Desconfíen siempre del Gobierno

El BCE y las cláusulas suelo

Me voy a meter en un jardín que no me va a deparar los mejores comentarios de mis lectores, pero tampoco soy de los que pretenden gustar todo el tiempo a todo el mundo, así que voy a hacerlo. Resulta que los diferenciales que las entidades vienen aplicando a los créditos, escasos, que vienen concediendo han subido fuertemente desde que comenzó la crisis. En la actualidad puede considerarse una buena oferta un préstamo hipotecario referenciado al Euribor a doces meses que incorpore un diferencial del 2,5%. Recordemos que en los mejores momentos se podía obtener financiación con diferenciales incluso inferiores al 0,5%.

El aumento de los diferenciales,  Basilea III…

Los diferenciales se han disparado por culpa de la escasez de crédito. La escasez de crédito no tiene su origen en la intrínseca maldad de los banqueros que se aprovechan de la necesidad ajena. Si así fuera, y dada la gran demanda que tienen, podrían haberlos subido aún más. Incluso a aquellos pocos beneficiarios del mismo que cumplen con los altos estándares que se exigen para obtenerlo. Los diferenciales se han disparado por el incremento en las exigencias de recursos propios al sector.

He explicado muchas veces, en estas mismas páginas, que un incremento de los requerimientos de solvencia reduce el crédito. El banco más solvente es el que no se endeuda porque no puede dejar impagados, pero una entidad que no se endeuda puede prestar muy poco: apenas los recursos que aportan sus accionistas que, por escasos, serán muy caros. Desde 2010 las autoridades, con buen criterio, vienen estableciendo cada vez mayores exigencias de solvencia y así continuará siendo hasta el fin de 2018, cuando la transposición a la normativa europea de Basilea III despliegue todos sus efectos.

Un menor endeudamiento de los bancos, el desapalancamiento necesario del que hablaba recientemente el consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, reduce la rentabilidad de los negocios, también los bancarios, y… su riesgo. Al fin y al cabo, el mejor negocio se hace siempre con dinero ajeno pero se asume la posibilidad de no poder llegar a hacer frente a los compromisos adquiridos con los acreedores. Sin embargo, el banquero, como cualquier comerciante o industrial, pretende mantener lo más posible su tasa de beneficios y si ahora no puede endeudarse tanto como antes, tiende a subir los precios, a lo que le ayuda la reducción en su producción de crédito.

…las cláusulas suelo y la política monetaria

En España, además, frente a otros territorios, hemos puesto en entredicho las denominadas cláusulas de tipo de interés mínimo, más conocidas como cláusulas suelo. Con independencia de las razones legales que puedan asistir para la eliminación de las mismas, no cabe duda que su existencia permite asegurar a las entidades financieras unos ingresos mínimos para hacer frente a sus costes de estructura. Su eliminación requiere que el banquero, en defensa de su negocio, busque una alternativa y una de las que ha encontrado es aumentar el diferencial que aplica y que de momento nadie le discute. Un diferencial del 3%, por ejemplo, es lo mismo que un suelo del 3% en el mejor de los casos para el beneficiario del crédito (cuando los tipos están al 0%) y una situación peor en todos los demás si lo comparamos con la situación anterior: diferenciales mucho más bajos pero con tipos mínimos. El problema ahora puede estar en que alguien comience a discutir sobre los diferenciales. A algunos les podrá parecer razonable pero no lo es: los precios deben ser libres en una economía de mercado. Algunos me dirán que, al fin y al cabo, en el mercado financiero no lo son tanto por la fuerte influencia de los bancos centrales. Pues es verdad, pero por eso, al final, cuando los bancos quiebran hay que ayudarlos: porque los bancos centrales no dejan libertad en los precios y un empresario regulado nunca se siente responsable del todo. Tal vez porque no lo es.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba