Deportes

"El tenista es solitario desde pequeño y se debe a sí mismo y a su carrera, no a la nación, a España o a la Copa Davis"

Roberto Carretero es una de las voces del tenis en Canal +. Exjugador, es amigo de casi todos en el circuito, sabe lo que significa estar en una pista y lo analiza con frescura y buen humor.

Roberto Carretero.
Roberto Carretero.

La entrevista comienza un miércoles, en una tranquila cafetería de Madrid, pero no termina hasta el viernes, ya por teléfono. La actualidad obliga a renovar las preguntas dos días después, Nadal ya no está en Wimbledon y José Luis Escañuela ha dimitido en diferido. Roberto Carretero responde con amabilidad al teléfono y opina de nuevo sobre lo que antes no existía. 

Hablando de tenis se suele empezar por Nadal ¿qué le ha pasado en Wimbledon?

Ha tenido enfrente a un jugador al que hay que dar mérito, porque ha conseguido descolocar y desordenar a Rafa. Además es una superficie en la que Rafa, aun siendo cinco veces finalista, no está acostumbrado por esquema de juego y empuñaduras. Él es de pista de tierra. Del 2006 al 2011 era un auténtico animal al que daba igual la superficie, porque era muy superior, a día de hoy sus déficits se agravan. El otro jugador no le dejó jugar, No tenía que perder y le salió todo. El otro le sacó la confianza, que ya este año es de por sí justita. Hablamos de la derrota de Nadal, pero también hay que hablar de la victoria de su rival, tiene mérito, es demérito de Rafa el no estar fino, fallar tantos passings, y tantas derechas.

Hace no mucho hablaba de problemas de cabeza, lo cual sorprendió, pues siempre ha sido una de sus grandes fortalezas.

Sí, es la mejor cabeza de tenista, y probablemente de deportista. Yo hablé con él cuando hizo esas declaraciones y me comentó lo mismo “Rober, estoy pasando algo que no había pasado” y yo le dije que eso lo pasamos las personas, los tenistas, cinco veces al año. Pero cinco. Cuando un jugador te gana un torneo y luego pierde tres seguidos en primera ronda es que le está ocurriendo eso. Le falla el revés, la ambición o algo, se le ha ido la confianza. Luego se recupera y vuelve a estar en semis, luego hace dos o tres primeras rondas y entra en declive. Es algo normal que él no había pasado, y por eso entiendo que le haya durado más tiempo, porque es algo nuevo para él.

Lo suyo es una anormalidad en el tenis.

Con respecto al tenis y con respecto a otros deportes y a la gente del día a día. Es tan fuerte mentalmente que los obstáculos no le afectaban, al revés, le motivaban. Recuerdo una frase que a él le gustaba mucho que era “lo que para los demás es el infierno para mí es el paraíso”. Él siempre se ha manejado muy bien en esas situaciones donde uno está a punto o tirando la toalla.

"Es normal que los problemas de cabeza le hayan durado más tiempo a Nadal, porque es algo nuevo para él"

Es probable que Rafa vuelva a ganar torneos, incluso torneos grandes, porque el talento lo tiene pero ¿le ves manteniendo regularidad en una, dos o tres temporadas seguidas?

Por desgracia, y por pena para todos, todo tiene un principio, y hablamos hace más de trece años, y todo tiene un final. Ni mucho menos es el final de Rafa Nadal, para nada quiero apuntar esto, pero no se sabe, lo que está claro es que todo tiene un final. El mejor nivel claro que lo va a volver a tener, donde está el quid de la cuestión es en la regularidad, ser capaz de estar 365 días a ese nivel para volver a ser el número uno. No me cabe la menor duda de que Rafa acabará el cinco o el seis esta temporada y la que viene volverá a estar entre los tres mejores, salvo que haya lesiones. Si le respetan será así.

En Wimbledon no estará Ferrer, Nadal llega con dudas y son varios los jugadores españoles que no están a su mejor nivel ¿hay cierta recesión en el tenis español?

Lo que está claro es que ha habido una hornada de jugadores complicada de superar. En España siempre ha habido dos o tres jugadores que acababan casi jugando el masters, pero claro estamos hablando de Rafa Nadal que rompe moldes, un David Ferrer que está al nivel o más de un Ferrero o un Moyá, aunque no haya podido ganar un Grand Slam porque es una época especialmente difícil, hasta para ganar un master 1000, de hecho solo tiene uno. Es difícil superar o igualar esto, y lo que hay por detrás también, Feliciano, Almagro, Verdasco… Lo que viene por detrás cuando esto termine, que será en cuestión de cuatro o cinco años como mucho, genera muchas dudas. Hay una generación que no lo está haciendo mal, que es la del 97, con Martínez Portero, Munar, Semmler… lo viene haciendo bien, ganaron la Davis Junior, pero tampoco son jugadores que los veas y digas “buah, vaya potencial”, son jugadores para trabajar con ellos a nivel físico y mental, para que se vaya haciendo. Hay dudas.

Las luces de esta temporada han venido en el cuadro femenino, con Carla Suárez y, sobre todo con Garbiñe Muguruza. Decías del potencial de los jóvenes españoles que tampoco son de los que sorprenden ¿Garbiñe sí?

Garbiñe sí es una jugadora con mucho potencial, obviamente tiene que trabajar, pero tiene que potencial. Si se le dan bien las cosas será top ten, porque además es una jugadora alegre, y eso ayuda mucho en el tenis y sobre todo en el circuito femenino, porque es un deporte complicado, viajas muchas semanas, estás muy solo y yo creo que eso ayuda. Se la ve siempre feliz. Con su potencial puede estar top ten, claro que sí.

Quería preguntarte por David Ferrer, que por altura y por fuerza nunca pareció que tuviese el potencial para llegar a donde ha llegado ¿cómo se explica una carrera tan exitosa?

Te lo voy a resumir, muchos huevos, eso es lo que tiene David Ferrer. Rafa Nadal y otros le han tapado, pero él se ha ganado su sitio poco a poco, ha conseguido satisfacer esa frustración que podría tener de jugador de segunda fila y gracias a su esfuerzo ha tenido su recompensa. Claro, cualquier cosa que hagas que no sea ganar un Grand Slam, con Rafa Nadal, te eclipsa.

"El problema en el tenis es que con 20 o 22 años eres un niñato, por eso al alargar la carrera empiezas a ver las cosas tal y como son"

Hay algo en él, que no se ve mucho en el circuito, que es la capacidad de estar agradecido a todo lo que tiene y todo lo que es

Porque él tiene ya 33 para 34 años, se ha dado cuenta de todo. Lo bueno de tener una carrera larga es que te das cuenta de muchas cosas. David Ferrer con 26 años no era así, pero poco a poco se ha dado cuenta de que lo que le ha dado la vida, incluso lo que le ha dado el propio Rafa Nadal, porque cuando tienes un referente por encima o te hunde o te motiva para parecerte, y él siempre dice que le ha ayudado para seguir entrenando, para dejar a un lado cosas que no le iban bien. Llegas a una edad en la que eres más maduro. El problema en el tenis es que con 20 o 22 años eres un niñato, un niñato. Encima con la vida fácil, viajando... al final eres un niño, te conviertes en un niñato, y es difícil. Lo bueno de alargar la carrera es que dejas de ser un niño y empiezas a ver las cosas como son. David Ferrer se repite mucho en ello porque se ha dado cuenta y ha madurado.

Esta semana ha habido mucho ruido alrededor de la Federación, con cartas y protestas… ¿eso puede llegar a descentrar a algún jugador?

No. Como bien apunta Rafa Nadal, los tenistas no viven ni vivimos de la Federación, en todo caso es al revés. Ya que me preguntas diré que, para mí, es una completa ida de olla del presidente de la federación, al cual en su día apoyé, al cual en su día creí en lo que iba a hacer. Hubo unos años que lo hizo bien, junto a Albert Costa, ayudé para que Carlos Moyà fuese capitán de la Copa Davis, hice un poco de celestino entre ellos porque a Carlos le costaba. Teníamos muy buena relación y hemos dejado de tenerla, entre otras cosas, imagino, porque yo apoyo el tenis, no las cosas que está haciendo. También en su día escribí que para mí la ausencia de los jugadores en la eliminatoria de Brasil fue una cagada, que no apoyasen a Carlos Moya. Los jugadores pueden arrepentirse de un error, el presidente puede cometer un error y arrepentirse, pero él ha seguido, pam, pam, pam.

¿Qué pasa con la presidencia de la Federación? Si echas la vista atrás en el tiempo tampoco lo anterior fue muy edificante.

Los puestos políticos, al final, prostituyen a las personas. No lo sé, no sé cual es el motivo, pero la verdad es que a mí disparar con munición ajena me haría no poder descansar y, como a mí, a mucha gente que debería estar en ese tipo de puestos y al final huye un poco de eso.

(Dos días después, con Escañuela ya dimitido, Carretero retoma el hilo: "Creo que llega tarde la dimisión, pero más vale tarde que nunca. Por sus palabras entendí que lo que quería él era pasar a la historia por ser el primer presidente en poner una mujer capitana, me parece muy honrable pero el tiempo y las formas no le han dado la razón. Me parece perfecto, a los tenistas también, pero las cosas no se hicieron bien. Todos sabemos que puede estar una mujer en cualquier puesto, de eso no hay duda, pero sea mujer u hombre las cosas se deben de hacer mejor).

Decía Rafa con mucha razón que ellos no viven de la Federación, pero también es cierto que cuando de verdad representan a España es en la Davis, más que en el circuito y sin embargo el compromiso, ahora en Rusia, como el año pasado, fue discreto ¿se puede mantener, como repiten con frecuencia, que han estado ahí cuando ha pasado lo de estos dos años?

Rafa se comprometió ir a Brasil y no fue por una lesión. Otros tienen otros motivos, yo creo que nadie se esperaba perder con Brasil, porque que no vayan Rafa o Ferrer no quita para que detrás haya gente como Feliciano, Verdasco… Nadie se esperaba que eso pasase. La Copa Davis está obsoleta, y más cuando se han ganado cinco con los mismos jugadores, llega un momento en el que piensas que tienes familia, tienes hobbies, tienes que descansar y cuidar el físico… al final el tenista es solitario desde pequeño y se debe a sí mismo y a su carrera, no se debe a la nación, a España o a la Copa Davis. Nadie esperaba que fuésemos a bajar, si alguien lo hubiese pensado igual hubiese ido más gente, pero al final pasó lo que pasó y no pasa nada, se cometió un error y es solucionable. Por ese error no puedes crucificar a todos esos jugadores de la forma que lo están haciendo.

"Los jugadores cometieron un error no yendo a Brasil, pero por eso no puedes crucificarles como están haciendo"

Tú eres muy amigo de Carlos Moya ¿Cómo vivió él aquel momento de Brasil, cuando las listas no le salían?

Él lo vivió de dos formas. Una le dolió, porque él tiene muy buena relación con todos por ser como es y le sorprendió, como a todos nos sorprendió, que no tuviese más apoyo, cuando además hacía años en los que los jugadores pedían que fuese capitán. Sorprendido, un poco decepcionado, pero como exjugador lo entiende también, entiende que antepongas tu carrera a la Davis.

¿Se arrepiente de haber aceptado la capitanía?

Carlos no se arrepiente de nada. Lo hace todo con mucha cabeza, es complicado que se pueda arrepentir.

Tengo que preguntarte ¿hay machismo en el tenis?

Y feminismo ¿no?

Pregunto concretamente por el machismo, por todo lo ocurrido.

Habrá de todo, habrá de todo. A mí me pareció en su momento un poco salido de tono las palabras de Toni, pero conociendo a Toni me lo tomé a broma. ¿Qué pasa que un chiste machista no es un chiste? Sí, es un chiste, me pareció que se lo cogieron con papel de fumar y siguen hasta el día de hoy, pero al final todo se pone en su sitio y a todos les ponen en su sitio, estamos viendo lo que está pasando.  Las propias jugadoras han firmado ese documento.

¿Tan importante es la figura del capitán? Quiero decir, no deja de seleccionar gente que ya está clasificada en una lista, no tiene que enseñar a jugar al deporte ni hacer grandes tácticas. ¿Necesita tanta cualificación como han exigido los tenistas estos meses?

No, la figura de un capitán de Copa Davis no es tanto como la de un entrenador de fútbol, que forma un equipo. En tenis juegas tú, yo te puedo decir algo que ya sabes, que el rival tiene el revés peor que la derecha, pero ya lo sabes. La figura del capitán es casi como la del entrenador, más de confianza, más de estar a gusto cuando está sentado en la silla, de crear buen rollo. Como la figura de Xavi Segura, es el encordador, hasta yo encuerdo, no como él, pero hasta yo encuerdo, pero no se trata tanto de eso como de la buena onda que da. Es muy importante esa buena onda en las eliminatorias para que el jugador salga con la menor presión posible, con la mayor tranquilidad posible y todo eso lo crea el capitán, el segundo, el toallero, el jefe de prensa… cuando uno se sale de eso hay que echarlo, porque el equipo lo que ha tenido estos años es buen ambiente, y por eso se han ganado cinco Copas Davis.

No es excesiva tanta queja con una persona que, a decir de casi todos, prácticamente no conocen. ¿No se le debería de haber dado a Gala una oportunidad, siendo además una eliminatoria de permanencia de lo que hablamos?

No, no se le puede dar una oportunidad a una persona que lo primero que tiene que hacer es hablar con los jugadores y decir “mirad, a mí me han puesto aquí o yo me he puesto aquí y quiero que lo valoréis, creo que lo puedo hacer bien, si no pensáis así oye, me decís quién y yo pongo…” En el momento que no se hace eso, que se saca de contexto, que se lleva a la pelea personal y al machismo y a no sé qué… no te vas a sentar con esa persona.

"A Gala no se le puede dar una oportunidad porque ha sacado todo de contexto, se lo ha llevado a la pelea personal o al machismo"

¿No es un contrasentido que los jugadores exijan el capitán que en teoría, si no es el jefe, sí es el responsable que está por encima del equipo?

Los jugadores no exigen nada, no exigen nada.

Yo he oído a jugadores decir que tienen que ser consultados para ver quién es el capitán.

Siempre han sido consultados, no exigen nada.

Pero sí es una exigencia obligar a pasar por esa consulta.

Pues que los jugadores siempre hayan ido a las eliminatorias no quiere decir que tengan que ir siempre.

No, no, y de hecho lo demuestran, no van siempre, solo cuando les parece oportuno.

Pero no es una exigencia. Tienen que ser como mínimo consultados. Yo no he escuchado a ningún jugador decir que a él o se lo piden por favor o no van, que mandan ellos.

Pues ha dado esa sensación.

Tráeme esas declaraciones. Es como tú entiendas las cosas. Uno puede ser más elegante como Moya y otro tener un tono diferente, pero en ningún momento se ha exigido, simplemente se ha dicho que en los últimos 15 años se ha consultado, porque yo creo que es importantísimo ya que te tienes que sentar con ellos y viajar con ellos, y ahora, de repente, me autoproclamo capitana de Copa Davis, no hablo con nadie y esto es lo que hay.

"Tendría que haber hablado con los jugadores porque lo que no puedes es decir me autoproclamo capitana de Copa Davis, no hablo con nadie y esto es lo que hay"

¿No crees que Gala es la opción más barata y que, en un momento económico malo, esa puede ser la explicación de todo esto?

Se puede comentar, oye mira, no tenemos dinero, hemos ganado cinco copas Davis pero no hemos sabido invertirlo y, como no me queda otra opción, voy a poner a Gala ¿Qué os parece? (silencio) ¿Tú crees que es por dinero?

Sí, yo creo que sí. De hecho yo trabajé en la Federación y conozco varios despidos por causas económicas, creo que tiene mucho que ver, cuando bajan del Grupo Mundial pasan de manejar un presupuesto de cuatro o cinco millones a uno bastante menor. Y en eso, los 100.000 euros que puede costar un capitán…

Menos, menos, bastante menos.

¿70.000?

Y menos.

Pero en cualquier caso, si hablamos de presupuestos de 400.000 euros o 500.000 sigue siendo mucho dinero cuando empiezas a sumar viajes y demás.

Tú y yo sabemos que no es por dinero.

Pues yo lo sigo pensando. Creo que lo demás es una excusa, la bravuconada del machismo sobra y la explicación es mala…

Tú sabes que no. En ningún momento es por dinero. Escucha, que el día que se proclamó capitana Gala León, ese mismo día, y que se grabe bien esto, el presidente estaba llamando a Carlos Moya para que fuese capitán ¿es por dinero?

Sí, porque Moya ya había dicho que no iba a seguir, esa llamada la hace sabiendo que le va a rechazar, para poder decir que lo ha intentado.

Entonces hay dinero, porque si le hubiese dicho que sí hubiese seguido. Yo creo que no ha sido por dinero, y los jugadores no dejan de ir tampoco por dinero.

Claro que no, eso es evidente porque nunca les fue rentable ir a la Davis. Pasemos a otro tema ¿Por qué ahora los jugadores son más longevos?

Es evolución del ser humano. La suplementación, la dieta, el estudio del cuerpo humano… de los errores se aprende. Todo hace al final para que eso cambie. Hace diez años la gente se reitraba con 29, estaban acabados. Y hoy en día fíjate.

¿Por eso les cuesta más a los jóvenes establecerse?

Antes se era número uno con 20 años, ahora lo son con 28 o 29. Ahora hay que esperar, Dimitrov, por ejemplo, tiene que esperar.

Les cuesta, no solo en el top ten, también hay ausencia entre los cincuenta y cien primeros.

Moya y Ferrero fueron número uno con 20 años, el momento álgido de un tenista llegaba con 20 años hace una década, ahora es todo más tardío.

"En una retransmisión no puedes estar repitiéndote como el gazpacho. Yo lo que intento es pasármelo bien"

¿Cómo se hace entretenida una retransmisión de tenis? Al final es un deporte muy lineal y largo.

Al final es lo que hablaba de la Copa Davis, buen rollo con el equipo, en Canal + hay muy buena onda, no sé si yo tengo que ver en ello, pero hay buen ambiente. En mi caso concreto con José Antonio Mielgo, que es con quien más trabajo, hay muy buen feeling interactuamos mucho con el abonado, y yo, que soy espectador, sé que el tenis es largo, a veces aburrido, que tienes que respetar los silencios. Tampoco puedes estar repitiéndote porque el tenis es una repetición continua, solo hay cuatro o cinco detalles que se salen del contexto, lo demás es todo igual. No puedes estar repitiéndote como el gazpacho. Yo lo que intento es pasármelo bien. Si controlo lo que es el pasármelo bien con el desmadre, que es una línea muy delgada, llegas al otro lado, igual que tú te lo pasas bien haces que se lo pase bien el otro. En muchas ocasiones yo creo que la gente va a ver además una retransmisión entretenida, donde hay bromas. Esperas el derechazo de Nadal o el de Federer, pero también el comentario, y engancha porque el tenis es un deporte que eso, sabes a qué hora empieza pero no a qué hora termina y puede llegar a ser muy aburrido.

La línea del cachondeo ¿la cruzas más cuando comentas con Moya?

Lo que está claro es que ahí vivimos en el filo. Porque no a nivel de desfase o comentarios, es que entre él y yo… él me encuentra muy rápido. Como lo sabe simplemente con un gesto, una tontería, me busca, me encuentra y yo termino llorando de risa. Y la gente no lo entiende, porque ha sido solo una mirada o un gesto con la lengua que me ha puesto nervioso y me ha hecho parar de hablar. Ahí sí que entiendo que el público no lo entienda. Estamos un poco más al límite, pero siempre al limite.

Yo creo que funciona porque al final lo necesario es la química, y la tenéis.

En todo, en las retransmisiones, en las parejas, en los matrimonios… la química es esencial.

Tenéis un muy buen programa, Tie break ¿cómo se os ocurren los temas? ¿Os ayuda mucho el tenis español?

Llevamos cinco temporadas con el tenis español solo prácticamente, fuera del tenis español no hemos hecho casi nada. Tampoco podemos abrirnos mucho más de momento. Hemos hecho a Soderling, a Wawrinka, a algunos argentinos, pero siempre aprovechando torneos de aquí. Lo demás todo con tenis español.

¿Cómo se piensa un programa?

Ahora ya no hacemos hasta septiembre, por ejemplo vuelve María José Martínez después de ser madre e iremos a verla, me encuentro a Arturo Valls en el master de Madrid y hablamos… yo soy bastante de la improvisación, obviamente tenemos que hacer un mensual y hay cosas que tenemos pactadas desde antes y tenemos secciones.

"Hay gente a la que las lesiones les hace más fuertes, a mí me hundían, no tenía la mentalidad, no era maduro"

Sobre tu carrera, ganaste Hamburgo, un torneo muy importante en aquellos momentos, pero no conseguiste ser regular ¿qué te pasó?

Principalmente las lesiones fueron las que hicieron que no tuviese regularidad y no pudiese ser tenista. Después de ganar Roland Garros junior me cuesta entrar, Costa o el Chino Ríos lo hacen más rápido que yo, porque son más regulares, compiten 25 o 28 semanas al año al 100% a nivel físico, que luego tienes bajones mentales y cambios de superficie y demás. Pero a mí se me juntaba que no me iban bien algunas superficies, ni la altura, ni los viajes, estoy un poco deprimido porque en mi casa no sé qué, el hombro lo tengo hecho mierda, el abductor lo tengo reventado, el pie también… al final me quedaban cuatro semanas para jugar bien. Eso explica mi carrera. Después de ganar Hamburgo hasta que me retiro, con 25 años, paso cuatro veces por el quirófano. Al final me pasa lo que le pasa a Del Potro ahora. Además a esto se le suma que yo, creo, y lo puedo decir, que tenía un potencial brutal técnico y táctico, sobre todo en tierra, pero me faltaba regularidad. Hay gente a la que las lesiones les hace más fuerte, como puede ser el caso de Rafa, que es un prodigio mental, en mi caso me hundían mucho. Yo tenía mala mentalidad, no era maduro. Yo en lugar de curarme mejor y trabajar mejor me llevaba a hacerlo peor. Me venía abajo.

¿Piensas alguna vez en lo que pudo ser?

Mejor ni pensar. La verdad es que mejor no pensarlo, porque hubiese sido muy bonito. Yo creo que siempre hubiese sido un poco irregular, por mi forma de ser y mi mentalidad, pero hubiese tenido picos muy buenos.

Roger Federer. No sé qué le quedará en el tenis ¿Qué se puede decir de él?

Voy a decir una cosa que se me acaba de ocurrir y que no ha dicho nadie antes. Para el tenis que tiene poco ha ganado. Me parece el top a nivel tenístico, lo tiene todo, la elegancia, el juego. Al final uno cuando es bueno en algo no potencia tanto lo otro. Federar en táctica o en técnica, tiene una movilidad espectacular, flota en la pista. Para mí es espectacular verle jugar. Lo único, pues eso, Rafa Nadal, que le salió, un zurdo, y le hizo mucho daño. Es la debilidad de Federer, la encontró Nadal.

De hecho todos recordamos a Federer llorando.

Le hemos visto llorando en Australia, porque ya tuvo que explotar. Le vino bien aquello, eso hay que echarlo.

Ya por último ¿es el tenista, por su deporte, más egoísta?

Sí, indudablemente, es que te obliga este deporte. Tu en muchas ocasiones en el fútbol ves jugadores que quieren ser el protagonista, el ego lleva a eso, pero es que el tenis te obliga a eso. El fútbol, te pide que pienses en el equipo, el tenis todo lo contrario, no te queda otra.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba