Deportes

Garry Monk, de pelearse con Chico en un entrenamiento a terminar con el famoso 'Spanish Swansea'

El que fuera central y ahora entrenador del equipo galés en sustitución del destituido Laudrup tiene apartados a Cañas y Pozuelo y ha dejado salir a Michu, cedido al Nápoles, y Pablo Hermández, vendido a Qatar. 

Hubo un tiempo no muy lejano en Gales en el que un equipo de la Premier tenía más jugadores españoles en su plantilla que la mayor parte de los equipos de la Liga. Era el Swansea, de la ciudad que, hasta entonces, se conocía por ser el lugar de origen del poeta Dylan Thomas o, a nivel futbolístico, en la que John Toshack logró ascender a su equipo de Tercera a Primera divisón en tres años consecutivos.

La llegada en 2007 de Roberto Martínez como técnico, ahora en el Everton, supuso el nacimiento de la armada española, el primer Spanish Swansea. Entonces Rangel –aún en el equipo-, Orlandi y Bauzá se unieron a otros jugadores peninsulares para lograr casi ascender a la Premier tras llegar lanzados de la Football League One. En primavera de 2011, a las órdenes de Brendan Rodgers –inquilino actual del banquillo del Liverpool- consiguió alcanzar la Premier League.

Un curso después llegó Michael Laudrup a dirigir al cuadro galés y con el danés se produjo el primer trasvase de jugadores españoles que se unían al catalán Ángel Rangel, quien continuaba desde los tiempos modestos. Así llegó Michu, del Rayo, y Chico, del Mallorca, ambos por 2,5 millones de euros, y Pablo Hernández, por 7 millones del Valencia. Ellos formarían la columna vertebral de un bloque ganaría en febrero su primer título de la historia, la Capital One, ante el Bradford en Wembley. El carballón Michu logró uno de los goles, que se sumaba a los 17 logrados en la Premier. Ese mismo verano el Swansea descartaba una propuesta del Arsenal cercana a los 30 millones por el ex del Oviedo, Celta o Rayo.

En el Liberty Stadium, donde cada vez se veían más banderas españolas y gritos de ánimo en castellano, se frotaban las manos con la apuesta de Laudrup que, al inicio del siguiente curso, volvía a mirar a la península para firmar otros cuatro jugadores que sustentaran su filosofía. Así, Cañas y Pozuelo, del Betis, Jordi Amat, que había jugado en el Rayo aunque cedido por el Espanyol, y Álvaro, cedido por el Getafe, se unían al plantel galés.

Pero el curso de la temporada no siguió los mismos parámetros que la precedente. A la lesión de Michu le siguió una irregularidad del plantel que desembocó con el cese de Laudrup, en febrero de 2014, y el paso del césped al banquillo, al estilo Luis Aragonés, de Garry Monk, central del equipo. Precisamente Monk había protagonizado en enero una pelea en los entrenamientos con Chico que hizo que la policía incluso apareciera por la ciudad deportiva del Swansea ante el cariz de la situación.

Y con Monk comenzó a desaparecer el Spanish Swansea. Ni Cañas, ni Álvaro, ni Pozuelo disputaron los últimos partidos de la campaña desapareciendo incluso de las citaciones –Álvaro ha regresado al Getafe tras su cesión-.

Este verano, con el comienzo de la temporada en curso, Monk dejó muy claro sus intenciones con los jugadores españoles. Cañas y Pozuelo se entrenan en la ciudad deportiva tras ser descartados del plantel mientras sus compañeros realizan una gira por Estados Unidos. Michu, tras descartar ofertas del Stoke City y West Ham, ha sido cedido de forma gratuita al Nápoles –paga su salario-, en una devaluación en un año que a alguno en el club le harán rasgarse las vestiduras. Pablo Hernández ha sido vendido por casi 5 millones de euros a un cuadro catarí, el Al Arabi.

Quedan en la disciplina galesa Rangel, mimetizado en la ciudad en su séptima campaña consecutiva, el central Amat, y Chico, precisamente el único que le ha plantado cara a Garry Monk y un referente para una grada que le idolatra –aún le recuerdan de torero en el festejo en Wembley de la Capital One-.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba