Deportes

"Veo con pena lo que pasa en TVE, yo espero que no cierre, pero viendo lo de Canal 9 o Telemadrid..."

Paloma del Río es una de las voces más reconocibles del deporte en Televisión Española. Pone énfasis en el deporte femenino, la gimnasia, el patinaje y también tiene responsabilidades como coordinadora de federaciones y patrocinios del ente. 

Paloma del Río.
Paloma del Río.

Paloma del Río es una de las voces emblemáticas de la televisión deportiva española. Está asociada a la gimnasia y el patinaje, pero también es responsable de muchos de los movimientos del ente desde su puesto en la dirección de deportes de la casa. Lleva 13 Juegos Olímpicos a sus espaldas, pero sigue emocionándose cuando suena el himno olímpico en la ceremonia de apertura. Ahora se ha propuesto escribir unas memorias contando sus vivencias periodísticas y analizándo la televisión pública en España. Para que el libro pueda ver a la luz necesita 250 compradores por anticipado. Quien quiera saber más de televisión y de lo que ha sido la explosión del deporte en los últimos 30 años puede comprarlo en la web de la editorial

¿Qué esperas de estos Juegos Europeos?

Han aprovechado un año preolímpico, en el que la competición es clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Río, pero en este caso los Juegos Europeos están en un terreno como de nadie. Han mirado muy detenidamente el calendario y en este mes de junio no hay nada verdaderamente relevante que pueda hacerles sombra. Es la creación de un formato nuevo, parecido a los Juegos Olímpicos, no tiene ni de lejos el calendario que tienen los Juegos, incorpora deportes nuevos, como el baloncesto 3X3, el kárate, que a ver cómo funcionan. Aprovechan un espacio sin pruebas importante, a los atletas les servirá para mantener la forma pero no deja de ser una nueva forma de vender el negocio de la venta de derechos televisivos.

¿Le ves futuro al evento?

Voy a ver como va al principio. Lo hacen en un lugar que tiene muchos recursos, pero no creo que se hagan siempre en el mismo sitio y vamos a ver si los países están de acuerdo en meterse en el gasto que supone un acontecimiento de este tipo. Si ya de por sí los Juegos Olímpicos cuestan mucho dinero, hay que explicarlos muy bien y cuesta mucho trabajo encontrar los recursos, con los Juegos Europeos será difícil. No sé que periodicidad tendrán, supongo que cada cuatro años, pero hay que ver si tiene interesados en organizarlos. A nivel deportivo no tienen ni de lejos la importancia de unos Juegos Olímpicos.

"Si por mi fuera se tendría en cuenta no solo el dinero sino también los derechos humanos para dar competiciones, pero eso no va a cambiar"

Es curioso que para hacer los primeros Juegos Europeos hayan elegido un país tan poco europeo, geográfica y políticamente, como Azerbaiyán.

Tienen mucho dinero. Su riqueza natural en petróleo, gas y todo este tipo de recursos les permite tener una cartera económica que no tenemos los demás países. Rusia, Azerbaiyán, Qatar… viven del petróleo y les sobra para mantenerse ellos y exportar. Me decía Olalla Cernuda, que está allí, que cuando sales un poco de Bakú y te vas a una excursión ves salir fuego por las ranuras del gas que se va filtrando. Eso es lo que nos diferencia. Tienen dinero, capacidad y para ellos es una puesta en escena internacional y un lavado de cara para muchas cosas, como pudo ser Pekín con los Juegos o Rusia con el Mundial. Acontecimientos grandes que desvían la atención y presentan la mejor cara de los países, que es la capacidad económica, pabellones brutales, que ya quisiéramos en algunas ciudades europeas. A mí me dan envidia los pabellones y la capacidad organizativa.

¿No deberían los que conceden este tipo de cita valorar, además de la capacidad organizativa, cuestiones como los derechos humanos?

Desde mi punto de vista personal sí, pero la realidad es que no lo hacen. En un momento dado no deja de hacerse una competición porque de una manera muy diplomática termina por decirse que eso son asuntos internos y que ellos a lo que van es a lo deportivo. El mundo es así, por mucho que a mí me parezca bien o mal eso no va a cambiar.

¿Qué opciones tiene España en el evento? ¿En qué nos tenemos que fijar?

Va mucha competición, van casi trescientos atletas españoles, en muchos deportes y nosotros en Televisión Española vamos a dar las retransmisiones que nos parecen más interesantes como son el ciclismo, la natación, la gimnasia, el triatlón, el mountain bike, el baloncesto 3X3, que ya se probó el pasado en los Juegos de la Juventud y es muy divertido, el típico juego al que todos hemos jugado, parecido al street basket o esgrima. La representación española es muy larga supongo que para muchos de ellos será una ocasión más de salir, competir, verse con los mejores o con los grandes de ese deporte. Yo espero que lo hagan bien, porque en Europa España es una potencia junto con Gran Bretaña, Italia, Francia, Alemania o Rusia, en fin, no va a haber mala competición.

En los últimos tiempos hay dos deportistas, el patinador Javier Fernández y la jugadora de bádminton Carolina Marín, que han conseguido ser líderes en sus disciplinas a pesar de haber nula tradición en España ¿cómo se explica esto?

Por el empeño personal de ambos, la dedicación y los sacrificios que hacen tanto ellos como sus familias. Tanto Carolina como Javier Fernández han tenido que dejar su país, que es España, y marcharse uno a Canadá y la otra a Indonesia para estar con los mejores. Pero por puro gusto, por puro amor y sabiendo que esa lucha que ellos tienen puede no convertirse en realidad. Pero aún así les gusta tanto su deporte que siguen adelante y hasta que no se ponen en la cima no reciben ayudas o patrocinios. Es una pena. La labor que hacen ellos ahora mismo, solo con el seguimiento del bádminton o de patinaje artístico, es muy buena para el deporte español. Les tienen a ellos como referencia, porque seguramente habrá muchos niños y niñas que quieran ser patinadores y muchos que quieran hacer bádminton porque han visto a Carolina y sus éxitos. Eso es ampliar el abanico de oportunidades en el mundo del deporte aun sabiendo que las grandes ayudas no van a ir para ellos, pero yo creo que ya es una cuestión de amor al deporte más que amor a la fama o a los grandes eventos. Si estás contento con lo que haces te da un grado de satisfacción enorme, y estar contento con lo que cada uno es vale mucho.

En los últimos años una de las grandes noticias en el deporte español es el boom del deporte femenino ¿es algo espontáneo o responde a algún plan concreto?

No creo que haya sido espontáneo y responde a muchos años de sembrar mucho y empezar a recoger ahora. Nos vamos a colgar una medalla, yo lo voy a hacer en nombre de Televisión Española, hemos tenido que ver mucho nosotros con Teledeporte. En Teledeporte nos hemos empeñado en que aparezca la figura del deporte femenino para que la sociedad sepa que además de deporte masculino hay deporte femenino, tan sacrificado y divertido, pero que no tenía la presencia mediática que tenían en los periódicos, en las radios o en otras cadenas de televisión. Nos hemos empeñado en ponerle cara al éxito del deporte femenino español. Si volvemos a Londres, de las 17 medallas 11 son conseguidas por mujeres y si ahora le haces la pregunta a alguien se acordará de alguna deportista como Mireia Belmonte o Ona Carbonell, pero no de otras muchas que estuvieron allí compitiendo y ganando medallas, no se acuerdan de Brigitte Yagüe o de Maialen Chorraut. Son deportistas que a pesar de todo siguen compitiendo, a pesar de todos los obstáculos. A mí eso me anima a que desde donde estoy, en la dirección de deportes, seguir peleando por el deporte femenino y por su visibilidad en Teledporte, que afortunadamente lo tenemos y lo tenemos 365 días al año 24 horas para ofrecerlo a aquel que quiera venir, sobre todo si es deporte femenino.

"En el éxito del deporte femenino hemos tenido mucho que ver nosotros, con Televisión Española y Teledeporte"

En los últimos años, con la crisis, TVE ha podido apostar menos por el deporte y también el CSD ha bajado sus subvenciones. Los resultados no parecen haber decaído, pero igual en un futuro cercano se notan estos años de recesión en la inversión ¿Es posible?

Es posible que esta generación que hay ahora mismo vaya agostándose y vaya cambiando, pero también es verdad que en este momento hemos tocado fondo y podría darse la circunstancia de que empezara a remontar la situación y eso supusiese mayores ayudas del CSD a las federaciones. También el CSD ha creado una comisión llamada Mujer y Deporte que ha conseguido rescatar un millón de euros para las federaciones con el fin de la promoción del deporte femenino. En esas están, llevan tres o cuatro meses instando a las federaciones para que hagan una campaña de deporte y mujer. Si cada federación hace un apoyo explícito y directo al deporte femenino recibirán una subvención, que hay un millón aprobado. Ese dinero va directamente al deporte femenino, de manera que si la situación económica mejora bien para todos, pero si sigue así por lo menos la parcela de mujer y deporte está salvaguardada con esa comisión.

Esta semana ha debutado la selección femenina en el Mundial de fútbol, que es el deporte más relevante de todos en el país ¿cómo influye eso en nuestro deporte femenino?

Nos ha costado mucho tiempo desde la dirección de deportes y en concreto a la directora de deportes, Yolanda García, que por primera vez es una mujer conseguir este Mundial. Ahora se están colocando las medallas muchas personas pero quienes realmente hemos peleado por ese Mundial de fútbol hemos sido Yolanda y yo. Nos ha costado mucho trabajo, sobre todo Yolanda ha tenido que hablar mucho con la FIFA para conseguir los derechos en un precio que pudiéramos pagar. El partido del martes tuvo casi un millón de espectadores de media y una cuota de casi el 5%, es un datazo. Si te pones a hacer la media de la cadena, salvo en acontecimientos grandes como el fútbol o el Giro… El espectador cuando quiere ver algo lo busca y la mayoría de las veces lo encuentra en Teledeporte. Es un éxito, me parece maravilloso que el España-Costa Rica haya tenido casi un millón de espectadores que buscan fútbol femenino, que no es solo fútbol, es futbol femenino y van a buscarlo. Creo que por ahí debemos seguir y nuestra labor es acceder a los contenidos de mayor categoría, un Mundial femenino lo es, por ahí tenemos que seguir. Teledeporte es la pantalla principal para esos que no tienen hueco apenas en otros sitios.

Llevas muchos años en esto y supongo que habrás visto mucho machismo, tanto en el deporte como en los propios medios de comunicación.

Uy sí, vamos. Sí, sí. Mira, la gente me conoce por la voz y aunque no me conozcan por la calle me han instado a hacer mis memorias. Estoy haciendo la promoción para poder publicarlas en septiembre y en esa promoción yo narro como llegué de becaria y una persona me mete mano, directamente. De los de aquí. Para esa generación de los años 80 con Olga Viza, Mari Carmen Izquierdo, María Antonia Martínez, Elena Sánchez… éramos bichos raros, mujeres que queríamos ser periodistas deportivas, en un mundo tan machista como el periodismo deportivo en una redacción en la que prácticamente todo eran hombres. Nosotras decidimos que queríamos estar aquí y que por qué no iba a ser así. Sigue existiendo, es que sigue existiendo, pase lo que pase este barniz va a ser difícil que lo quitemos, aunque afortunadamente han venido después hornadas de mujeres que quieren ser periodistas y periodistas deportivos y lo están consiguiendo. El machismo existe, sí, a veces tienes que oír los comentarios desde la grada con una falta de respeto y una falta de consideración hacia las jugadoras. Yo cuando escucho esas cosas me vuelvo muchas veces y pregunto si eso que dicen le gustaría que se lo dijesen a sus hijas. Claro, cuando ya los pones en la cercanía no gusta tanto, pero tú te sientes con la capacidad de insultar, decir, degradar… el otro día en la SER de Sevilla un chirigotero estuvo diciendo unas vulgaridades y unas barbaridades y decían que querían dar promoción al deporte femenino. La cosa maquiavélica del fin justifica los medios no me vale, era una grosería. Si lo que quiere es promocionar el deporte femenino esas vías son muy feas y muy vulgares.

"Cuando llegué de becaria a televisión una persona intentó meterme mano directamente. Claro que hay machismo"

Eres la voz de la gimnasia en España, se te asocia a esas retransmisiones que, además, tienen muy buena crítica ¿cómo te preparas para las competiciones?

Estudiando día a día. Mira, Gonzalo, soy la única periodista en España que lleva 13 Juegos Olímpicos, porque empecé en 1988 y he acumulado los de verano y los de invierno desde entonces. En 2012 nos premió el Comité Olímpico a los que llevábamos más de diez Juegos y entre todos los premiados yo era la única española. Nos dieron una antorcha en pequeñito. Ahora es más fácil, con Internet, pero cuando yo empecé no había casi documentación, no había revistas ni de gimnasia, ni de patinaje ni de nada y tienes que empezar a estudiar, saber los códigos, saber lo que ves, reconocer los movimientos. A veces me equivoco, claro, claro que me equivoco, tanto en gimnasia como en patinaje, pero la tensión de una transmisión no es lo mismo que desde casa. La gente que ha retransmitido conmigo ve la diferencia de estar juzgando de una manera a verlo tranquilamente con amigos. Estudio permanentemente, de manera continua, tienes que informarte, ver lo que hace cada uno y las competiciones que al espectador medio no le interesan. Tú tienes que seguirlas para saber qué han hecho los gimnastas o los patinadores antes de que llegue el campeonato del mundo, que es lo que más llama la atención. Es un estudio continuo, no puedes descuidarte porque en el momento de la transmisión tienes que tener todo el conocimiento acumulado en tu cabeza.

Este año se ha publicado, con gran éxito de ventas, un libro de Lola Lafon que relata la peripecia de Nadia Comaneci. Destacan los métodos casi tiránicos que se utilizaban en aquella época ¿siguen ocurriendo cosas así?

Eso fue en los años 70 y 80, eran muy estrictos, pero ese tipo de entrenamientos son de esas épocas y ya en aquella época en esos lugares se consentían cosas que aquí no se consentían. En la civilización europea no se consentían. En gimnasia rítmica yo sé que vinieron Emilia Boneva y Georgi, el coreógrafo estuvieron aquí, y no tenía nada que ver hasta donde podían llegar en España con lo que hacían en Bulgaria, por la rigidez y la disciplina. No te digo que les pegaran, pero bueno, sus entrenamientos eran más duros y aquí no se consentía. Emilia Boneva lo contaba y a ellos les parecía lo normal. Evidentemente las cosas han cambiado, y no te digo que el deporte de élite no sea disciplinado, que lo es, o duro, que lo es, pero esos métodos no se consienten, te pueden denunciar con el trato degradante. En su momento, sí, y lo que no vimos sería duro, pero el deporte de élite, sobre todo en gimnasia, que hablamos de adolescentes que empiezan con siete u ocho años, tiene algo de eso. Son deportistas profesionalizadas, hacen siete u ocho horas de entrenamiento y sobre los 20 años has acabado y tienes que insertarte en la vida civil. Es duro como todos los deportes de élite, yo supongo que a Mireia Belmonte le hará poca gracia levantarse a las seis de la mañana y meterse ocho horas en la piscina todos los días, pero los resultados distinguen al que lo hace.

En trece Juegos Olímpicos habrás vivido casi de todo ¿con qué te quedas?

Sobre todo con las medallas españolas. La primera de ellas que canté fue la del conjunto de rítmica en el 96 y yo no pensaba que ellas iban a ser capaces de ganar a las rusas y las búlgaras, fue tan emocionante. Yo con las medallas españolas en los Juegos de Barcelona, la de Carolina Pascual en rítmica, los oros de Gervasio Deferr o la medalla de Patricia Moreno en Atenas. A mí los Juegos Olímpicos me emocionan mucho, me parecen emocionantísimos, con españoles o sin ellos. Hay muy pocos deportistas que puedan vivir más de unos Juegos, porque el cuerpo cambia y se endurece. La hazaña de Almudena Cid de estar en cuatro finales es para reconocerla, lo que es ese sacrificio durante 14 o 15 años para la gimnasia y por eso se ha convertido en un símbolo.

"Cuando oigo el himno olímpico me emociono mucho y lloro, mis compañeros lo saben. Es un poco ñoño, pero qué le vamos a hacer"

¿Con tantas ediciones a tus espaldas sigue siendo lo mismo cuando te dicen que irás a los Juegos?

Me sigue emocionando, sigo llorando con el himno olímpico. La primera vez que me dijeron que iba a ir a unos Juegos, en Seúl, iba emocionada, pero luego una vez estaba allí vi eso tan inmenso, tan bonito... No me cansaré nunca de vivir los Juegos, ahora tengo la oportunidad, desde hace unos años, de estar preparándolos desde dos años antes y siempre tengo la incertidumbre de si iré y voy con la ilusión siempre de volver a vivir unos Juegos Olímpicos in situ. No te creas que se me pasa la emoción porque pasen los años, yo oigo el himno olímpico y me emociono mucho, y lloro y mis compañeros cuando hacen las retransmisiones conmigo lo saben. Es un poco ñoño, pero qué le vamos a hacer, yo soy muy sensible.

¿Puede haber algo más grande para un periodista deportivo que unos Juegos?

Yo creo que cualquier periodista deportivo tiene que aspirar a hacer lo mejor y, desde mi punto de vista, en el periodismo deportivo lo mejor son los Juegos Olímpicos y la final de un Mundial de fútbol. Yo estoy muy alejada del fútbol, porque me dedico a otra cosa, al deporte minoritario, al femenino y al paralímpico. Es como si haces política, el momento clave es una elección general, para los periodistas deportivos son esos dos. Otros igual tienen otra historia en la cabeza, pero yo creo que los Juegos y un Mundial de fútbol son los dos momentos más importantes del mundo del deporte.

Esto también tiene sinsabores, te has encontrado muchos casos sospechosos, dopajes y demás. Con tu experiencia ¿reconoces cuando ves a alguien que te genera dudas?

Sí, sí, sin duda. Hay cosas que no te caben en la cabeza, sabes que la naturaleza humana no permite eso. También es verdad que la gente es muy lista y corre más el que va por delante que el que persigue. Tú no tienes datos y no puedes asegurar que tal señor se ha tomado una u otra cosa, pero tú sabes que no es normal, no es de este mundo. Al que no le han pillado ahí queda y ahora, afortunadamente, hay mejores métodos para detectar esas cosas. Me parece tan injusto para los deportistas que no toman nada que queden relegados a un segundo, tercer o cuarto puesto porque los que se lo han tomado han quedado por delante de una manera poco honesta, por no decir falsa… Hay muchos deportistas que no toman nada, pero a otros no te los crees.

También hay mucha hipocresía, empezando por los propios medios, que no damos ni un segundo de respiro a gente como Johan Muhlegg pero parecemos más permisivo con otros positivos, como el de Alberto Contador.

Deberíamos ser igual de inflexibles con todos. Si a Johan Muhlegg le crucificamos ¿por qué no a otros? ¿qué tienen otros deportistas que no tenga él? Si han encontrado algo en tu cuerpo que no es natural, que no se puede tomar de otra manera que no sea una inyección o una pastilla no me vengas con la historia del té que te daba la santera, que decía Muhlegg, porque esto es de niños, muy naive. Si a un señor le han encontrado algo o lo justifica muy bien y queda meridianamente claro o nada. A Andreea Raducan le quitaron el título de campeona olímpica en Sidney porque el médico de la selección le había dado algo para el catarro y dio positivo por efedrina. Por mucho que justificara que estaba acatarrada porque eran en septiembre y tal, da lo mismo. Le detectaron la efedrina, pues positivo, si está en el libro de sustancias, fuera el título y expulsada de la villa. Pues ese es el rasero, en tu cuerpo no entra algo que no quieras tomar, ni inyecciones en filetes de cerdo ni otras historias. En tus análisis no hay nada que no te hayas tomado, no vengas con que el pollo tenía muchas hormonas, que no hay quien se lo crea.

"Si te encuentran algo que no puede generar tu cuerpo no hay más que hablar, fuera títulos y expulsado de la Villa"

La situación en Televisión española no es muy boyante, más bien al contrario ¿cómo se viven las vacas flacas?

Para los que vivimos aquí y somos parte de la plantilla de televisión, que yo lo soy por oposición, vivir la etapa que estamos viviendo ahora es difícil. Desde luego la mejor etapa de TVE está a nuestras espaldas, y la ley de financiación del año 2009 lejos de conseguir la estabilidad que pretendía lo que ha hecho ha sido volvernos locos y hacernos sufridores. Los recursos que calcularon con esa ley no los estamos recibiendo y dependemos de los presupuestos y de otra serie de partidas para salir adelante. Si esas partidas no llegan como acordaron cada vez el nudo del lazo está más apretado. No podemos acceder a contenidos deportivos que nos hubiera gustado tener y que me gustaría volver a tener, grandes acontecimientos como Roland Garros, la Champions, el Open de Australia, partidos de rugby de primera línea… cosas que hemos tenido que dejar a un lado porque no tenemos dinero, porque no nos lo subvencionan y la ley de financiación nos ahoga. Yo lo veo con pena y eso se traduce en inquietud general en la casa. Yo espero que Televisión Española no desaparezca, porque es la televisión pública, pero viendo lo que ha pasado en otros canales como Canal 9 o Telemadrid… espero que no llegue ese momento, pero cada vez las cosas están más complicadas y por mucha imaginación que le echemos para tratar de obtener y tener contenidos interesantes, nos cuesta mucho trabajo. Quien tiene la llave de la caja fuerte no la abre, ni a nosotros, ni a programas, ni a nadie. Con los mimbres que tenemos hacemos la televisión que podemos, no podemos hacer más.

¿Lo nota más deportes que otras áreas por aquello de llevar contenidos premium, que son muy caros?

Sí, es muy difícil, nosotros jugábamos con las reglas del juego que teníamos, que era que una parte del presupuesto general, un 10%, se destinaba a compra de derechos. Ese presupuesto era de 1.100 millones. Con la crisis empieza a bajar el presupuesto y ese porcentaje empieza a bajar a bajar y a bajar y cuando adecuas tu presupuesto a algo viene otro y te dice que tienes que seguir bajando. Incluso cosas que antes eran impensables. Los grandes productos premium son muy caros, la Champions, los Juegos, la selección o los mundiales cuestan un dinero que no tenemos y como la vía para ello es aumentar los presupuestos y otras tasas no tenemos otras. No está en nuestra mano, está en la del Parlamento, los que inventaron esa ley serán los que nos permitan más dinero para poder hacernos con esos derechos.

De esas competiciones aún quedan los Juegos Olímpicos, que llevan toda la vida en TVE ¿es posible que en un futuro deje de ser así?

No lo sé, pero espero que no, mi esperanza es que no. Quiero que sigamos siendo la televisión olímpica, pero he visto otros productos premium en esta casa que ya no están. Supongo que será el futuro y la capacidad económica que tengamos la que nos permita seguir optando. El COI siempre quiere que lleguen a la mayor cantidad de público, y eso se consigue a través de las televisiones públicas, no a través de las de pago que requieren un desembolso por parte de los espectadores. Teledeporte es la pantalla ideal y espero que podemos seguir así.

"Mi esperanza es que en un futuro Televisión Española siga siendo la televisión olímpica, pero he visto otros productos premium en esta casa que ya no están"

Has hecho, fundamentalmente, deportes minoritarios ¿te hubiese gustado dedicarte al fútbol, al baloncesto o al tenis?

Bueno, en tenis estuve tres años, cuando empezó Teledeporte en el año 1994, los tres primeros años con José Luis Arilla y Andrés Gimeno los hice yo. Lo que pasa es que la gente no se acuerda, porque he hecho tantas cosas… Cuando creció el canal me quedé con lo que hacía de siempre, gimnasia y patinaje. Hace dos años tuve que hacer una suplencia en tenis y la gente se sorprendió, pero lo hice tres año. En ese momento Teledeporte no eran tan accesible. Me gustan mucho más los deportes individuales, me costaría más hacer un fútbol o un baloncesto quizá porque tengo el ojo entrenado para los deportes individuales. Tenis no me preocupa, si tuviese que hacerlo la haría.

Hablabas antes de la opción de hacer un libro de memorias contando tus vivencias ¿cómo va el tema?

Estoy en campaña de promoción del libro. Yo cuento mi vida personal, son anécdotas deportivas, con gimnasia, prólogo de Almudena Cid. Esa campaña termina el 9 de jullio y necesito 250 personas que apoyen el proyecto, no solo moralmente. Si llego a esos apoyos ese libro se editará y saldrá en septiembre. Ahí cuento la decadencia de TVE, de lo que yo he vivido, de nombres míticos y presentadores, de la experiencia en Juegos, de mi vida personal, de una mujer que lucha, emprendedora que empezó de enfermera y terminó haciendo esto. Me encantará poder publicarlo. Es un sistema muy moderno, ellos no se meten en el berenjenal si no ven que hay interés. Si no devuelven el dinero, no se meten en gasto que no puedan asumir. Desde ocho euros puedes comprar el libro electrónico.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba