Deportes

La dimisión de Rosell, el indulto para Del Nido... y los ocho años de cárcel que piden en Brasil para el catalán

Casi al mismo tiempo que Sandro Rosell presentaba su dimisión "irrevocable" como presidente del FC Barcelona y se conocía que Villar, Tebas y hasta 27 presidentes de Primera y Segunda habían pedido el indulto para Del Nido, en Brasil se hacía efectiva la petición de ocho años de cárcel contra el ya ex máximo dirigente culé. Toda una paradoja, sí.

Ex representante de Nike -patrocinador del Barça, Brasil... y Neymar- en el país sudamericano y amigo personal del expresidente de la Federación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, Rosell está siendo investigado por la Fiscalía brasileña por un presunto fraude en dos procesos judiciales donde él es el acusado.

A diferencia del asunto Neymar, aquí no hay ningún socio 'cojonero' que se ha querellado contra su presidente para saber las verdaderas cuentas del fichaje del crack brasileño y ahora dice que le "haría ilusión" que el juez archivara el caso.

Tampoco en Brasil se puede acusar a la 'caverna' de querer desestabilizar, ni al juez del ser socio del Real Madrid y, puestos a hablar del conjunto blanco, hablar de adversarios celosos por que no pudieron fichar a Neymar como hicieron con Di Stéfano...

Resulta que en Brasil, que no en Madrid, el ex presidente del Barça puede ser condenado a ocho años de prisión por falsedad documental y por beneficiarse económicamente de contratos sin adjudicación para promover el amistoso de la selección brasileña contra Portugal en 2008. 

El ex dirigente azulgrana está bajo investigación también por nuevas denuncias desveladas en el 2013 por la prensa brasileña. Rosell es acusado de recibir parte del dinero pagado a la CBF por selecciones de todo el mundo por enfrentarse a la de Brasil. Los fondos desviados eran ingresados en cuentas de empresas a su nombre con sede en Estados Unidos y en el paraíso fiscal de Andorra. 

Cabe recordar que Teixeira fue obligado a renunciar de la CBF por varias denuncias de corrupción y enriquecimiento ilícito durante sus 23 años como máximo mandatario del fútbol brasileño. Pero, antes de dimitir, Teixeira presuntamente dejó atado el sistema de desvío de fondos antes de que dejara su cargo para que Rosell siguiera recibiendo el dinero de estos amistosos hasta 2022.

Es decir, que son muchos los negocios entre los dos dirigentes que están bajo sospecha de la justicia brasileña. Teixeira tuvo que dimitir como presidente de la CBF y ahora ha sido Rosell quien ha dimitido como presidente del Barça. Falta por saber si finalmente el empresario catalán es condenado. Sin embargo, y tal y como ha sucedido con el ex presidente del Sevilla, José María del Nido, siempre habrá colegas dispuestos a pedir su indulto.

Por cierto, José Luis Núñez, con condena de prisión recurrida y pasaporte retirado, Joan Gapart, a quien la Generalitat sostiene su empresa, y Joan Laporta, que usó el club para sus turbios negocios en Rusia, también abandonaron la presidencia del Barça por la puerta de servicio. Es decir, tras servirse de Barça, algo que para ello sí que fue más que un club.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba