En Berlín y con un tiempo de 2h:03:23

El keniano Wilson Kipsang rebaja en 15 segundos el récord del mundo de maratón

El keniano Wilson Kipsang le arrebató este domingo el récord mundial de maratón a su compatriota Patrick Makau al correr la distancia en Berlín en 2h:03:23. Con ello, Kipsang mejoró la plusmarca de Makau, 2h:03:38, lograda también en Berlín, al igual que los récords anteriores, del etíope Haile Gebreselasie. Kipsang fue seguido en la meta por sus compatriotas Eliud Kipsoge, con 2:04:05, y Geoffrey Kipsang, con 2:06:26.

Entre las mujeres ganó la keniana Florence Kiplagat, con 2:21:13, seguida por su compatriota 2:22:28 y por la alemana Irina Mikitenko, con 2:24:53. "¿Lo ha conseguido Wilson?", le preguntó Mikitenko al organizador de la carrera, Mark Milde, al llegar a la meta.

Kipsang había anunciado como objetivo romper el récord del mundo y había mucha expectación al respecto. La carrera mostró desde el principio que la posibilidad de que Kipsang lograra su objetivo no era remota. Kipsang ya había estado cerca hace dos años en Fráncfort cuando se quedó cuatro segundos por encima.

Ya la primera mitad se dio a ritmo de plusmarca del mundo. En el grupo de punta iban Wilson Kipsang, Viktor Kipchichir, Eliud Kipchoge y Geofrey Kipsang, todos kenianos. Todos los tiempos parciales entre a partir del kilómetro 5 eran mejores que los parciales del último récord del mundo.

El problema para la búsqueda del récord, objetivo que se había planteado Wilson Kipsong, era que el grupo era numeroso y existía el peligro de que empezaran a plantearse consideraciones tácticas de cara a la victoria. En ese contexto, el que tratara de imponer el ritmo ante los otros podía terminar pagando la factura mientras que los otros podían sacar partido de ello en el remate.

El excelente trabajo de las liebres mantuvo el ritmo alto, Wilson Kipsong no intentó el primer ataque sino hasta alrededor del kilómetro 30, cuando la última liebre acababa de dejar el trayecto. "Ese era mi plan, mantenerme en el grupo donde sabía que el ritmo iba a ser alto y tratar de atacar en los kilómetros finales", dijo Kipsang después de la carrera.

Sólo Geofrey Kipsang y Kipchoge lograron mantenerle el ritmo a Wilson Kipsang. En ese momento, ya con sólo tres hombres en punta, parecieron empezar las consideraciones tácticas. El ritmo seguía siendo alto pero la posibilidad de romper el récord del mundo empezó a parecer más lejano, al menos por un momento.

El segundo ataque de Wilson Kipsang, hacia el kilómetro 35, sólo pudo ser resistido por Kipchoge. Kipsang entonces volvió a apretar y en el tercer ataque también Kipchoge se quedó atrás. Kipsang, además, recuperó el ritmo de récord del mundo y se marcó a buscarlo en solitario en los últimos kilómetros.

"En los últimos kilómetros di todo lo que tenía", dijo el keniano. Los últimos dos kilómetros fueron claves y en ellos Kipsang dejó de tener el viento en contra que lo había acompañado en los kilómetros anteriores, lo que le favoreció claramente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba