen todo estaría arreglado.

Una recomendación de lectura

Les recomiendo la lectura de la entrevista que esta semana hacía ABC a T. Harv Eker. No es que esté de acuerdo con todo lo que dice, pero al menos me reconocerán que la respuesta a la siguiente pregunta es para reflexionar:

(P): Ahora en Europa tenemos la crisis de crédito que restringe la financiación de los bancos a familias y empresas...(R): No creo que esa sea una excusa. No necesitas a un banco para crear una empresa. Es mejor empezar algo muy pequeño, que no necesites mucho dinero. Algo que resuelva problemas. Y que poco a poco vayas hacia algo grande.(...) Lo incorrecto es pensar que alguien debe prestarme porque sí. Que alguien debe darme un trabajo. ¡Si todo el mundo pensase eso no habría trabajos suficientes para todos!

La segunda reflexión que hace el entrevistado, la del trabajo, es aplicable perfectamente a la primera cuestión: la financiación. Si todos tenemos derecho a ser financiados, no hay financiación para todos. Ese es el problema. La financiación de unos es el ahorro de otros. No podemos exigir todos a la vez que cuando consumimos e invertimos más de lo que ingresamos, tengamos que ser financiados y, lo que es peor, que en esa situación pretendemos estar siempre, por muy razonables que puedan ser nuestras decisiones de consumo e inversión. Algún día habrá que comenzar a pagar, porque si no es así, nos covertiremos, si no lo somos ya, en unos adictos a los fondos ajenos. No otra cosa creo que quisiera decir Merkel cuando el pasado fin de semana advertía del peligro de adicción a la compra de bonos por parte del BCE.

La financiación sin límites es el problema que padecemos. Algunos piensan que, efectivamente, eso es posible por mor de la capacidad de los bancos centrales y del sistema de reserva fraccionaria de crear liquidez de la nada. Y liquidez, lo que se dice liquidez... efectivamente se crea. Por liquidez que no sea. Lo que no se crea es riqueza. La riqueza se crea con ahorro o, lo que es lo mismo, con el sacrificio del presente por el futuro. Lo contrario es lo que hemos hecho; sacrificar el futuro por el presente. El problema es que ese futuro que hemos sacrificado ha llegado y ahora ya es presente. Admitirlo es la primera gran medida anticrisis.

Y un poco de sentido común

Porque algún derecho tendrá el prestamista. No parece razonable la actitud de la Generalidad de Cataluña exigiendo el dinero sin condiciones ni la del Presidente del Gobierno de la Nación presumiendo que así va a ser con los fondos que reciba de la Unión Europea. Un poquito de humildad en la situación en la que nos encontramos no vendría mal. No es posible que nuestros males sean siempre culpa de otros y eso se nos aplica a usted y a mi. Mucha gente me dice que no hay razón para que ellos paguen la crisis, porque no han vivido por encima de sus posibilidades, y esto último es cierto, pero sólo a medias. Es posible que sus finanzas personales sean equilibradas, pero todos hemos consumido, y dejo al margen de la discusión el tema de las ineficiencias en el gasto público, más bienes y servicios públicos de los que hemos pagado con nuestros impuestos. ¡Y nos ha encantado! En eso ha consistido el juego político en el que hemos participado como votantes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba