Liga de Campeones

El Sevilla da un gran paso hacia los octavos de final

Los jugadores del Sevilla celebran el gol de Nasri.
Los jugadores del Sevilla celebran el gol de Nasri. EFE

El Sevilla FC ha cosechado su segunda victoria consecutiva fuera de casa ante el Dinamo de Zagreb (0-1) en la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones gracias a un gol de oportunista de Samir Nasri que dio a los hispalenses una ventaja corta después de haber llevado la manija del duelo desde el minuto uno y seguir así de cerca los pasos de la Juventus de Turín, que mantiene su liderato pese a no romper el empate a puntos en la cabeza del Grupo H.

Los andaluces, que el pasado sábado pusieron fin a una pésima racha de más de un año sin vencer en Liga lejos del Ramón Sánchez-Pizjuán, sumaron en Europa su segundo triunfo consecutivo actuando como visitantes, también haciendo olvidar una temporada aciaga con sólo una victoria fuera de casa en competición continental. Un solitario gol de Nasri fue suficiente para sumar la segunda victoria en 'Champions', una competición de la que hasta la fecha han sacado petróleo de sus dos únicos tantos.

Los locales no tuvieron problema en regalar la responsabilidad de la creación para buscar el contragolpe, pero el dominio sevillista, que se reflejó con el 73% de posesión al término de los primeros 45 minutos, apenas dio respiro al conjunto de Ivaylo Petev. En el esquema nervionense, Nasri adquirió una relevancia especial sirviendo de enlace con la delantera, y su actuación terminó siendo decisiva.

El futbolista propiedad del Manchester City se desinfló dotando de balones a unas bandas con un protagonismo vital. Tanto Mariano por la derecha como Escudero por la izquierda dieron a su equipo una profundidad esencial y fueron un auténtico quebradero de cabeza para la zaga croata.

Con el Dinamo agazapado y exprimiéndose al máximo en cada disputa, Nasri recompensó el monólogo de los actuales campeones de la Europa League con una diana que dio alas cuando la primera mitad llegaba a su fin. El galo metió la puntera para desviar lo justo un centro lateral y pillar desprevenido al arquero, que había salido a blocar el envío.

A pesar del contratiempo, los balcánicos no modificaron su plan inicial, aunque solamente Fiolic pareció buscar las cosquillas a los rojiblancos con rápidas ofensivas tras incorporarse desde el banquillo por la lesión de Antolic.

El dominio del Sevilla abrumó el Maksimir, aunque el fallo en la definición de ocasiones cantadas, como un mano a mano de Vietto a escasos metros del arco que se marchó desviado de forma incomprensible, sembró las dudas en el conjunto español.

Conscientes de ello, los actuales campeones de la Liga y la Copa de Croacia dieron sus primeras muestras de vida en el área defendida por Sergio Rico en los compases finales. El Dinamo rondó la suerte del gol en varias acciones de manera casi consecutiva, dando clara muestra de que la renta cosechada era corta por lo visto sobre el césped y mostró el abismo a los sevillanos, que optaron por refugiarse con la pelota en los pies en un tramo definitivo en el que evitaron así mayores sobresaltos.

Pese a haber llevado el timón del encuentro de principio a fin, solamente Nasri estuvo acertado de cara a portería para materializar un 0-1 que bastó para que el Sevilla siguiera la estela de la Juventus de Turín en la parte alta del Grupo H, acechando el liderato en segunda posición aunque igualados en puntuación. Mientras, el Dinamo de Zagreb se mantiene hundido en la clasificación sin haber estrenado aún su casillero de puntos ni de goles a favor.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba