Desconfíen siempre del Gobierno

Rebeldes de salón

Me van a permitir autocitarme, que es uno de los ejercicios de más falsa modestia que se pueden cometer, pero es que en mi entrada a este blog del pasado 23 de julio, "Nuestro mejor recorte", advertí ya contra los rebeldes de salón que comienzan a proponer el repudio de la deuda como mejor solución a nuestros problemas. En cualquier caso, como ya sólo la abuela de mi mujer, mi abuegra, está para decirme lo bien que lo hago todo, me permitirán la licencia.

Nos ha nacido un salvador...de patrias

He aquí que a dicho grupo de rebeldes se les ha unido Cristo Jiménez, desde su pesebre de Marinaleda, que nos ha recordado que la ley está para servir al hombre y no al revés (paráfrasis por la que la SGAE no le ha cobrado nada) y que lo que tiene que hacer España es no pagar su deuda pública, "porque es ilegítima y proviene de una maravillosa estafa". Tal vez habría que recordarle a este señor que los extranjeros, para comenzar, ya sólo tienen el 37% de nuestra deuda (datos a cierre de abril). Justo un año antes tenían el 53%. Durante todo ese año no han hecho otra cosa más que vender deuda, lo que ocasiona la caída de su precio y la subida de su rentabilidad, por lo que en cada subasta a nuestro Tesoro le cuesta más endeudarse, pues tiene que igualar la rentabilidad que ofrecen los bonos en circulación. Pero vamos a lo importante: si dejamos de pagar la deuda pública, el Estado estaría dejando de pagar a los españoles, que tienen el 63% de la misma. Sería algo así como una expropiación, no se si proletaria como las de los supermercados. Es cierto que casi la mitad de ese 63% (el 29%) está en manos de los bancos españoles, que llevan todo el año adquiriendo lo que los extranjeros venden (a finales de abril de 2011 sólo tenían el 13% de dichos títulos). Esas compras han ayudado mucho a los dos gobiernos que se han sucedido y a que la prima de riesgo no se dispare aún más, han infligido fuertes pérdidas latentes a los bancos, pues los títulos no valen lo que se pagó por ellos, y han permitido a la banca exigir al Gobierno la ayuda pública. Pero, probablemente, al de Marinaleda le de lo mismo que los bancos y los extranjeros pierdan esos dos tercios de la deuda pública española porque quien a hierro mata... y del tercio que está en manos de aseguradoras, fondos de pensiones, particulares y otros, ya hablaremos.

Romanticismo neobárbaro

Lo de los bancos tendría mala solución, porque ¿cómo podrían hacer frente a sus depósitos tras tan tremenda pérdida? Cerca de 170 mil millones de euros sólo en deuda de la Administración Central.  Siempre podríamos volver al trueque, que es uno de los grandes avances a los que siempre nos invitan los oferentes de alternativas sociales. Alternativas que son siempre la vuelta a algo que ya existió hace muchos años, como el saqueo para procurarse comida o el rapto, esposa. No cabe duda de que sus propuestas a fuer de bárbaras, en el sentido más clásico del término, no dejan de ser románticas: el paso de los vándalos por algunas zonas de España todavía se nota en algunos de nuestros connacionales. Lo de no pagar a los extranjeros tiene peor pinta aún. Ahora mismo, el Estado ingresa todos los meses menos de lo que tiene que pagar. Así que necesita asegurarse que a las emisiones de deuda, que hace prácticamente todas las semanas, alguien vaya, lo que va a ser difícil si se niega a pagar lo anterior. Son extranjeros, pero no tontos, aunque a algunos les parezca otra cosa. A mí, la verdad, es que no me apetece plantarnos y ver qué hace Alemania, como propone este neobárbaro. Por último, no sé cómo pretende forzar al BCE a prestar directamente a los estados sin el concurso de los paises del Norte.

Yo creo que todo es más fácil de lo que parece, lo que no quiere decir menos sacrificado. Los compromisos hay que cumplirlos, lo que incluye pagar a nuestros deudores y exige recortar nuestro nivel de vida. Cristo Jiménez debería saber que nl el dinero de los demás da la felicidad y que hay que dar al César lo que es del César.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba