Deportes

El Barça dedica media hora a golear y otra media a meditar sobre el futuro de Villa

El Barcelona puso la directa hace semanas y, suave como la seda, circula a todo trapo hacia el título de Liga. Este domingo le bastó media hora para destrozar un derbi muy desigual ante el Espanyol (4-0). La condición de suplente de Villa es la única arista que tiene que limar en enero, durante el mercado de invierno.

Al Barcelona podían darle ya el título de Liga. Resulta desalentadora la reflexión en la jornada 18 del campeonato, pero sólo un seísmo balompédico de magnitud 13 impediría al grupo azulgrana ganar el llamado torneo de la regularidad. Y a fe que lo es. En el caso del Barça porque es constante en la victoria y en el de sus rivales porque todos parecen regulares tirando a malos cada vez que se ponen enfrente del conjunto catalán.

El fútbol de los culés es tan arrollador que parece fácil. Tan efectivo que suena funcionarial. Encima, Tito Vilanova, de regreso al banquillo tras su segunda operación de cáncer en un año, da pistas de haber encontrado ya su alineación tipo. Repitió por primera vez once titular ante el Espanyol, y en media hora pletórica finiquitó el encuentro. Cuatro goles y a otra cosa.

Y esa otra cosa, el único grano perturbador que rechina hoy en el Camp Nou, se llama David y se apellida Villa. Es evidente que Vilanova le ha puesto al asturiano la etiqueta de suplente y, por si acaso, se afana en recordárselo cada jornada. Con 4-0, bien podía haberle regalado al Guaje una hora de ilusión sobre el césped. No. Esperó y esperó, dio entrada primero a Tiago (por Xavi) y con solo 25 minutos por delante tuvo a bien acordarse del goleador de Tuilla, que sustituyó a Cesc.

A la espera de lo que deparen la Copa y, sobre todo, la Liga de Campeones, lo que queda por ventilar en enero es el futuro inmediato de Villa. La lógica invita a pensar en una buena salida como solución ideal para ambas partes, pero ya se sabe que el fútbol es mal amigo de la cordura.

Mientras tanto, este lunes cuentan con celebrar el cuarto Balón de Oro de Messi y, en compañía de Iniesta, vender por enésima vez al mundo la excelencia de un fútbol que ha finiquitado una de las, dicen, Ligas más poderosas del planeta en apenas media hora. O casi.

Ficha técnica

Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Puyol, Alba, Xavi (Thiago, min.63), Sergio Busquets, Cesc (Villa, min.65), Pedro (Alexis, min.75), Messi e Iniesta.

Espanyol: Casilla; Javi López, Colotto, Héctor Moreno, Capdevila, Forlín, Baena (Cristian Alfonso, min.60), Víctor Sánchez, Verdú (Stuani, min.64), Simao (Albín, min.77) y Sergio García.

Goles: 1-0: Xavi, min.10. 2-0: Pedro, min.15. 3-0: Pedro, min.27. 4-0: Messi (p), min.28.

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Mostró tarjeta amarilla a Casilla (min.28), Baena (min.54), Stuani (min.73) y Héctor Moreno (min.85).

Incidencias: Partido de la decimoctava jornada de la Liga disputado en el Camp Nou ante 73.760 espectadores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba