Deportes

¿La mejora física por la profesionalización ha convertido al rugby en un deporte aburrido?

Las defensas triunfan sobre los ataques, desciende el número de ensayos y los partidos se resuelven con las patadas a palos.

Imagen del partido Irlanda-Inglaterra.
Imagen del partido Irlanda-Inglaterra.

Hace meses que el mundo del rugby mira con intranquilidad el desarrollo del deporte. La descomunal evolución física ha convertido los partidos en choques titánicos en los que las defensas están ganando la batalla a los ataques porque los jugadores son más fuertes, más rápidos y los espacios se hacen más pequeños. 

Steve Hansen, seleccionador de Nueva Zelanda y ex técnico de Gales, se encuentra estos días de visita en el hemisferio norte presenciando partidos del Seis Naciones. El kiwi está siguiendo partidos de posibles rivales en el Mundial, que comenzará en septiembre en Inglaterra. Hansen ha concedido una entrevista al diario Wales OnLine analizando su visión del torneo y una interesante valoración sobre el rumbo que ha tomado el rugby actual. 

Hansen se mostró “muy preocupado por el juego en este momento. No se marcan suficientes ensayos. Creo que hay una responsabilidad de los entrenadores y los jugadores. Estamos tratando de obtener líneas defensivas realmente rápidas y creo que probablemente hemos ido demasiado lejos con ellas".

“Tenemos una responsabilidad con el juego. Si no hacemos eso, no vamos a tener ninguna evolución del rugby. Sólo se marcaron tres ensayos en los dos partidos que he presenciado durante el fin de semana. Nadie está dispuesto a asumir riesgos. Si queremos animar a la gente a ir a ver los partidos, entonces hay que anotar más ensayos para que ello ocurra”, declaró Hansen. 

"Podemos quedar cegados por una lealtad a nuestro equipo o podemos decirnos a nosotros mismos: ¿es este realmente el juego que queremos? Si no nos ocupamos de él, entonces vamos a tener partidos de rugby muy aburridos. Estamos a punto de entrar en un momento decisivo para nuestro deporte que es la Copa Mundial. Habrá millones y millones de personas que verán los partidos y todo lo que verán son patadas a palos”, advirtió el seleccionador kiwi.

En el rugby en este momento está todo orientado a las defensas, haciendo cosas que inhiben el juego de ataque sin importar de qué se trata. Tenemos que cambiar la dirección, de lo contrario nuestro juego se convertirá en un deporte más negativo que positivo”, sentenció finalmente. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba