Deportes

Renovación de Ramos: quiere cobrar como Bale y Florentino le señala con 'sus' medios

El central descarta la primera oferta del club en la negociación para renovarle y comienza la campaña para descareditarle en los medios afines al presidente.

Sergio Ramos, blanco de las críticas de los medios afines a Florentino.
Sergio Ramos, blanco de las críticas de los medios afines a Florentino.

La renovación de Sergio Ramos ha comenzado con los ánimos crispados y mucha distancia entre el jugador y el club. El Real Madrid ha realizado una oferta al sevillano que está muy lejos de las pretensiones del jugador, lo que ha provocado que el futbolista se levantase de la mesa y se marchase seriamente disgustado. Un primer contacto negativo que aventura una negocación larga y tensa. 

Ramos entiende que por jerarquía (es el segundo capitán del equipo tras Casillas), por rendimiento (sus goles fueron fundamentales para la consecución del título de la Champions con el gol decisivo en la final de Lisboa que posibilitó la conquista de la Décima, entre otros) y por compromiso, sólo debe cobrar menos que Cristiano Ronaldo. Más allá del dinero, el de Camas plantea sy renovación analizando su rol en el equipo. La oferta que ha recibido Sergio le sitúa por debajo de Cristiano Ronaldo (17 millones de euros más incentivos), Bale (11), Benzema (8 millones) y Casillas (6). Y el jugador se niega a aceptar un sueldo inferior al de Casillas, Benzema y, "como mínimo igual al de Bale". El galés, último 'capricho' de Florentino, no ha demostrado todavía el estatus que se le atribuye. 

A eso se ha sumado algo ya habitual en el modus operandi de Florentino. Sergio Ramos ya ha sido blanco de las críticas vertidas por uno de los programas de cabecera del presidente, 'Jugones', que presenta Josep Pedrerol. El presentador arrancaba el día después de la eliminación de los blancos en Copa sin rodeos: "Sergio Ramos, el gran culpable de la eliminación del Real Madrid en la Copa del Rey".No sorprenden las críticas del programa hacia quienes no comulgan con las decisiones y tesis de Florentino. Iker Casillas es un buen ejemplo de ello. 

Sergio Ramos tiene contrato hasta junio de 2017 y su aspiración es concluir su carrera en el Real Madrid. Sin embargo, el sevillano también sostiene que ese puede ser el último gran contrato de su carrera futbolística y que se ha ganado una sustanciosa mejora salarial. Especialmente por su ascendencia sobre el vestuario, ahora que la figura de Casillas pierde peso, y gracias a su participación decisiva en la recta final de la pasada temporada. 

Ramos ya mandó un mensaje en Navidad a Florentino, cuando comentó que "los que marcan goles, ganan pasta". En referencia a sus goles ante el Bayern en las semifinales de Champions, su gol en la final de Lisboa o los tantos anotados en el Mundialito de Clubes. Aquel recado no hizo nada de gracia al dirigente, quien se lo ha tomado como una afrenta de Sergio, con quien mantenía buena relación hasta que ha comenzado a enviar mensajes cifrados sobre su renovación. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba