Deportes

VI Naciones (II): Los orcos del norte miran al sur

Año de Mundial. Irlanda y Gales son favoritas en un rugby europeo que se está 'antipodizando': ritmo frenético, rucks involucrando poca gente, aperturas y medio melés 'anabolizados', centros percutores, ball carriers en delantera, kicking game...

Los capitanes de las selecciones participantes en el VI Naciones 2015.
Los capitanes de las selecciones participantes en el VI Naciones 2015.

Año de Mundial, ergo VI Naciones mirando al sur. Las selecciones del hemisferio norte llevan años 'antipodizando' su rugby: ritmo frenético, rucks involucrando poca gente, aperturas y medio melés 'anabolizados', centros percutores, ball carriers en delantera, kicking game atrás... En este rugby huracanado que proponen, son favoritos, por ser lo más sureños (y por el calendario), Gales e Irlanda.

Los verdes han mudado de piel con la llegada del neozelandés Joe Schmidt, nacionalidad que comparte con el seleccionador de Gales, Warren Gatland. Los irish tienen, sin duda, el equipo más adaptado a jugar ese tipo de rugby. Delanteros de pies rápidos, terceras masivos, medios fuertes y tres cuartos poderosos. Por eso ganaron a Australia y Sudáfrica en noviembre. Gales tiene tres cuartos de primer nivel mundial, como su back row, pero la bisagra no está a la altura. Priestland tenía cabeza y manos de apertura antiguo. Y cuerpo, lo que le ha lastrado en forma de lesiones. Por eso Gatland apuesta por la pareja de los Ospreys, Webb y Biggard, dos medios solventes en la batalla. Su victoria sobre Sudáfrica ha devuelto la confianza al grupo, por lo que si ganan a Inglaterra en el partido inaugural, serán favoritos ya que recibirán en el Millenium a Irlanda. Aún perdiendo ante el XV de la rosa serán peligrosos como un animal herido.

Irlanda ha mudado su piel con Joe Schmidt y presenta un ejército con delanteros de pies rápidos, terceras masivos, medios fuertes y tres cuartos poderosos

A Inglaterra le llega en mal momento este VI Naciones. Después de los magníficos 2012 y 2013, han cerrado un 2014 lleno de sombras e incertidumbres con seis derrotas y seis victorias. A eso se suma la plaga de lesiones que sufre: Launchbury, Lawes, Parling, Farrell, Ben Morgan, Tuilagi, además de los renqueantes Wood, Eastmond, Barritt y Wilson. Ford tendrá una nueva oportunidad con la camiseta número 10, pero su buen pie sigue lastrado por una endeblez que convierte su canal defensivo en una autopista para los centros rivales.

Francia es una incógnita. Phillip Saint-André suma un balance intolerable de 17 derrotas y 13 victorias y se ha visto obligado a tirar de nacionalizados por el elevado número de extranjeros que juegan en el Top 14. A seis meses del Mundial, Francia parece haber resuelto el asunto de los medios 'afrancesando' al bok Kockott y echando mano del vasco Camile López, un 10 de 95 kilos, coz de burro y manos rápidas. Van a sufrir en melé, por su primera, y en touch, por su segunda. Si quieren champagne pregunten por Fofana, animal en vías extinción que vive rodeado de búfalos.

Escocia también mira al sur, con la elección del neozelandés Vern Cotter como seleccionador. El ex técnico de Clermont ha transformado a Escocia, que ha pasado de ser una manada de orcos a ser un ejército de elfos. Ahora juegan todos los balones, meten un ritmo infernal a los partidos, son más verticales que nunca y prefieren la audacia a la épica. Un síntoma es la elección del menudo Craig Laidlaw como brújula del equipo desde la posición de 9 (y medio). Atrás mandan los Glasgow Warriors de Towsend, que suman hasta ocho tres cuartos, con Hogg y Visser al mando. Delante los hermanos Gray negocian el aire y Corwan, Hartley y Denton, el suelo. Escocia, jamás pensé que escribiría esto, tiene flair.

Escocia ha pasado de ser una manada de orcos a ser un ejército de elfos 

Por último una Italia que sabe que Bruynel partirá al final de año y aspira a recuperar viejas sensaciones. Después de un 2013 ilusionante, en 2014 han sumado un triunfo en 14 partidos. Por buscar algo a lo que agarrarse, invita al optimismo la nómina de jugadores que militan en grandes ligas: Castrogiovanni (Toulon), De Marchi (Sale), Ghiraldini (Leicester), Furno (Newcastle), Barbieri (Leicester), Parisse (Stade Français), Allan (Perpignan), Masi (Wasps), McLean (Sale)... Pero deben elegir si van a setas o a rolex. A delantera o a tres cuartos. Lo cual es un error de partida puesto que hace años que el rugby es masivo y los delanteros corren mientras los tres cuartos pegan. En la tercera jornada se medirá a Escocia en el partido que marcará su sino en el torneo. En el Mundial será rival de grupo de Francia e Irlanda, algo a tener en cuenta.

Y así llega este VI Naciones en el que los himnos recuerdan que los partidos son batallas que se libran en nombre de los que ya no están. Hace tres años que Inglaterra no gana el torneo y cinco que no lo hacen los franceses. Ambos se resisten a mirar al sur porque el orgullo y el escudo pesan. Inglaterra se aferra el mejor ruck'n roll del mundo. Francia, sin embargo, se ha quedado sin burbujas. El rugby ha dejado de ser ese deporte en el que los delanteros ganaban los partidos y los tres cuartos decidían por cuánto. Hagan acopio de cerveza en la nevera. Comienza el rugby...


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba